como-iluminar-bano

La luz es un aspecto clave en la decoración de cualquier estancia, ¿no es así? Pues en el aseo, por muy pequeño o interior que sea, sigue siéndolo. Te damos algunos trucos para que sepas cómo iluminar un baño pequeño correctamente. Aplícalos porque seguro que ¡te va a quedar genial!

Luces en el espejo

Las dos luces más importantes para iluminar bien el baño son la general y la de los lados del espejo.

Básico e indispensable. Cuando te miras al espejo seguro que te gusta verte bien. Para conseguirlo, opta por incorporar luces a los lados del espejo. De hecho, ¿no te suena haber visto ese truco en alguna parte?

Claro que sí, es muy típico de los camerinos, porque dan muy buena iluminación al rostro. Tal y como habrás visto en cientos de películas, apuesta por las luces halógenas y blancas, perfectas para simular la luz del día.

Aprovecha la luz natural

Y, ya que hablamos de la luz del día, ¿por qué no aprovechar hasta el último rayito de luz solar en nuestro hogar? Si tienes ventanas, intenta colocar cortinas o estores que, aunque mantengan la intimidad, permitan que entre algo de luz. 

Si en algunos momentos del día puedes mantenerla completamente abierta, mejor que mejor, ya que entrará una mayor cantidad de luz. Pero intenta que esta última sea indirecta, pues en los meses de más calor puedes generar una atmósfera un tanto asfixiante si el sol da de pleno en el interior de la estancia.

Tamaño del baño

En caso de que tengas un minibaño, quizá con una luz general, además de la del espejo, tengas más que suficiente. Pero si es un poco más grande, debes saber cómo iluminar tu baño sin ventanas de la manera adecuada, ya que en este caso no podrás contar con la luz natural del sol.

Además de los dos puntos de luz de los que ya hemos hablado, puedes incorporar un tercero sobre la bañera y otro en la zona del inodoro.

Si tu baño es muy amplio, quizá necesites un punto de luz u otro en función del momento.

Luz de la bañera

Si tienes la suerte de tener el espacio para una bañera en lugar de una ducha, no olvides darle la luz adecuada. Con unos focos estancos (sobre todo si hay peligro de que les salpique el agua) o un aplique en la pared, es más que suficiente.

¿Que quieres tener momentos de verdadero relax mientras disfrutas de un baño? No hay problema, incorpora luces led bajo la bañera y disfruta de una iluminación completamente chill out mientras te refrescas, escuchas música y lees un buen libro.

En cualquier caso, ya tengas un aseo grande o pequeño, recuerda que, por lo menos, dos luces debes incorporar: la del espejo y la general. El resto de elementos con los que puedes jugar para descubrir cómo iluminar un baño ya depende del espacio disponible y de tus gustos personales. Y si quieres conocer más trucos para hacer de tu hogar un sitio más agradable y acogedor… ¡suscríbete a nuestra newsletter!