Muchas habitaciones de niños cuentan con una zona para que el pequeño tenga una especie de espacio oculto de juegos. Una caseta de acampada o una simple sábana colgada de unos hilos puede ayudar. Pero si a tus hijos lo que les gusta es jugar a los indios, te enseñamos cómo hacer un tipi para sorprenderles con un regalo DIY que les va a encantar.

Cómo hacer un tipi casero: Materiales necesarios

Necesitarás un par de metros de tela de doble ancho, es decir, de 1,5 m; 8 metros de bies de algodón para hacer de tope de la tela, 6 palos de madera de 1,80 cm para hacer la estructura, así como tijeras, hilo, alfileres y una regla.

Estos son los elementos básicos que entendemos que debes manejar para construir un tipi. Sin embargo, si le quieres incorporar algunos elementos extra de decoración, como broches de flores o de animalitos, adelante.

Ahora es el momento de ponerse manos a la obra. Sigue los siguientes consejos y descubre cómo hacer un tipi indio paso a paso.

1. Selecciona la tela y los palos

Para elegir la tela debes tener en cuenta que, tal y como vamos a utilizarla, es mejor que sea sin pie. Es decir, que no tenga un diseño que solo se entienda si el tejido está de una determinada manera (generalmente paralela al suelo). ¿Por qué? Pues porque la tela va a estar un poco girada y no quedaría del todo bien si, por ejemplo, se tratara de unos edificios, ya que parecería que se van a caer.

Por otra parte, respecto al tipo de tela lo mejor es decantarse por una loneta. Este tejido es súper resistente, económico y tienes miles de diseños entre los que elegir según los gustos o preferencias de tus hijos.

Si quieres aprender cómo hacer un tipi grande, deberás escoger unos palos de más longitud, siempre y cuando sean medianamente resistentes y elásticos. De hecho, el bambú es ideal en estos casos.

2. Cortar la tela

Crea dos patrones idénticos en las dos piezas de tela que hemos comentado antes (para ello te puedes servir de un rotulador que se borre con calor o fricción). Estos patrones serán tres triángulos (al hacer los dos en un sentido te aparecerá automáticamente el tercero en sentido contrario) de 70 cm de base. El vértice superior de los triángulos no estará del todo definido. Ya que habrá una distancia de unos 10 cm entre los dos lados.

Después de cortar los patrones te quedarán 6 paneles de tela idénticos. Elige uno de ellos y realiza un corte en el centro desde la base hasta unos 85 cm. Esta será la entrada de nuestro tipi. Y lo que te ha quedado de tela ¡no lo tires! Servirá luego para hacer los carriles por donde entrarán los palos de la estructura.

como-hacer-tipi

3. Comienza a coser

Cose los lados de los paneles triangulares (una máquina de coser te ayudaría muchísimo a hacerlo más rápido) y, en la parte interior de cada uno de los lados, incorpora los trozos de tela que te habían sobrado antes. Córtalos en tiras de unos 8 cm de ancho para que sirvan de carriles para los palos.

Ahora cose los bies (que te aconsejamos no sean de color muy claro) en todo el borde de la tela. Entrada incluida, para evitar que el tejido se desgaste. Cuando vayas a hacerlo en la parte superior, recuerda dejar espacio para incorporar los palos de madera a los carriles que antes hemos creado. Por último, puedes utilizar dos pedacitos de bies cosidos a los lados de la entrada para hacer de cierre.

Et voilà! Ya sabes cómo hacer un tipi para niños. ¿A que no ha sido tan difícil? Y si ya los quieres impresionar a tope, inaugura el nuevo escondite secreto con una tarta de chuches. La cara que pondrán al verla será tu mejor recompensa. En caso de que lo vayas a regalar por Navidad, prepara un calendario de adviento casero para ir generando expectación.

Tenemos muchas más recomendaciones el más puro estilo DIY para que crees regalos y elementos decorativos para tus peques. Suscríbete a nuestra newsletter y las tendrás todas en tu correo.