como-pintar-azulejos

A nadie le gusta tener las paredes al más puro estilo casa de la abuela. Sin embargo, por diferentes razones, ese estampado de florecillas que, irremediablemente, siempre terminan teniendo un colorcillo marrón, no deja de acecharnos desde su mirada vertical. Aprende cómo pintar azulejos de cocina o baño y deshazte de él de una vez por todas.

Limpia la superficie a fondo

Lo primero que debes hacer antes de coger la brocha, al igual que ocurre si vas a elegir el revestimiento para la pared de la cocina, es limpiar la zona todo lo que puedas. En las cocinas es muy común que se quede grasa incrustada. Por lo que es imprescindible retirarla antes de comenzar con la pintura. Para ello, aunque le pases primero el típico paño con agua caliente, puedes ayudarte también de algún producto específico antigrasa. No obstante, asegúrate de secar en profundidad la zona antes de ponerte manos a la obra. Ya que es imprescindible que no esté en contacto con la humedad.

En el caso de que vayas a pintar los azulejos del baño, el cuidado lo debes tener en las juntas. En estos pequeños huecos pueden formarse cúmulos de moho, por lo que deberás eliminarlos con lejía y frotar muy bien. Ten mucho cuidado cuando estés limpiando y ventila la habitación adecuadamente cada poco tiempo para evitar intoxicaciones. Además, cuando termines con la limpieza debes esperar al menos 24 horas para continuar, asegurándote así de que las juntas estén secas al continuar con los siguientes pasos.

como-pintar-azulejosEn caso de que tras la limpieza creas que la superficie es demasiado lisa y la pintura no tendrá la suficiente adherencia, pasa una lija por encima primero. Luego solo tienes que quitar el polvo que se genere. Y ya podrás cambiar el look de tu cocina o baño sin problema.

Cubre las zonas que se puedan manchar

Es fundamental que cubras bien todos los muebles antes de abrir siquiera el frasco de pintura. En las estancias de las que estamos hablando en general hay algunas piezas que no vas a poder mover fácilmente. Por lo que las tendrás que tapar con plásticos o rollos grandes de papel.

Además del lavamanos/fregadero o los armaritos, recuerda tapar también zonas como los grifos, los interruptores o los enchufes antes de pintar los azulejos. En definitiva, protege todo aquello que pueda verse afectado por el color. Esto es especialmente importante si vas a decorar una cocina o baño pequeños.

Tras este paso, puedes delimitar las zonas que vas a pintar con cinta de carrocero, que también te ayudará a mantener el plástico o papel en su sitio. En caso de que la zona que vayas a colorear sea solo una franja a modo de cenefa, el uso de esta cinta te será indispensable para no manchar partes que quieres mantener intactas.

Tips sobre cómo pintar azulejos

Cuando hayas completado los dos pasos anteriores, debes asegurarte de que la zona en la que vas a pintar tiene una ventilación idónea. En caso de que se trate de un baño interior sin ventanas, hazte con una mascarilla y lleva a cabo frecuentes descansos para salir a respirar aire puro.

Ahora ya es el momento de demostrar tus dotes poniéndote manos a la obra. Comienza por la zona de las juntas con un rodillo o brocha de pequeñas dimensiones. Luego ya puedes pintar el resto con ayuda de un rodillo más grande. Intenta que este último sea de espuma compacta. Pues así te aseguras de que los posibles relieves se disimulen lo máximo posible. Por otra parte, divide las zonas con las que estés trabajando en secciones para evitar acumulaciones de pintura.

En caso de que estés pintando tus azulejos de un color llamativo, lo más probable es que necesites una segunda capa para que el color quede uniforme. Antes de pasar esa segunda mano, mejor espera unas 6 horas a que la anterior se asiente. ¡Y no te olvides de pasar de nuevo el rodillo de espuma!

Ahora toca esperar para ver el resultado final cuando se seque la pintura. Recuerda que el esmalte adquiere su máxima dureza unas tres semanas después de aplicarse. Esto no quiere decir que tengas que pasarte todo ese tiempo sin utilizar la estancia. ¡Ni mucho menos! Significa que durante ese tiempo es mejor que tengas cuidado con los roces o golpes contra la pared, pues podrían dejar marca.

¡Tachán! Ya sabes cómo pintar azulejos de baño o cocina y que te quede genial. ¿Quieres que te demos más consejos para renovar tu hogar con tus propias manos? Pues suscríbete a nuestra newsletter para aprender, por ejemplo, cómo cambiar la encimera de la cocina o cómo aplicar la filosofía Feng Shui para decorar esta zona. Porque con Andar por Casa… ¡nunca te aburrirás!