certificado-energetico-alquiler

La preocupación por la sostenibilidad energética está a la orden del día y no es extraño que las administraciones impongan ciertas obligaciones a los propietarios de viviendas y locales. Explicamos si el certificado energético para alquiler es obligatorio y las principales cuestiones que tienes que conocer.

Este documento firmado por el arquitecto o el ingeniero del inmueble que indican el nivel energético de la vivienda, o, lo que es lo mismo, cuánta energía va a gastar. Tienes que saber que es obligatorio el certificado energético para alquilar locales y viviendas, excepto en contratos inferiores a 4 meses.

El certificado energético es obligatorio para el alquiler de un local, siempre que el contrato sea superior a 4 meses.

Más de los arrendatarios y  arrendadores que pueda parecer, ignoran esta circunstancia. Es bueno, pues, que conozcas las cuestiones básicas referentes a este documento para evitar problemas. Si cuando se firme el precontrato de alquiler esta cuestión puede quedar solventada, mejor.

¿Desde cuándo es obligatorio?

El certificado de eficiencia energética para alquiler es obligatorio desde que se promulgó el Real Decreto 235/2013 y el cumplimiento de la normativa está siendo desigual. Hoy aún hay varios casos de viviendas y locales en los que el propietario no dispone de ese documento, así que hay que preguntar y cerciorarse antes de que todo está en regla.

¿Quién está obligado a aportarlo?

El responsable de tener el certificado energético de la vivienda o local es el propietario del mismo. Si tienes pensado alquilar una vivienda, es importante que soluciones esta cuestión cuanto antes. Si hay algún cambio en la calificación energética, esta se tiene que hacer constar en el documento.

¿Cómo saber si una vivienda es eficiente?

Los certificados cuentan con una nomenclatura alfabética que va de la A la G, de más o menos eficiente. Tienes que saber que los criterios que utilizan los profesionales son la orientación de los cuartos, la existencia de calefacción, el aislamiento de las ventanas e, incluso, los materiales con los que se ha construido el inmueble.

El certificado energético para alquiler es un documento imprescindible pero, además, es una buena forma de que sepas cuál es la eficiencia del local o vivienda que vas a arrendar. Suscríbete a nuestra newslettery comparte en redes sociales este artículo para que más personas sepan cómo sacar partido a su vivienda.