casas-bioclimaticas

Las casas bioclimáticas se han puesto de moda. Se basan en la construcción de viviendas que aprovechan todas las condiciones naturales y los recursos disponibles para generar la energía necesaria, lo que conlleva disminuir el impacto medioambiental. Aunque su coste es mayor al principio, a la larga se puede conseguir un gran ahorro.

Estos hogares son capaces de mantener la temperatura adecuada solo con los recursos naturales del entorno, evitando así las energías convencionales. Sin embargo, no todos los lugares son apropiados para realizar este tipo de construcciones. Hay que tener en cuenta ciertos elementos como, la orientación, el sol, el viento, la vegetación y la iluminación.

Una de las características más importantes para sacar el máximo rendimiento a estas casas es la orientación. Es importante poder captar la radiación solar para que la vivienda se caliente de forma natural. Por eso mismo, la mejor orientación es la sur porque es la que más horas de sol recibe.

Para poder aprovechar todas las horas de sol del día y el calor que desprende, lo mejor será poner una gran cristalera en la fachada sur de la vivienda bioclimática. Sin embargo, en el resto hay que disminuir el porcentaje de cristales porque igual que en una zona ganamos calor en las otras perdemos.

casas-bioclimaticas

Pero todo no podían ser ventajas. Con una cristalera tan grande en verano podríais tener un sobrecalentamiento del interior de la residencia. Para ello, será necesario poner pérgolas para protegerse del sol. No obstante, te compartimos todas las ventajas y desventajas de estos hogares para que puedas decidir cuál te conviene más.

Ventajas de una vivienda bioclimática

  • Mayor ahorro energético y menor impacto medioambiental:

Con la creación de espacios abiertos se puede aprovechar la luz del día y por lo tanto reducir el consumo de energía, así como uno de los mayores problemas medioambientales, la contaminación acústica.

  • Aumento de confort y calidad de vida:

Al no depender de sistemas convencionales la temperatura es más constante y se reparte por todo el hogar, lo que evita los cambios de temperatura bruscos. Además se mejora el aprovechamiento de los recursos naturales.

  • Mejor iluminación natural y mayores beneficios para la salud gracias al sol:

Al estar diseñada para aprovechar los recursos naturales el rendimiento del sol, fuente de vitalidad, es mayor. Además este tipo de viviendas produce ventilaciones naturales lo que hace que no se seque el ambiente y que el aire no se contamine como en las tradicionales.

Desventajas de la construcción bioclimática

Su coste supone una inversión inicial elevada, aunque con el tiempo quedará amortizada. Y es que las casas bioclimáticas tienen un coste más elevado que las tradicionales. Así pues, otro de los problemas será encontrar técnicos con conocimientos en este tipo de construcciones. No es una tarea fácil, pues se necesitan numerosos conocimientos y saber qué materiales son los más adecuados.

Con este tipo de viviendas sostenibles lograremos que las ciudades sean entornos agradables para residir y que no pongan en peligro el futuro del planeta. Suscríbete a nuestra newsletter y encuentra las últimas noticias del sector.