segunda-vivienda

Si hace poco has adquirido un inmueble o piensas hacerlo, seguro que te has preguntado cómo tributa la segunda vivienda. Y es que en ocasiones la declaración de la renta es un proceso tan complejo y con tantos recovecos que puede llegar a resultar imposible sin la ayuda de un buen asesor.

Te lo explicamos todo de forma sencilla para que sepas cuánto vas a tener que declarar por ella y cómo debes hacerlo.

¿Es posible desgravar la segunda vivienda?

Recordemos que por vivienda habitual no se puede deducir si su compra se realizó después del 1 de enero de 2013. No obstante, las adquisiciones anteriores esta fecha sí que tienen derecho a desgravar. ¿Y qué ocurre al comprar una segunda vivienda? Pues que no existe opción de desgravar de ninguna manera porque, como su nombre indica, no se trata de una casa en la que la persona residirá de manera habitual.

Pero que no se pueda desgravar no quiere decir que no deba declararse ante Hacienda. De hecho, hay obligación de hacerlo incluso si esa vivienda no está siendo alquilada y, por tanto, no genera beneficios para los propietarios. Así mismo, los impuestos tras la compra de este inmueble deben estar al día.

como-tributa-segunda-vivienda

Régimen de imputación de la segunda vivienda: IRPF

Estas casas, generalmente reservadas para vacaciones, se encuentran dentro del régimen de imputación de rentas inmobiliarias del IRPF. La renta imputable en estos casos corresponderá al 2% del valor catastral del inmueble o, en caso de que el valor catastral haya sido determinado, revisado o modificado, del 1,1% del mismo valor.

Para alquilar esta casa los meses que no la usas, tendrás que tributar por ella por rendimientos de capital inmobiliario. En tal caso, obtendrás una reducción del 60% de los ingresos netos que te genere el alquiler. Por ejemplo. Si el neto de beneficios que obtienes es de 1.000€, se te aplicará una reducción de 600€. Por tanto, de cara a Hacienda el rendimiento que tú has obtenido por el alquiler es de 400€.

Como ves, las consecuencias en la declaración de la renta para tu segunda vivienda son bastante asumibles. Sobre todo si las comparamos con los beneficios que te ofrece tener ese refugio vacacional donde poder desconectar. No obstante, para evitar gastos imprevistos, estudia con mucha atención el contrato de compraventa del inmueble antes de adquirirlo.

Como empezamos diciendo antes, lo sabemos. Quizá los temas relacionados con Hacienda pueden parecer un un auténtico lío. Pero suscribiéndote a nuestra newsletter tendrás toda la información sobre cómo tributa la segunda vivienda explicada (como ya has podido comprobar) de manera sencilla y entendible. Te lo garantizamos.