colores-para-banos-pequenos

Elegir colores para baños pequeños puede llegar a ser toda una odisea. Y es que los espacios reducidos, al contrario que ocurre con los grandes, son más complicados de decorar y de pintar.

Colores hay muchos, pero no todos resultan idóneos para pintar un baño de pocos metros cuadrados. Por eso, aquí tienes una selección de las tonalidades que mejor encajan con este tipo de estancias.

Azul: un plus de pureza

El azul es uno de esos colores para pintar un baño que no suelen cansar la vista (dependiendo siempre de la tonalidad, claro). Siempre es mejor decantarse por tonos azul celeste o Francia en lugar de aquellos cercanos al azul oscuro, ya que los primeros aportan más vida y dinamismo al espacio pequeño. Y si lo complementas con suelo, muebles y toallas blancos, queda de lujo.

Rojo: un toque de romanticismo

El rojo es de los mejores colores para baños pequeños, siempre que prime el buen gusto y el sentido común. Te lo recomendamos especialmente si te suelen aburrir los típicos colores suaves y apagados de los aseos comunes.

Este color transmite personalidad, carácter y fortaleza. Por otro lado, combina genial con tonos como el blanco, el plata y el negro. Pero recuerda que, en caso de optar por el rojo, siempre debe haber una buena iluminación en la estancia para que no parezca demasiado oscura.

Amarillo: un baño con buen humor

Este es el tono que representa a la alegría por antonomasia, y uno de los colores para los azulejos del baño que mejor quedarán si lo que quieres sentir cada vez que entres a este cuarto es un remanso de paz. Te animamos a que pruebes a pintar las paredes con un tono plátano o canario, combinado siempre con una buena luz blanca.

Blanco y negro: juego de dualidades

La clave para elegir el mejor de los colores para baños pequeños radica en analizar las dimensiones y la compensación de los espacios.

Al más puro estilo yin y yang. Para pintar el baño de dos colores lo mejor es apostar por tonalidades elegantes como son el negro y el blanco. Ya sabes que si juntas el blanco con luces y espejos (recuerda mantenerlos siempre limpio) le das más grandeza visual a la estancia.

Si además incluyes un toque negro (trata de que entre luz natural o instala focos con una buena iluminación blanca), ya sea en las baldosas o en una pared, conseguirás un gran equilibrio cromático.

Como has podido ver, elegir colores para baños pequeños tiene su aquel. ¿Acaso creías que cualquier tono era válido? Si te hemos dado buenas ideas, ¿por qué no tesuscribes a nuestra newsletter?Así tendrás más trucos para decorar tu hogar en tu bandeja de entrada.