casas-peliculas

Si pudieras elegir vivir en una de estas casas de películas famosas, ¿cuál elegirías? Sin duda, el cine nos acerca a hogares impresionantes, de esos que nos ponen los dientes largos de la envidia. Descubre algunas viviendas que aparecieron en títulos muy conocidos y que siguen existiendo en la actualidad.

Sonrisas y lágrimas

Todos y cada uno de los escenarios que aparecen en esta emblemática película son reales. Entre ellos incluimos el Palacio Leopoldskron, que hoy por hoy sirve como hotel de lujo para los amantes de este filme.

El Gran Gatsby

Esta es, sin duda, una de las viviendas más impresionantes (más incluso que algunas casas de famosos). La mansión que imaginó F. Scott Fitzgerald como máxima representación del sueño americano realmente existe. Se trata un edificio que está en Long Island y que fue construido en el año 1918. Casi 100 años después, en 2015, estaba a la venta por la friolera de 3,9 millones de dólares.

Solo en casa

Siendo niños todos deseamos quedarnos solos en esta casa de cine situada en Winnetka, Illinois.

Con los años este caserón ha ido cambiando de dueño y, en el año 2011, se llevó a cabo una completa remodelación.

Ciudadano Kane

La famosísima Mansión Xanadú estaba inspirada en el Castillo Hearst, situado en San Simeón, California.

Actualmente han abierto sus puertas para que cualquier amante de esta película en la que aparece Orson Welles pueda visitarla.

casas-peliculas

Harry Potter

El número 4 de Privet Drive existe en la vida real. J.K. Rowling eligió este emplazamiento para colocar la morada de los Dursley porque la calle tiene el nombre de una planta que crece en numerosos jardines ingleses (la alheña). Además, el 4 es el número chino de la mala suerte, por lo que pega mucho con esta peculiar familia.

Atrapa a un ladrón

El impresionante castillo que aparece en esta película… ¡existe! Se trata del de la Croix des Gardes y cuenta nada menos que con 4 kilómetros cuadrados de superficie. Hace poco salió al mercado por la nada despreciables suma de 53,5 millones de dólares.

Estas casas de películas americanas se han convertido en un verdadero destino turístico de sus respectivas localidades. Si visitas zonas cercanas, (al igual que si pasas por Dinamarca debes ver la Casa de Lego), ¡no olvides acercarte a verlas! Y si lo que quieres es seguir alucinando con nuestros artículos (como el del hotel bajo el mar o las casas con ruedas), solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter. Tu curiosidad lo agradecerá.