como-limpiar-banera

Que el lugar donde nos aseamos esté, a su vez, limpio, es muy importante, ¿verdad? Tiene sentido garantizar la seguridad de no pillar una infección en la zona donde pretendemos terminar limpitos, no llenos de gérmenes. Para conseguirlo aquí tienes algunos trucos para que sepas cómo limpiar la bañera y dejarla como los chorros del oro.

  1. Con vinagre y bicarbonato

Seguramente ya tendrás estos ingredientes en casa, ¡por lo que lo podrás llevar a cabo hoy mismo! Haz primero una pasta con agua y bicarbonato y extiéndela por toda la superficie. Luego aplica vinagre blanco con la ayuda de un pulverizador sobre toda la zona en la que has puesto la pasta.

Ahora frota con una esponja toda la bañera. Cuando hayas terminado, deja actuar la mezcla durante aproximadamente media hora. A continuación solo tienes que retirar con agua caliente y un trapo (intenta que no se vaya toda la pasta por la bajante para evitar que las tuberías se atasquen). ¡Y ya está! Sencillo, rápido y efectivo para una limpieza algo más profunda de lo habitual, te lo aseguramos.

  1. Limpiar la bañera con vinagre y sal

Para empezar, combina dos cucharadas de sal con un cuarto de litro de vinagre blanco y deja que repose durante unas dos horas. Pasado este tiempo, mete el líquido en un recipiente tipo pulverizador y viértela sobre toda la superficie.

Luego frota con una esponja hasta notar que la zona está cada vez más limpia. Por último solo tendrás que aplicar un poco de agua para retirar el olor y la suciedad que haya salido. ¡Listo! Verás que tu bañera volverá a ser tan blanca que combinará de nuevo con los colores de los mosaicos del baño.

como-limpiar-banera

  1. Con bicarbonato y peróxido de hidrógeno

Las cuatro sustancias clave para saber cómo limpiar la bañera son el vinagre, la sal, el bicarbonato y el agua oxigenada.

En caso de que quieras blanquear la bañera porque tenga manchas muy oscuras, te aconsejamos que te decantes por esta opción. Para ello solo tienes que juntar el peróxido de hidrógeno (también conocido como agua oxigenada) con el bicarbonato a partes iguales hasta generar una especie de pasta.

Pon sobre las manchas que veas esta combinación de productos y deja que actúe durante unos 30 o 40 minutos. Luego retira la pasta y frota bien hasta que no quede resto de las marcas. Por último, aclara con agua. ¡Quedará perfecta!

Recuerda que esa bañera que ha quedado como nueva, ¡tendrás que conjuntarla con el resto de la estancia! Mantén el baño en orden para disfrutar al máximo de tu renovada zona para volver a sentirte limpio y fresco.

Ahora que sabes cómo limpiar una bañera muy sucia con estas sencillas mezclas, ya no tienes excusa para mantenerla con un aspecto sucio y desagradable. ¡Estará siempre perfecta! Y si quieres más trucos para mantener tu hogar limpio y ordenado con poco esfuerzo, ¡suscríbete a nuestra newsletter!