cargar-coche-electrico-en-casa

Cada vez son más los conductores que se plantean la compra de este tipo de vehículos. Aunque, se trata de coches más caros, este coste de más se amortiza. No obstante, para disfrutarlo es fundamental saber cómo cargar un coche eléctrico en casa. Por ello, al adquirirlo, hay que tener en cuenta uno de los factores más importantes: la recarga.

Pero, es evidente que, ante una tecnología en claro ascenso como esta surjan algunas dudas. Por ello, vamos a explicaros cómo tener un punto de recarga en el garaje, ya sea particular o comunitario. Y es que la recarga doméstica tiene grandes ventajas como un mayor control de la gestión de la energía, ahorro económico o evitar desplazamientos rutinarios a estaciones de servicios, entre otros.

Los papeles en regla

Cuando vives en una vivienda independiente, no tienes que realizar ninguna gestión. Pero, cuando vives en un piso y tienes que aparcar en un garaje común, solo se puede cargar un coche eléctrico en casa si informas por escrito al presidente o administrador de tu comunidad, de la instalación del punto de carga, según explica la Ley de Propiedad Horizontal.

Qué tipo de instalación conviene

Existen distintas opciones entre las que elegir para instalar un punto de carga. Se puede conectar un punto directamente al contador de la vivienda, utilizando la potencia contratada de nuestra casa para transferir energía eléctrica al vehículo.

Así pues, también se puede instalar un nuevo contador para el punto de recarga o bien, también existe la opción de instalarlo en un suministro eléctrico existente colectivo, utilizando, por ejemplo, el contador del aparcamiento comunitario.

cargar-coche-electrico-en-casa

Quién se encargará de la instalación

Es importante saber a quién acudimos para contar con la mejor información. Por eso, es recomendable dirigirse al concesionario donde se ha adquirido el vehículo eléctrico dónde nos aconsejaran qué tipo, potencia e instalación es más adecuada. Es decir, toda la información relacionada para recargar tu coche eléctrico en casa. La empresa especializada, o el operador de movilidad que se encargue de llevar a cabo la instalación, valorará qué lugar es mejor para colocarlo.

¿Qué potencia contratar?

Un cargador para un coche eléctrico en casa puede cargar como máximo a 7,4 kW de potencia en monofásico, a veces incluso menos. Dependiendo de nuestras necesidades, pondremos contratar diferentes potencias: 2,3 kW; 3,45 kW; 4,6 kW; 5,75 kW; 6,9 kW… Así, si conectamos el coche a diario o cada pocos días, una potencia de 3,45 kW; debería servir de sobra, si bien sería recomendable tener algo más de margen y apostar por 4,6 kW o 5,75 kW.

cargar-coche-electrico-en-casa

Si por lo contrario queremos apostar por un punto de carga muy polivalente en nuestro hogar, una potencia de 6,9 kW nos permitirá ganar autonomía de forma más rápida en caso de emergencia. A dicha potencia, un coche de 65 kW se cargaría por completo en 9 horas y media; en menos de 5 horas para el 50%, 2 horas y cuarto para el 25%… En resumen, ganaríamos unos 30 km por cada 40 minutos de carga, una cifra ideal para el día a día.

Ahora que ya sabes cómo cargar un coche eléctrico en casa, puedes curiosear el resto de nuestras noticias, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.