decoracion-ropa-cama

Cuando hablamos de un dormitorio, su decoración con ropa de cama es básica para que el conjunto sea atractivo. Aquí tienes algunos trucos para elegir la que mejor se adapta a las particularidades de tu habitación.

Blanco puro sobre fondo negro

Intenta combinar la decoración de la ropa de cama con la gama cromática del resto de la estancia.

En los cuartos con paredes pintadas de colores fuertes u oscuros, la mejor opción es un edredón blanco. Se puede combinar con mantas a pie de cama, almohadas para dormir o cojines con dibujos de los colores del resto de la estancia. La base blanca aportará luz y elegancia.

Toque de color como acento

Si tanto las paredes como el cabecero son de una tonalidad grisácea o demasiado suave, incorporar un punto de color es una fantástica idea. De esta manera, se centra la mirada en una zona de interés y el cuarto adquiere un estilo más alegre y moderno.

Lo único que debes tener en cuenta antes de comprar un edredón colorido es no sobrecargar la habitación.

Si las paredes y cortinas son neutros, decorar el armario y la cama con colores chillones puede resultar recargado.

Mejor tener como acento cromático una sola zona de la estancia.

Serenidad sobre suelo multicolor

decoracion-ropa-camaSi tienes parqué oscuro o baldosas de colores en el dormitorio, te aconsejamos edredones o fundas nórdicas luminosas pero serenas.

Así, los tonos crema vendrán genial para generar un aspecto distinguido. Se le dará protagonismo al elemento que en este caso lo requiere, el suelo.

Ya sabes, el equilibrio entre la sutileza y la viveza es fundamental para crear espacios visualmente seductores. Para ello, la decoración con ropa de cama se sirve tanto los nórdicos como de mantas así como de otros elementos para mejorar el conjunto de un dormitorio. Comparte en redes este artículo y ayuda a tus amigos a que decoren sus alcobas de manera más armoniosa.