como-planchar-sabanas

No hay nada como meterse entre unas sábanas limpias y planchadas tras un día de agotador trabajo, ¿verdad? ¡Qué sensación de bienestar! Por eso hoy vamos a darte algunos trucos sobre cómo planchar las sábanas de manera fácil y rápida. ¡Es más sencillo de lo que crees!

Mantén la humedad antes de planchar

Las prendas que están un pelín húmedas se planchan con mayor facilidad. Por eso, si tienes unas sábanas que se arruguen fácilmente, tiéndelas o mételas en la secadora solo el tiempo imprescindible para quitarle el exceso de humedad. Antes de que se sequen del todo, pásales la plancha y verás cómo las arrugas desaparecen y las puedes guardar en tus cajones de almacenaje bajo la cama perfectamente secas.

Coloca la tabla a la altura adecuada

Mantener la humedad de la tela, planchar a la temperatura apropiada o ir doblando el textil son algunas de las claves para planchar sábanas de forma ágil.

Mucha gente no plancha las sábanas bajeras por la incomodidad que supone estar encorvado sobre la tabla demasiado tiempo. No obstante, si se regula la altura de la tabla de la forma correcta, ¡no hace falta doblar la espalda! Así podrás aguantar todo el proceso sin molestias.

Plancha a la temperatura correcta

No todas las telas son iguales ni responden de la misma manera al calor. En consecuencia, debes revisar la información que viene en la etiqueta del textil para saber qué temperatura elegir. Así evitarás desagradables sorpresas como quemaduras o marcas. Si tu plancha no tiene opción de regular la temperatura exacta, también puedes definirla según el tipo de tela que sea

Es decir, para planchar sábanas de algodón o lino en general deberás usar la máxima temperatura (que estará en torno a los 150ºC).

Pero si se trata de seda (porque quieres decorar el dormitorio con ropa de cama especial), con que la plancha esté templada es más que suficiente.

Dobla la sábana si lo necesitas

Quizá la clave esté en cómo colocar físicamente la tela para quitar todas las arrugas sin generar otras nuevas. ¡Es muy fácil! Solo tienes que doblar la sábanas e ir planchando rectángulo a rectángulo. Así quedarán ideales para guardarlas en el armario.

¿A que no era tan complicado? Pon en práctica estos sencillos consejos para aprender cómo planchar las sábanas encimeras y solo te llevará unos pocos minutos. ¿Quieres más trucos para hacer que las tareas del hogar sean cada vez menos tediosas? Suscríbete a nuestra newsletter y déjate sorprender.