como-hacer-una-marioneta-de-mano

Los peques de la casa nos enseñan muchísimas cosas. ¡Muchas más de las que somos capaces de admitir! Una de ellas es la de divertirnos casi con cualquier cosa. Para que siga siendo así, hoy vamos a enseñarte cómo hacer una marioneta de mano con un calcetín. ¡Os lo vais a pasar pipa!

Materiales para hacer una marioneta

  • Un calcetín.
  • Un poco de cartulina (si tienes rosa y roja, mejor).
  • Un palito de madera (de los de helado).
  • Un trozo de cartón.
  • Pegamento de contacto.
  • Pistola de silicona caliente.
  • Una esfera de corcho pequeña.
  • Un par de ojos móviles.
  • Un poco de lana de un ovillo.
  • Unas tijeras.
  • Un cúter.
  • Un bolígrafo.

Cómo hacer una marioneta con un calcetín

  1. Lo primero es hacerle una boquita

¡Comenzamos! Cuando tengas todos los materiales, lo primero que debes hacer es darle la vuelta al calcetín. Ahora pon el cartón sobre la prenda y con el bolígrafo crea dos líneas que marquen la silueta. Entre esas líneas dibuja dos curvas que toquen la silueta que acabas de hacer. El resultado debe ser una especie de óvalo.

Recorta ese óvalo porque… ¡se va a convertir en el paladar de tu marioneta de mano! Ahora utiliza el pegamento de contacto y pega el óvalo de cartón doblado por la mitad sobre el extremo del calcetín (que previamente has dado la vuelta, ¿verdad?). Cuando pongas el calcetín del derecho… ¡ya tendrás la forma de la boca hecha!

Utilizando el hueco del cartón que quedó de hacer el paladar, crea el dibujo de otro óvalo en la cartulina roja. Córtalo, dóblalo por la mitad y utiliza de nuevo el pegamento de contacto para pegarlo en la parte interior de la boca. ¿A que ya va cogiendo forma?

  1. Ahora vamos a hacer los ojos

Después de llevar a cabo los primeros pasos para hacer una marioneta con un calcetín, ahora toca crear esa mirada graciosa y divertida que tanto gusta a los niños. Para ello, corta la esfera de corcho por la mitad con la ayuda del cúter (si tus hijos están haciendo esta actividad solos, ayúdales en este punto para que no utilicen este objeto punzante sin supervisión).

En el extremo redondeado que ha quedado en cada parte de la esfera realiza un pequeño corte para que, posteriormente, puedas pegar los ojos móviles sobre una superficie medianamente plana. En este punto utiliza la pistola de silicona, ya que es más resistente que el pegamento de contacto y los ojos quedarán mejor sellados.

Pega las dos esferas de corcho sobre el calcetín a una distancia de dos o tres centímetros del borde de la boca. La idea es que la parte plana del corcho quede perpendicular a la cabeza de la marioneta para que los ojos sobresalgan.

Como ves, el proceso está siendo un pelín más complejo que cuando te enseñamos a hacer un reloj para que tus peques aprendieran la hora.

¡Pero tampoco es tan difícil! Y te aseguramos que valdrá la pena ya que a tus hijos les encantará jugar con esta manualidad tan entretenida.

  1. Hazle un poquito de pelo

Tu nueva marioneta de calcetín ya va cogiendo forma, ¿verdad? Ahora solo te queda coger 4 o 5 trocitos de lana del ovillo y cortarlos a la misma altura. Te pueden quedar de unos 4 cm más o menos. Ahora pégalos con el pegamento a la parte de atrás de los ojos y… voilà! Ya tiene pelito. ¿A que está quedando genial?

como-hacer-una-marioneta-de-mano

  1. Falta una pequeña lengua

Ahora ayúdate del palito de madera que habíamos dejado a un lado para medir la profundidad de la boca del muñeco. Así podrás luego crear una lengua con las dimensiones perfectas sobre la cartulina rosada (hazla un pelín más larga para que sobresalga luego de la boca). Sigue el borde redondeado para definir la lengua y luego termínala en doble punta creando un triángulo en el borde de la cartulina.

Recorta los bordes de la lengua bífida que acabas de crear y pégala en la boca del nuevo muñeco en forma de serpiente que has creado. ¡Y ya lo tienes! ¿A que ha quedado genial? Seguro que tus hijos están encantados, incluso más que cuando les enseñaste aquellos experimentos con agua tan divertidos.

Ahora que ya sabes cómo hacer una marioneta de mano a partir de un calcetín, seguro que puedes enseñar a tus peques a hacerlas ellos solitos (¡excepto en la parte del cúter!). Y si quieres más ideas de juegos caseros con tus hijos, ¡no dejes de suscribirte a nuestra newsletterTanto ellos como tú estaréis encantados.