baño mini

Cuando el espacio da para lo que da, debes tirar de imaginación y de ideas originales para ganar terreno a lo que materialmente no hay. Consíguelo con estas ideas para minibaños pequeños y… ¡nunca más te quejarás de tener un baño pequeño!

Duchas al nivel del suelo

Si haces que la ducha (porque no hay debate entre ducha o bañera en los lavabos diminutos) comience a ras del suelo, la sensación de amplitud será mayor. Para no llenar todo de agua cada vez que te duches, incorpora una mampara… ¡y listo!

Una decoración llamativa

Cuando los mini cuartos de baño no pueden resultar atractivos por su tamaño, ¡que lo sea por su exquisita decoración! Cuida cada detalle: baldosas, pintura, alguna planta bonita en un rincón, un lavabo original,… ¡Que todo esté cuidado al milímetro! Verás que un poco de mimo decorativo le da otra vida a tu aseo.

Espejos grandes y mamparas

Un buen espejo (todo lo grande que te permitan las dimensiones del baño en cuestión) y unas mamparas transparentes o translúcidas darán la impresión de que los pocos metros cuadrados se multiplican. ¡En serio! Ahora, ten muy presente mantener el orden, porque, si no, el desastre quedará reflejado sobre el espejo y se verá el doble.

Usa el espacio tras la puerta

Incorporar espejos, pintar el baño de blanco o utilizar puertas y ventanas correderas dará un extra de espacio a cualquier minibaño.

Cuando las puertas abren hacia adentro, en muchas ocasiones se suele desperdiciar el espacio que queda tras ellas. No lo subestimes e incorpora ahí el toallero o unas pequeñas baldas donde poder colocar toallas o cosméticos.

Pinta el baño mini de blanco

Los colores claros dan una mayor sensación de amplitud que los oscuros, por lo que te aconsejamos que optes por el blanco, el beis o el azul cielo. Los tonos oscuros pueden dar una impresión de rincón y lugar angosto a un baño pequeño.

Usa puertas correderas

Si ves que en el cuartito apenas cabe una puerta y que al abrirla puede chocar con diferentes elementos, ¡opta por una corredera! Esta sencilla solución te dejará muchísimo espacio disponible para lo que de verdad debe tener tu lavabo.

Ventanas que abren hacia fuera

Al igual que pasa con las puertas, las ventanas que abren hacia dentro son un verdadero quebradero de cabeza en los miniaseos. Incorporarlas de manera que se abran hacia fuera es todo un lujo y un ahorro de espacio en estos casos.

Un armario sobre el WC

La zona superior del inodoro (que lo puedes combinar con el bidet para ahorrar espacio) es un lugar excelente para colocar un armarito donde meter tu neceser, botes de cosméticos, papel higiénico… ¡todo aquello que necesites guardar en el baño!

Como has podido comprobar, hay cientos de formas de que los baños mini completos, aunque no parezcan maxi de repente, sí parezcan un pelín más espaciosos. Comparte en redes este artículo con aquellas personas que soportan estoicamente ese mismo espacio contigo para darles a entender que… ¡unos pocos metros cuadrados dan mucho de sí!


Suscríbete a nuestra newsletter