bromas-para-hacer-en-casa

A todos nos gusta reír. Y si es a costa de una buena inocentada (siempre con respeto y sin pasarse de la raya), ¡más aún! Aquí tienes algunas bromas para hacer en casa el próximo 28 de diciembre que te harán reír a carcajadas. ¡Y seguro que a tu víctima también!

Pastel de globo

¿Te gusta la repostería? Entonces a nadie le sorprenderá que hagas un pastel para deleitar a tus amigos y familiares, ¿no es así? Aprovecha esta circunstancia para hacer una inocentada súper graciosa. Infla un globo y cúbrelo con masa para hacer pasteles, decoración con azúcar glas incluida. Dile a quien quieras que sea tu víctima que corte el pastel para repartirlo y… ¡las risas están aseguradas! Si vives solo y tu gato es tu único compañero de piso… ¡gástale la inocentada a él!

Reemplazo de ingredientes

Siguiendo con el ámbito gastronómico, puedes cambiar un ingrediente de una receta que le guste mucho a esa persona tan divertida. Por ejemplo, puedes cambiarle el azúcar del café por sal, la nata de las galletas por crema de queso o la bebida de cola por salsa de soja. El gesto posterior al descubrimiento de que algo no va bien en el alimento en cuestión no tendrá desperdicio alguno.

Cojín de flatulencias

bromas-para-hacer-en-casaUn clásico que no pasa de moda. Puedes hacerte con una de estas estructuras de plástico que, al apretarlas, sueltan un sonido parecido al de los pedos en cualquier tienda de artículos de risa.

Luego ponla debajo del cojín del sofá o del sillón para que no se note e invita a tu víctima a sentarse encima. Esta es una de las broma caseras que nunca falla.

Monedas fijas

Esta graciosa payasada te dará una visión muy fidedigna de la avaricia de tus amigos y familiares. Es muy sencilla. Solo tienes que pegar unas monedas de poco valor al suelo. Luego pasa cerca de ellas disimuladamente acompañado de la persona que será tu víctima. Descubre hasta qué punto es capaz de rascar el suelo para sacar la moneda ¡antes de darse cuenta de que es una pequeña inocentada!

Corneta en la pared

Para llevar a cabo esta pequeña burla solo tienes que hacerte con cinta americana muy fuerte y una corneta. Escoge una puerta cuyo pomo quede, al abrirse, a menos de 20 cm de la pared. Pega la corneta justo en esa zona, de manera que quede completamente horizontal y que la puerta apriete el activador cuando se abra. Haz que tu invitado cruce esa entrada y… ¡ya puedes reírte a carcajadas del susto que va a llevarse! Esperemos que luego esos vecinos ruidosos que el resto del año te exasperan tanto ¡no se quejen!

Disfruta al máximo del 28 de diciembre, Día de los Inocentes, con estas bromas para hacer en casa que te harán pasar tan buenos ratos. ¡Pero ten cuidado! Recuerda que en un día tan señalado puedes convertirte en víctima… Comparte este artículo en redes y para dar las mismas ideas a los demás. ¡Así no caerás en la trampa!