decoracion-paz

Cuando hablamos de diseño de espacios, más es menos. Es decir, los espacios diáfanos, los colores puros y el minimalismo generan sensación de tranquilidad y sosiego, mientras que los recargados promueven la sensación de ansiedad y ahogo. Aquí tienes algunos consejos de decoración para fomentar la paz interior… ¡y la de tu salón!

Opta por mobiliario sencillo y práctico

¿De qué sirven cuatro mesillas auxiliares repletas de revistas y libros… si nunca las usas? Mejor deja solo una con los 2 libros que realmente quieras consultar bien colocados y no sobrecargues el espacio. 

En este aspecto también puedes usar los versátiles puffs y las mesitas que se meten unas debajo de otras. Lo importante es que dejes libre el espacio suficiente para moverte y que los muebles que tengan te resulten útiles a la vez que visualmente atractivos.

Decántate por los colores neutros

Una decoración para generar paz interior no puede basarse en colores chillones o demasiado oscuros. Mejor opta por las tonalidades que giren en torno al blanco, los colores crema o los tonos arena. Esta gama cromática promueve la serenidad y el confort tanto si se usa en la pintura de las paredes como en el mobiliario. 

Para una decoración que dé paz solo tienes que aprovechar bien la luz, utilizar colores claros en las paredes y mobiliario y apostar por el minimalismo. 

Y si quieres aportar un pequeño acento de color, busca una planta para aportar verde a la estancia.

Nunca falla y, aunque añade color, no elimina ese efecto de armonía que buscas para tu salón. 

Si hay un escritorio, mejor bien incorporado

Ya sea porque trabajas desde casa o porque en ocasiones tu jornada laboral va más allá del horario de oficina, si tienes un escritorio en el salón intenta que esté siempre ordenado y limpio. Además, debe seguir la gama de colores preponderante en el resto de la estancia. Si sigues estas dos premisas, seguro que la incorporación de la mesa, la silla y la lámpara quedarán genial en la sala de estar. 

Aprovechar al máximo la luz

Este espacio de la casa necesita luz. Deja que entre a raudales con unas cortinas vaporosas o con visillos. En caso de que los rayos solares incidan directamente sobre los cristales, ten preparadas unas persianas o unas cortinas opacas para impedir que se sobrecaliente en verano. En invierno puedes permitir que entre el máximo de luz posible, te servirá para ahorrar en calefacción y en electricidad. 

Como ves, incorporar una decoración que dé paz y tranquilidad al salón no es tan complicado. Con un par de trucos bien aplicados tendrás una estancia que transmita positividad y serenidad a la par. ¿Quieres más ideas para hacer de tu hogar un lugar más acogedor? ¡Pues solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter!