baño-integrado-en-dormitorio

Los baños integrados se han vuelto una opción muy recurrida. Son el complemento casi indispensable del espacio personal del dormitorio. Hacen posible disfrutar más intensamente de la intimidad, sobre todo cuando hay otros habitantes en la casa.

Los baños integrados son mucho más que baños. Despertar, ducharse, vestirse, desvestirse, relajarse en una bañera (¿o prefieres solo ducha?) dentro de ese ambiente personal integrado, permite el relax. Es como sentir que “por fin estoy en mi espacio completo”.

Decorar un dormitorio con baño: ¿Qué tener en cuenta?

Es conveniente planear detalladamente la decoración de los baños integrados. Sus características arquitectónicas y la relación con el dormitorio son factores importantes.

  • Integración total

Es el caso en que los baños son una prolongación del dormitorio. Se consideran adecuados para personas que viven solas. Los ruidos que se producen (ducha, cisternas, secador de cabello…) invaden la habitación y pueden molestar a otros.

Suele delimitarse el espacio del baño con una media pared que puede servir de muro de cabecera de la cama. Así, la zona baño quedará detrás de la zona dormitorio.

La decoración del baño y la del dormitorio debe concebirse como un todo, tanto en diseños como en colores y accesorios. Visualmente constituye un solo ambiente.

Un asunto importante en estos baños integrados completamente al dormitorio es la iluminación. Son muy apropiadas las luces indirectas y los focos regulables.

  • Integración parcial

El baño está dentro del dormitorio, pero aislado de forma parcial. Generalmente se delimitan con tabiques de acrílico, de ladrillo o de vidrio con puertas corredizas.

Este estilo de baños integrados permite que los ruidos no afecten al dormitorio.  La idea es que ambos espacios, dormitorio y baño, mantengan su relativa independencia.

Al pensar en la decoración, hay que prestar especial atención a la elección de los materiales que separan los ambientes. Quedarán  expuestos a la vista en el dormitorio y, por tanto, deben estar de acuerdo a él.

  • Separación de espacios

Es el típico baño en suite que se une al dormitorio mediante una puerta.  Hay ocasiones en las que entre el baño integrado y el dormitorio se ubica un vestidor.

Si bien a la hora de decorar este baño en suite separado es posible mayor independencia de la decoración del dormitorio, siempre es bueno que no desentone con el estilo general de la habitación.

bano-integrado-dormitorio

Ideas para decorar un baño en una habitación

Los materiales para paredes y suelos deben ser resistentes y fáciles de limpiar.

Dentro del espacio baño, todo debe combinar: bañera, ducha, lavabo, bidé e inodoro.

Armarios y estantes deben ser elegidos de acuerdo al estilo del ambiente general y al espacio disponible.

La elección de colores, la correcta iluminación y algunos complementos decorativos darán el toque personal y creativo.

La decoración de un baño integrado admite todos los estilos (clásico, futurista, romántico, minimalista, rústico). Lo importante es que esté de acuerdo con el estilo del dormitorio y con el de la vivienda en general.

Decorar un baño integrado a un dormitorio es crear un ambiente especial donde vivir la intimidad. Por lo tanto, merece atención, esfuerzo y alguna inversión. ¿Necesitas inspiración? Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos cientos de ideas.