decoracion-pared-infantil

Piénsalo un segundo: ¿qué es lo que más le gusta a los niños? Jugar, pintar y echarle un poquito de imaginación a todo. Pues ya tienes las pautas para la decoración de una pared infantil. Él mismo te las ha dado. Pero si te faltan ideas, no pasa nada, aquí te damos algunas que quedarán genial en su dormitorio.

Vinilos, una opción fácil y rápida

En cualquier tienda puedes encontrar un montón de diseños diferentes. Hay algunos pequeños, como aquellos que tienen gotitas o nubes, y otros enormes, que pueden representar montañas o grandes animales. Elige el que mejor combine con los gustos de tu hijo y disfruta del resultado. Además, los tendrás colocados en un abrir y cerrar de ojos.

Papel con estampados

Aunque no lo creas, el papel pintado aún sigue estando de moda. Sin embargo, los motivos han cambiado a lo largo de los años. Ahora los dibujos de animales o geométricos se utilizan mucho para dar viveza a uno de los muros, mientras que las otras se siguen pintando de colores neutros para no generar un ambiente demasiado recargado. Esta idea también se puede utilizar para crear un rincón de lectura infantil confortable y alegre.

Ilustraciones, cuadros, muñecos…

Aguantan todo lo que les pongas encima (siempre y cuando no tenga un peso descomunal), así que… ¿por qué no ser un poco creativo? Utiliza el washi tape, chinchetas o cualquier otro elemento que tengas por casa para colgar pequeños peluches, cuadros coloridos o ilustraciones graciosas que encuentres en internet. Todo vale para la decoración de una pared de bebé mientras que el conjunto sea armónico.

decoracion-pared-infantil

Baldas y algunas estanterías

Esta opción tiene el punto a favor de que, conforme el niño vaya creciendo, puedes ir cambiando lo que hay sobre ellas. Por ejemplo, cuando es muy niño puedes poner muñecos y juguetes, mientras que, de mayor, puedes poner libros que le gusten. ¡Y el resultado siempre será vistoso!

¿Te ves con maña para pintar?

Si tú o tu peque tenéis dotes artísticas, podéis dibujar directamente en la superficie. De hecho, puedes dejar uno de los muros como pizarra para pintar todo lo que queráis y, si sale mal, solo tenéis que borrarlo para empezar de nuevo. Esta es una idea muy socorrida para adornar habitaciones para dos o más niños, ya que se lo pasan en grande con este sencillo entretenimiento.

Aplica estos consejos y mézclalos para tener como resultado una decoración de pared infantil original y creativa. Y si lo que quieres son más ideas para que tu hogar sea cada vez más acogedor, ¡suscríbete a nuestra newsletter!