casa-gamer

Un fanático de los videojuegos ni piensa igual que el resto de la humanidad ni tiene las mismas prioridades. En serio. ¿Que no te lo crees? Descubre cómo sería la casa ideal de un gamer y luego… dinos si no tenemos razón. 

Servicios cerca del hogar

A la hora de comprar una vivienda, algunas de las prioridades que el resto del mundo baraja son los servicios cercanos: colegios, parques, supermercados, farmacias, transporte público… A los gamers no les interesan esas nimiedades. Para nada. 

Lo importante en su caso es vivir al lado de una pokeparada (y si las ventanas están orientadas a ella, mejor que mejor) y de un amplio catálogo de restaurantes de comida a domicilio. Mientras se juega, no hay tiempo que perder en cocinar. 

En la casa de un gamer lo importante es tener una potente conexión a internet, una buena nevera (para bebidas energéticas) y muchos enchufes repartidos. 

Por último, y no menos importante, un gamer de pura cepa analiza la distancia a la que se encuentra la tienda Game más cercana, a poder ser a menos de 5 minutos. Es la ubicación perfecta para reservar antes que nadie los juegos antes de su lanzamiento oficial. 

Número de habitaciones

Como mínimo, la casa de un gamer debe tener dos habitaciones: una para lo típico, ir a dormir cuando empiezan a cerrase los ojos delante de la pantalla (lo que jamás ocurrirá antes de la 01:00 A.M.); y otra, por supuesto, como museo personal con la biblioteca de juegos, figuras NFC y vitrinas con ediciones de coleccionista.

Baño con enchufe

Que tenga ducha o bañera, buena iluminación o los suficientes metros cuadrados como para no tener que entrar de lado son aspectos que no importarán mucho a un loco de los videojuegos. Ahora, si no hay enchufe cerca de WC para conectar el portátil en caso necesario y no dejar una partida a medias nunca jamás, hay dos opciones: a) que nunca viva en esa casa o b) que reforme la instalación eléctrica para incorporarlo. 

casa-gamer

Cocina equipada

Una nevera de considerables dimensiones para albergar todo tipo de bebidas energéticas y refrescos y una buena despensa repleta de ganchitos de queso son fundamentales en la casa de cualquier gamer que se precie.

¡Ah! Y, por supuesto, un microondas con una potencia considerable, no vaya a ser que un día toque “cocinar” una pizza recién salida del congelador. 

Salón amplio

Jugar a la la Wii o a la PlayStation VR requiere cierto espacio. Por tanto, eso de un lugar abarrotado de muebles, figuritas y elementos decorativos, no es para un loco de las consolas. 

Lo más probable es que en el salón haya una televisión descomunal de última generación y un sillón gamer. Y quizás, una mesita auxiliar para los refrescos y ganchitos entre partida y partida.

Buena conexión

Una casa que cumpla con todos los requisitos anteriores pero que no posea una buena conexión a internet, probablemente será descartada por cualquier gamer. Esperar una eternidad para que se cargue un juego o quedarse a medias de una interesante partida por culpa de la falta de fibra óptica es impensable para él.

Después de leer estos requisitos indispensables que debe cumplir la casa de un gamer, seguro que ya sabes si tú, en realidad, también eres uno de ellos. ¡Comparte este artículo con esos amigos amantes de las videoconsolaspara sacarles una sonrisa.