como-ahorrar-calefaccion

Los nuevos sistemas tecnológicos permiten el aprovechamiento del calor humano y las fuentes de calor pasivas como mecanismos de producción energía. Te mostramos cómo ahorrar en calefacción gracias a los avances tecnológicos actuales.

La calefacción supone el 70% del gasto en nuestras facturas anuales. Se calcula que para calentar una vivienda de 120 metros cuadrados, es necesario un desembolso de 1.500 euros anuales. Todo un reto para la mayoría de las familias de nuestro país.

Pero, ¿qué pasaría si nosotros mismos y las fuentes de calor pasivas de nuestra vivienda, fueran capaces de calentar estancias enteras?

La respuesta es simple: un mayor ahorro energético y una reducción en las emisiones de CO2.

Las viviendas Passivhaus o viviendas pasivas, es el término que se utiliza para denominar a este tipo de viviendas. Casas inteligentes que combinan los recursos de su arquitectura bioclimática con una elevada eficiencia energética. El resultado es una reducción hasta del 90% en nuestro gasto energético anual.

Cómo ahorrar en calefacción con las casas Passivhaus

De esta manera, las casas del futuro harán uso de dos fuentes de energía principales:

  • Inquilinos de la vivienda: se calcula que una familia de cuatro miembros puede calentar una estancia de 40 metros cuadrados por sí sola sin necesidad de calefacción.
  • Fuentes de calor pasivos: radiación solar directa, cocina, baño, velas, secadores de pelo…

Estos dos elementos sumados a un excelente aislamiento térmico y una ventilación mecánica con recuperación del calor, son las piezas clave sobre las que se fundamentan este tipo de construcciones.

Beneficios que ofrecen las viviendas Passivhaus

Las casas pasivas ofrecen una serie de ventajas importantes frente a las edificaciones convencionales:

Mayor ahorro en calefacción

1.200 euros son necesarios para calentar una vivienda de 120 metros cuadrados empleando métodos convencionales. En una vivienda pasiva, únicamente son necesarios 150 euros.

Esto supone un ahorro en calefacción de hasta el 90% tanto a medio como a largo plazo. Se trata el mejor sistema de calefacción en cuanto a economía energética.

Reducción en las emisiones de CO2

Debido a la utilización de energía renovable para la aclimatación de la vivienda, La Unión Europea ha establecido que todos los edificios públicos alcancen la calificación de ‘consumo casi nulo’, antes del 31 de diciembre de 2018. También pretenden que, a partir de 2020, esta normativa se aplique también a todos los edificios nuevos que se construyan.

Mayor confort

Debido a su aislamiento especial, se evita la fuga de calor o frescor según la época del año. Esto garantiza una temperatura constante tanto en verano como en invierno que favorece el confort de sus habitantes.

Un sistema que nos muestra no solo cómo ahorrar calefacción en casa sino también en aire acondicionado.

como-ahorrar-calefaccion– Sistema de ventilación propio

A diferencia de las construcciones habituales donde el aire fresco entra de manera ocasional a una temperatura muy diferente a la de la vivienda, en una casa pasiva existe una ventilación mecánica de doble flujo.

Esto permite disfrutar de aire renovado constante. Por otro lado, también posibilita que el aire que llega a nuestra vivienda, lo haga con una diferencia de temperatura siempre inferior a los 3 grados.

Atmósfera interior sana

El diseño de las casas Passivhaus proporciona una elevada calidad del aire gracias a su continua renovación y filtrado del mismo. De este modo, conseguimos que la atmósfera interior de la vivienda esté libre de CO2, COVs, polvo, suciedad, ácaros y polen.

Las viviendas Passivhaus ya son una realidad en nuestro país como ejemplo de cómo ahorrar en calefacción de gas natural. Este verano el estudio navarro VArquitectos ha construido en Soto de Lezkairu, Pamplona, el primer bloque de viviendas en España con un consumo energético prácticamente nulo.