casa-impresora-3d

¿Has soñado alguna vez con la posibilidad de imprimir tus propios objetos? Pues bien, existe un método que permite fabricar cualquier objeto de forma sencilla y barata. Y es que hasta se puede construir una casa con una impresora 3D. Descubre por qué este sistema ha llegado para quedarse.

¿Qué es la impresión 3D?

Para entender lo que es una impresora 3D, tenemos que pensar en un dispositivo que genera cuerpos físicos sólidos tridimensionales mediante la adición de capas de un material. El más usado es el plástico, aunque no es el único material que se utiliza.

La diferencia más significante con la construcción de objetos de forma tradicional es que el objeto a modelar no se obtiene quitando el material sobrante, sino que se utiliza sólo el material que se va a utilizar, lo que produce un gran ahorro y menos contaminación.

Pero, vamos a centrarnos en la repercusión de este método en el sector inmobiliario. Y es que hasta hace no mucho esta posibilidad parecía un sueño. Sin embargo, construir una casa en pocos días con la ayuda de una máquina se ha convertido en una realidad.

¿Cuáles son las ventajas de crear casas 3D?

Las casas 3D son más baratas y encima permiten grandes posibilidades a los constructores y arquitectos porque pueden imprimir casas y edificios por partes.

Se reducen los tiempos de construcción, permite pasar de un tiempo mínimo de trabajo de dos semanas a sólo 3 o 4 días. Además, se reducen los riesgos y las dificultades en el trabajo. Además, no necesita moldes, por lo tanto se evitan los residuos.

Los precios a las viviendas son más asequibles. Esto es una ventaja para construir viviendas sociales, ya que hay muchas familias que no pueden optar a una vivienda digna. Así pues, estas casas dan accesibilidad a la población más desfavorecida por su precio.

casa-impresora-3d

¿Cómo se construyen los pisos 3D?

En el sector de la construcción se usan materiales como el acero, hormigón y plásticos sintéticos. Pero para hacer casas en 3D los ladrillos inteligentes que se usan están hechos de hormigón de alta resistencia.

Los ladrillos se instalan poco a poco en una placa de tierra que es la base de la casa, para hacer las paredes utilizan unas guías donde un robot coloca los ladrillos poco a poco. Para terminar las paredes, hacen unas capas para cubrir elementos como tuberías y cables.

Ahora que ya sabes cómo se construye una casa con una impresora 3D, si te interesan otros temas como la subida de precio del alquiler, no te pierdas las noticias más novedosas del sector. Suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie.