alquilar-casa-rodajes

¿Imaginas ver tu casa en el cine? ¡Qué emoción! Sin embargo, alquilar tu casa para rodajes tiene sus pros y sus contras. Te explicamos todos en las próximas líneas para que puedas valorar, con una opinión bien formada, si te interesa o no alquilar tu piso o chalet a una productora.

La jornada se paga muy bien

Los precios de la jornada de alquiler de casas para rodajes son bastantes altos. En función del tipo de vivienda se puede pagar entre 1.500 y 3.000 € al día. Por algunas residencias de lujo se puede cobrar hasta 6.000 € por jornada de trabajo, pero por otras más humildes solo se cobran unos 1.000 €.

La productora se encarga de todo

En principio, la productora debe tener un seguro que cubra cualquier desperfecto que pueda ocasionar la grabación. De todas formas, no está de más que tengas contratado un seguro de alquiler para tener cubierta cualquier eventualidad que pueda surgir durante el rodaje.

Tienen que ordenar antes de irse

Por mucho que puedan elegir tu casa para rodar la escena de una película, un anuncio o una serie, seguramente querrán cambiar la distribución y decoración. Por tanto, lo más probable es que muevan estanterías, sofás y demás mobiliario.

Las principales ventajas de alquilar tu casa para rodajes es lo bien que se paga y la emoción de ver tu vivienda en series y películas.

Se supone que todo debería quedar tal y como lo encontraron una vez dejen la vivienda, pero asegúrate de que todo está en su sitio antes de que los trabajadores salgan por la puerta. ¡No vaya a ser que tengas que ordenar todo luego sin ayuda!

Ver tu casa en televisión

¡Qué orgullo! Ver tu casa en series o películas de televisión es fantástico, sobre todo cuando tienes la posibilidad de compartirlo con tus amigos o familiares. Poder decir esa es mi piso es una sensación estupenda. Además, ¡multiplica el valor de tu vivienda! ¿Quién no querría vivir en la vivienda de su peli favorita?

Desventajas de alquilar tu casa para una película

La casa puede sufrir daños

Estamos hablando de que en tu piso va a meterse todo un equipo de trabajo que se va a pasar largas jornadas en tu vivienda. Aunque se supone que la productora se encarga absolutamente de todos los desperfectos gracias a la contratación del seguro, hay que mirar muy bien la letra pequeña para tener claras las coberturas.

Además, aunque realmente se cubran los daños que haya podido sufrir el inmueble (imagina que quieran alquilar la casa para rodajes de películas de acción, por ejemplo), ¿cuánto tiempo tardarán en repararlo todo? Revisa que esos datos estén previamente reflejados en el contrato para evitar contratiempos.

Por otra parte, te aconsejamos que, al igual que se hace con los alquileres convencionales, crees un inventario del piso y lo incorpores al contrato. Así, si falta algo en la vivienda cuando los trabajadores se marchen, lo podrás reclamar.

Necesitas una segunda residencia

Si no posees una segunda residencia y alquilas aquella en la que sueles vivir, ¿dónde te quedas esos días? Intenta tener una solución alternativa para las jornadas en las que los trabajadores van a estar en tu casa. Además, conforme pasan los días, las necesidades pueden cambiar y la productora puede solicitar rodar algunas escenas más.

Es un alquiler muy puntual

Asegúrate de que la productora va a cubrir todos los gastos de desperfectos y facturas y que, por escrito, se establezca cuándo se van a pagar.

En caso de que quieras arrendar una segunda casa que tengas en propiedad para rodajes, nadie te garantiza que durante todo el año haya proyectos audiovisuales que necesiten una vivienda como la tuya. Por tanto, si lo que quieres es un alquiler recurrente y seguro, quizá lo mejor es buscar un inquilino que pague mes a mes.

Las facturas de la luz suben

Los rodajes se llevan a cabo con un equipo técnico muy potente que consume una gran cantidad de energía eléctrica. Además, al estar todo un grupo de personas trabajando dentro de tu piso durante largas jornadas, la factura del agua también puede dispararse.

Ten muy presente que en el contrato debe especificarse que la productora se hará cargo de esos gastos. También asegúrate de que aparece por escrito el momento en el que te van a pagar dichas facturas.

¿Qué es lo que buscan las productoras?

Teniendo en cuenta que la incorporación de cámaras y profesionales del mundo audiovisual requiere de un espacio mínimo de trabajo, las casas que suelen buscar las productoras están entre los 90 y los 120 metros cuadrados.

En cuanto a equipamiento y comodidades, se busca un poco de todo, desde casas de lujo a pisos de clase media. De hecho, se necesitan tanto viviendas como garajes, trasteros o patios de comunidades. Al fin y al cabo, en las películas aparecen muchos escenarios diferentes, ¿no es así?

Ahora que ya sabes los pros y los contras de alquilar tu casa para rodajes de televisión, ¿qué decides? Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos y familiares te ayuden a decidirte.