contrato-compraventa-vivienda

El contrato de compraventa de una vivienda tiene multitud de aristas y detalles a tener en cuenta. Saber interpretarlos de forma correcta es clave para que ambas partes sepan claramente las condiciones del acuerdo. Evitando así desagradables sorpresas de última hora. Para que todos queden satisfechos, te hablamos sobre los conceptos que debes saber antes de estampar tu firma.

¿Qué es el contrato de compraventa de una vivienda?

En pocas palabras, es un acuerdo entre dos partes. La primera, la vendedora, está obligada a entregar una cosa, la vivienda en este caso. La segunda, la compradora, está obligada a pagar un precio determinado por esa vivienda.

Algunos de los términos que hay que saber manejar antes de firmar son el objeto (la vivienda en cuestión), el precio (que puede consistir solo en dinero o una parte en dinero y otra en otra cosa que se acuerde) y el consentimiento de las partes (es obligatorio después de este consentimiento).

Pasos previos a la formalización del contrato

  • Carta de intenciones

Es un documento en el que una de las partes manifiesta su intención de comenzar las negociaciones con la otra. Si la persona receptora afirma que su intención también es continuar las negociaciones, comienza entonces la etapa de los tratos preliminares.

  • Tratos preliminares

Se trata de los contactos que se producen entre vendedor y comprador en los que se hablan, negocian o acuerdan las bases del futuro documento. Se pueden establecer por escrito o verbalmente, pero no se pueden considerar un acto jurídico estricto. No obstante, hay que seguir los principios de buena fe, confidencialidad y confianza.

  • Promesa de compraventa (o precontrato)

Los tratos preliminares pueden derivar en una promesa o precontrato. Es una preparación en la que se establecen las bases del definitivo modelo contrato de compraventa de la vivienda. En caso de incumplimiento, las consecuencias dependerán en gran medida de las obligaciones que se hayan contraído.

  • Arras o reserva

El contrato de arras de una vivienda sirve para que el comprador pueda reservarse en derecho de adquisición de la casa mediante la entrega previa de una cantidad de dinero acordada. Existen distintos tipos de arras:

-Confirmatorias: a cuenta del precio del inmueble, por lo que sirven como señal de la futura celebración del documento. En caso de que alguna de las partes lo incumpla, puede solicitar una indemnización por daños y perjuicios o exigir su cumplimiento.

-Penales: sirven de garantía. Si el comprador incumple lo previamente pactado, pierde las arras, mientras que si es el vendedor quien incumple debe devolverlas por duplicado. En este caso también se puede solicitar una indemnización.

-Penitenciales: este tipo de arras no obliga al cumplimiento. Al igual que ocurría en el caso anterior, si el comprador incumple su parte pierde la cantidad entregada y si es el vendedor la tiene que devolver por duplicado.

contrato-compraventa-vivienda

Formalización del contrato de compraventa de una casa

Con el consentimiento de ambas partes (lo que se llama perfección del contrato), tanto vendedor como comprador quedan obligados a cumplir, de buena fe y con arreglo a la Ley, todo lo pactado. El documento puede ser tanto privado como público (este último estará autorizado ante notario y se considerará auténtico y fehaciente). Este último será el único válido para el Registro de la Propiedad y para el préstamo.

Algunas de las características básicas son:

Tiene eficacia frente a terceros una vez se produce el Registro de la Propiedad.

-Debe haber sido redactado con toda claridad y la máxima sencillez posible.

No puede hacer referencia a documentos que no hayan sido facilitados.

-Debe incorporar de forma clara el precio, la cantidad aplazada, los intereses y las condiciones de crédito.

-Tiene que tener las cláusulas que hacen que se incremente el precio pactado entre comprador y vendedor a lo largo de todo el documento.

Antes de firmar el contrato no te olvides de calcular lo que tendrás que pagar en gastos derivados de la compra, como los impuestos o escriturar la vivienda. Es muy importante tenerlos siempre presentes para saber exactamente qué cantidad necesitas tener ahorrada antes de formalizar el documento.

Si has leído este artículo es evidente que tienes interés en el contrato de compraventa de una vivienda. Como los aspectos a tener en cuenta en estos casos son muchos para evitar futuros problemas, suscríbete a nuestra newsletter y te daremos toda la información actualizada sobre los cambios en normativas o las ayudas a las que puedes acceder para comprar por fin tu nuevo hogar.