como-hacer-marco-fotos

¿Qué hay más entrañable que una foto en formato físico? Si quieres incorporar unas cuantas como parte de la decoración de tu hogar, no pierdas detalle de estos consejos para aprender cómo hacer un marco de fotos. ¡Verás que quedan genial en tu salón!

Marcos a partir de portapapeles

Más fácil imposible. Reutiliza los portapapeles que utilizabas en el instituto o en el trabajo (si son de madera, mejor) y cuelga de ellos todas las fotos verticales que quieras. Utiliza la parte metálica para colgarlos de un tornillo y alucinarás con el mural retro y llamativo de tu pared.

Perchas a modo de marcos

Estas manualidades de marcos de fotos también son súper sencillas. Usa unas cuantas perchas de madera y cuelga de ellas, con la ayuda de las típicas pinzas para pantalones o faldas, las imágenes (también verticales en este caso) que quieras. Y si esto lo compaginas con un perchero de pie hecho con materiales reciclados, le darás un look muy natural y fresco a tu sala de estar.

Utiliza los restos de un cuadro

Con un poco de imaginación y muy poco dinero podrás hacer estos marcos de fotos caseros sin apenas esfuerzo. ¡Te lo aseguramos!

Si tienes un cuadro antiguo con marco de madera que vayas a tirar en un punto limpio, ¡salva el marco! Añade varios pares de clavos en los márgenes izquierdo y derecho. Intenta que cada par de clavos quede a la misma altura en ambos lados. ¿Por qué?

Pues porque luego engancharás de cada par un trocito de cordel y, de él, colgarás unas cuantas pinzas de las que usas al poner la ropa a secar. En cada una de ellas puedes poner una foto pequeña estilo Polaroid. ¡Te encantarán!

Recupera un marco antiguo

Para aprender cómo hacer marcos para fotos fáciles busca alguno viejo que n marco de foto que ya no pensabas usar por lo desgastado y descolorido que está, ¡aún puedes darle una nueva vida! Ten a mano un poco de cola blanca, unas tijeras, un pincel y ovillos de lana de diferentes colores.

Ahora solo tienes que envolver el marco en la lana justo después de pasarle una sutil capa de cola a la superficie. El resultado es muy llamativo y le habrás quitado el aspecto de trasto viejo de un plumazo.

Otra idea que puedes aplicar sobre un marco antiguo es pegar unos cuantos tapones de corcho. Así conseguirás un resultado muy singular que llamará la atención de todos tus invitados. ¡Sobre todo si son amantes del vino!

4 palos y un poco de cuerda

Como lo lees. Eso es lo único que te hace falta para crear manualidades de marcos de fotos originales. Ve al parque y recoge 4 palos de entre 1 y 2 cm de grosor y de la altura que quieras. Lo único que debes tener en cuenta es que, antes de ponerte manos a la obra, cada par de palos deben tener más o menos las mismas dimensiones.

Una vez que los tengas a mano, únelos a base de cordel, cola y clavos. Respecto a la imagen, puedes pegarla por la parte trasera de los palos o colgarla con una pinza de ropa (si los palos son lo suficientemente finos).

Ahora que ya sabes cómo hacer un marco de fotos original, ¿con cuál de estas ideas te quedas? Elige la que más te guste (o combina varias, ¿por qué no?) y verás lo cool que queda en tu salón o habitación. Y, recuerda, si quieres más trucos para decorar tu hogar de forma original, ¡suscríbete a nuestra newsletter!