alquiler-corporativo

El alquiler corporativo está en auge en España. Las empresas apuestan por arrendar pisos para sus empleados en vez de pagar un hotel. Un fenómeno que no solo beneficia a la empresa sino al propio propietario que puede ganar hasta un 15% más.

Alquilar una habitación de hotel para un empleado es más caro que alquilar un piso. Dependiendo de las ciudades, la noche de alojamiento en un hotel puede suponer los 100€, mientras que un apartamento puede costar la mitad. Además, el piso ofrece al empleado mayor independencia y comodidades añadidas como el espacio, los servicios o la ubicación.

Ventajas del alquiler corporativo

Supone numerosas ventajas para el propietario. No solo evita la elevada rotación y el alto coste de mantenimiento del alquiler turístico, sino que el cliente paga bien y a tiempo.

  • Menor riesgo que en el alquiler tradicional.

El perfil de inquilino de este tipo de propiedades, suele ser un huésped de perfil medio-alto, que está desplazado por su empresa o por motivos profesionales en la ciudad, por lo que el riesgo de impago se minimiza frente al alquiler tradicional.

  • Ingreso fijo mensual.

Frente al alquiler turístico, esta es una gran ventaja del alquiler de viviendas corporativas. El propietario sabe la duración aproximada de la estancia del huésped en su vivienda, y la previsión de ingresos fijos por meses que va a obtener por alquilar su propiedad.

  • Completa gestión.

Comercialización y puesta a punto de la vivienda, preparación y firma del contrato, recepción del inquilino, mantenimiento continuo de la propiedad, control del cobro mensual, gestión de limpiezas, revisión de inventario, encontrar al huésped correcto, entre otras tareas. De todo ello se encargan empresas especializadas en estos servicios.

Alquileres de alto standing

Además de los alquileres a empleados, se ha notado un auge en los alquileres de alto standing. Pisos de lujo para altos directivos de multinacionales que buscan zonas exclusivas en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona. Generalmente en el centro y en los barrios más vanguardistas.

Y es que cada vez son más los ejecutivos que prefieren alojarse en un apartamento o casa con encanto donde además de tener la independencia propia de un piso, pueden contar con todo tipo de lujos para su estancia. Áticos con visitas, terrazas equipadas con piscinas, casas con jardín… Este tipo de alquileres tiene una duración media de 6 meses.

Y, si después de analizar el alquiler corporativo en España, te interesan otros temas, no te pierdas las noticias más novedosas del sector. Suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie.