decoracion-discos-vinilo

Cool y retro a la vez. Esa es la impresión de quienes han visto alguna vez un cuarto con una decoración con discos de vinilo. ¿Quieres conseguir ese efecto en el tuyo? Pues aquí tienes un montón de ideas estupendas para conseguirlo. ¡Te encantarán!

Macetero de pie como mesita

Con un poco de silicona e imaginación, puedes usar discos de vinilo decorativos en tu habitación para darle un toque original y retro.

Transforma un antiguo macetero de metal en una preciosa mesita auxiliar con solo pegarle en la parte superior un vinilo. Con una pistola de silicona tendrás más que suficiente para crear esta atractivo apoyo en tu dormitorio en tan solo unos minutos. ¡Es súper fácil!

Sujetalibros muy singular

Verás el moderno look que le dan estos sujetalibros a la estantería de tu habitación. Para ello solo tienes que meter una parte de los vinilos (hasta donde empieza el círculo central) en agua hirviendo para poder moldearlos. Luego ayúdate de un taco de madera para que la parte que has metido en el agua caliente quede a 90º del resto. Déjalos enfriar y… ¡ya lo tienes!

Reloj de pared con vinilos

Más sencillo, imposible. Muchos discos de vinilos decorativos terminan siendo relojes de pared, pues dan estilo y personalidad al cuarto. Para fabricar uno de ellos solo tienes que hacerte con el mecanismo de un reloj, sacar las manillas por el huequito del centro y colgarlo todo en la pared. Si quieres combinarlo con la decoración estilo arcoiris, solo tienes que combinarlo con algunos CD antiguos de colores que tengas por casa.

Curiosas lámparas colgantes

Crear estas lámparas fabricadas con discos de vinilo para decorar es muy sencillo. Con solo recortar la parte central con la forma de las bases de las bombillas y pegarlas a ellas, listo. Así de sencillo. Combina varias para que veas el bonito efecto que dan a la habitación.

Portaretratos circulares

Colorea los vinilos con pintura acrílica especial para estas superficies de las tonalidades que más te gusten (intenta que combinen con el color del resto de la habitación) y deja la parte central sin pintar. Imprime tus fotografías favoritas y recórtalas con el diámetro de esa zona central de la que acabamos de hablar. Luego pégalas y… ¡hecho! Haz el mismo proceso con dos o tres y verás qué bien quedan en tu cuarto.

¿Con cuáles de estas ideas de decoración con discos de vinilo te vas a quedar? Esperamos que con varias. ¡Verás que combinan genial! Y recuerda que si quieres más ideas DIY para hacer de tu hogar un sitio cada vez más acogedor, ¡solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter!