como-hacer-un-papa-noel

¡Jo, jo, jo, llega la Navidad! Y con ella un millón de opciones decorativas para convertir tu hogar en un lugar más acogedor. Descubre cómo hacer un Papá Noel casero con los más pequeños de la casa para que se impliquen en la decoración navideña y, de paso, ¡disfruten de un rato estupendo junto a ti!

Santa Corcho

Esta es una manera fantástica de reutilizar los tapones de vino o de champán para decorar la casa. Para convertir un simple corcho solo necesitáis (aparte de, obviamente, los tapones que quieras) pintura roja y color piel, dos pinceles, un poco de fieltro rojo, algodón, cola blanca, unas tijeras y dos rotuladores, uno negro y otro rojo. Al final no era tan poca cosa, pero veréis que el proceso de creación de tu nuevo Santa Corcho es súper sencillo.

En primer lugar, pintad la mitad superior (o la que queráis que se convierta en la cara, porque descubrir cuál es la parte de arriba y de abajo en uno de estos tapones es complicado) de color piel, mientras que la de abajo mejor coloreadla de rojo. Para ello, utilizad la pintura líquida y los pinceles.

Ahora toca crear el gorrito. Para ello, coged primero el fieltro rojo y haced un pequeño cono cuya base sea del mismo diámetro que la circunferencia de la parte superior del tapón. Pegad una bolita de algodón en el vértice del cono y una pequeña capa horizontal de este mismo material en la base. Esta última también pégala a la parte superior de la que habéis decidido que sea la cabeza.

Ahora solo queda pegar un trocito triangular de algodón a modo de barba en la unión de los colores rojo y piel, hacer dos puntitos negros a modo de ojos, uno rojo a modo de nariz y… ¡ya lo tenéis! Podéis hacer unas cuantas de estas manualidades de Papá Noel para niños y ponerlas en diferentes lugares de la casa. ¡Quedan súper bonitas!

Mano Claus

Como lo lees. La idea es hacer de la silueta de una mano una graciosa carita de Santa Claus. Para ello solo necesitarás cartulina blanca, unas tijeras, rotuladores negro y rojo, pegamento y algodón. Si queréis darle un toque especial, podéis comprar también unos ojos móviles que le darán movimiento.

Para empezar, poned una mano abierta sobre una cartulina blanca y, con la ayuda del rotulador negro, marcad la silueta. Recortadla y coloread la parte del pulgar y la base de la mano de rojo. ¡Este será el gorrito! En el extremo del pulgar pegad una bolita de algodón. Por otra parte, en la frontera que ha quedado entre el color blanco y rojo poned una tira de este mismo elemento.

Ahora que ya tenemos el gorro, pegad tiras o bolitas de algodón en la zona de los dedos para recrear la barba. Para terminar solo quedaría dibujar los ojos (o pegar los ojos móviles, en caso de que tengáis), la nariz y la boca (esta última podéis hacerla con el rotulador rojo). Ya podéis decir que tenéis un Papá Noel personalizado con vuestras propias manos. ¡Literalmente!

como-hacer-papa-noel

Papel Noel

Esta es, sin duda, la forma más sencilla de hacer un Santa Claus casero. Coged revistas viejas y buscad los colores que necesitéis. Fundamentalmente serán blanco, rojo, color piel y tonalidades rosadas para las mejillas, la nariz, la boca y las orejas. Recortad en blanco los ojos (luego pintadles un puntito negro para que haga de pupila), la barba, la base y el vértice del gorro. El color piel usadlo para la cara, donde colocaréis los ojos y los pedacitos rosados que hemos comentado anteriormente.

Pegad todo entre sí sobre una cartulina que os sirva como base. Colocad también el gorro y la barba en su lugar (recuerda que la boca irá encima de esta última), ¡y listo! Ya tenéis vuestro Papel Noel, un elemento decorativo súper divertido para poner al lado de vuestro calendario de adviento casero.

Ahora que ya sabéis cómo hacer un Papá Noel seguro que pasáis momentos fenomenales llevándolo a cabo. Porque estas manualidades son súper divertidas y a los peques de la casa les encantan. ¿Sabes que compartir este artículo en redes sería todo un regalazo para otros padres? Seguro que les apasiona la idea.