Tener un techo sobre la cabeza es un bien básico. Por eso existen las conocidas como viviendas de protección oficial, casas que cumplen una serie de requisitos para garantizar el acceso a un hogar. Pero, tras adquirirla, ¿cuando se puede vender un piso VPO? Te explicamos cuándo y de qué manera se puede conseguir.

Viviendas de protección oficial ¿cuando se pueden vender?

En función de si quieres vender la vivienda VPO antes o después de 10 años tras la compra, las condiciones y requisitos cambian.

Este tipo de viviendas se pueden vender siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos, cuestión que debes valorar a la hora de comprar el inmueble. En principio, lo fundamental es que deben haber transcurrido un mínimo de 10 años desde la compra del inmueble para proceder a la venta.

Sin embargo, hay algunos casos en los que también se puede llegar a vender antes de que se cumpla este período si se dan determinadas circunstancias. Te contamos todo con detalle en las siguientes líneas.

Vender la VPO antes de los 10 años

En estas situaciones es imprescindible que esta pierda su condición de vivienda protegida. Para ello, hay que pedir una solicitud en la consejería de vivienda de la comunidad autónoma. Los únicos casos en los que se podrá realizar dicha solicitud (y, en consecuencia, intentar vender una VPO antes de transcurridos 10 años desde la compra de la misma) son:

  • Traslado a otro pueblo o ciudad por causas laborales (cambio de trabajo, acceso a un nuevo puesto…).
  • Aumento en el número de miembros de la familia.
  • A causa de necesidades especiales de algún miembro de la familia (personas mayores, discapacitados…).
  • Otros motivos con incidencia en la familia como un divorcio o fallecimiento.

Si se da alguna de estas situaciones, se puede solicitar la autorización de venta a la comunidad autónoma. Esta institución será la encargada de establecer el precio máximo por el que se puede vender el inmueble y los requisitos que deberá cumplir el futuro comprador, que generalmente son:

  • Que la vivienda vaya a convertirse en su residencia habitual y permanente.
  • No tener en propiedad otros bienes inmuebles.
  • Que no supere los ingresos anuales regulados por ley para la adquisición, es decir, 5,5 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples):
    • IPREM en 12 pagas: 6.454,03 €/año.
    • IPREM en 14 pagas: 7.519,59 €/año.

En caso de que se cumplan todos estos requisitos, se podrá vender el piso VPO antes de los 10 años. No obstante, hay que tener en cuenta que, si se recibió cualquier tipo de ayuda pública para su adquisición en el momento de la compra, tendrá que devolverse con los intereses correspondientes.

Vender la VPO después de los 10 años

Si han transcurrido más de 10 años desde la compra de la vivienda de protección oficial, su venta resulta mucho más sencilla. Se tendrá que buscar un comprador que cumpla con los mismos requisitos que antes comentábamos. Pero ya no sería necesario devolver las ayudas que se recibieron para la compra.

Por otra parte, pasada una década ya no se precisa de la autorización de la comunidad autónoma para la venta. A pesar de ello, esta institución pública podrá ejercer el derecho de tanteo y retracto en base al precio máximo legal por el que se puede vender la vivienda (si es VPO no se podrá negociar el precio de la casa).

Como ves, lo fundamental que debes valorar al vender un piso de protección oficial es si ha pasado o no un plazo de 10 años desde la compra. Ya que, como hemos explicado, las condiciones cambian. Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos o familiares en esta situación sepan cuándo pueden vender el que, hasta ahora, ha sido su hogar.