como-mantener-casa-limpia

A todos nos da pereza. Sí, a todos. Pero los hogares no mantienen su higiene y orden por sí mismas, al estilo Merlín el encantador, por lo que tenemos que ponernos manos a la obra. Pero… ¿cómo mantener la casa limpia y perfumada con el mínimo esfuerzo? Te damos algunos trucos para conseguirlo. ¡Te sorprenderás!

No dejes para mañana…

Viejo truco, gran eficacia. Pero no nos referimos a que almuerces, dejes los platos en el fregadero y, después de varias horas digas “veeeenga, lo hago ahooora”, cuando ya se han acumulado un par de vasos y un plato más de la merienda. No. Plato que ensucias plato que friegas sobre la marcha. Ropa que te quitas, ropa que va directamente a la cesta para lavar. Papelucho que te sacas del bolsillo, papel que va directo al recipiente de reciclar.

En definitiva, cosa que tocas, cosa que limpias/ordenas al instante. No tardarás ni un minuto en hacerlo y mantendrás tu hogar con un aspecto algo más “visitable” por si se presentan amigos y familiares de forma imprevista.

Conoce tus tiempos

Uno de los trucos para mantener la casa limpia es saber exactamente cuánto tiempo tardas en hacer las tareas. Así evitas el típico sentimiento de absoluta desgana que deriva de pensar que algo te va a llevar toda la tarde. Ya sabes, el conocimiento es poder.

Cronometra cuánto tardas en limpiar el baño, poner la lavadora o fregar los platos tras la cena. Descubrirás que es mucho menos tiempo del que pensabas, menos incluso de lo que tardas en preparar esas recetas estilo microondas que tan rápido cocinas. Utiliza esos datos en los momentos en los que tengas el modo “qué pereza” activado.

No dejes que el desorden se expanda

El desorden contamina todo lo que le rodea. Si dejas el bolso y la chaqueta tirados encima del sofá al llegar, poco a poco irás dejando más cosas, y luego otras más, hasta que no haya ni un pequeño hueco libre donde sentarse. El desorden tiene un radio de acción muy amplio, por lo que te aconsejamos que evites su aparición para que no termine inundando tu vivienda.

De hecho, uno de los primeros consejos que debes saber antes de lanzarte a vivir solo es que si no limpias rápido tras una fiesta, mantener el orden en casa será imposible ya que los estragos de la misma se quedarán por mucho más tiempo del que considerarías razonable. El festivo desorden seguirá expandiéndose como una mancha de vino en una servilleta si no le pones freno. ¡No dejes que esto ocurra!

como-mantener-casa-limpia

No acumules demasiado

La decoración sencilla es la más fácil de mantener y limpiar. Si colocas todos y cada uno de los recuerdos de las ciudades que has visitado encima de la mesa del salón, la desidia podrá contigo cuando tengas que quitar el polvo. En cambio, si la mesa está completamente libre excepto por un elegante y simple jarrón de cristal, tardarás apenas 15 segundos en limpiar ambos.

Con música se lleva mejor

¡Mucho mejor! Créate una playlist con las canciones que más te gusten, las más alegres y divertidas, las que te guste bailar en las fiestas. Acompaña el momento de la semana en el que tengas que hacer las tareas más arduas o que te lleven más tiempo con esa playlist. Ese momento que parecía aburrido y monótono se convertirá en divertido y animado.

Ya sabes cómo mantener la casa limpia y ordenada con el mínimo esfuerzo. Mínimo, no inexistente. Ponle un poco de empeño y en menos de lo que piensas habrás incorporado a tu rutina estos beneficiosos hábitos. Recuerda compartir este artículo si vives con alguien para que todos los habitantes del piso mantengan las mismas normas. Si no… ¿de qué servirá tu esfuerzo?