martes, 29 septiembre, 2020

INFANTIL

Cómo decorar una habitación con unicornios para que tus hijos flipen

Los caballos alados de cuernos blancos en la frente son un motivo fantástico que puedes utilizar para dar un toque distinto a las habitaciones de tus hijos. ¿Quieres saber cómo decorar habitaciones de unicornio para niñas y niños? Aquí te damos unos consejos prácticos para conseguirlo.

Las habitaciones con animales de peluche fantásticos pueden gustar, o no, a tus hijos. Por lo tanto, lo primero que tienes que hacer es preguntarles, porque su opinión cuenta. Una vez que estéis de acuerdo, lo ideal es saber qué dibujos le gustarían para acercarse lo más posible a lo que quieren.

“Los unicornios son personajes fantásticos que pueden formar parte de la decoración de la habitación de tus hijos.”

Otro aspecto que has de tener presente es la edad de tus hijos y para cuánto tiempo va a durar la habitación. No en vano, no es lo mismo una habitación para una niña de 4 años que para otra de 10. La idea es que te puedas adaptar a cada circunstancia para no fallar.

Camas de unicornios

Para la decoración con unicornios de una habitación las camas de tipo nido o individuales son una buena opción para los niños pequeños. Si te apañas con la carpintería, puedes crear una o bien para un hijo o bien para hermanos que tengan una edad similar.

Unicornios en las paredes

La decoración de las paredes es sencilla y poco costosa. Puedes optar por papeles con dibujos de unicornios o por dibujar figuras y recortarlas. Si quieres combinarlas con una decoración de princesas, quedará genial.

Detalles en los textiles

Los unicornios para decorar un cuarto en los textiles puede aplicarse en las sábanas, almohadas y edredones. Esta es una de las alternativas más económicas y versátiles para conseguir una decoración diferente.

habitaciones-unicornio-ninas

Unicornio decorativo

El unicornio decorativo es una figura de tela, de madera u otro material que se ubica como mueble en la habitación. Esta propuesta es ideal para quienes busquen una decoración minimalista.

Las posibilidades para decorar habitaciones de unicornio para niñas y niños solo tienen un límite: ¡tu imaginación! Comparte este artículo en tus redes sociales para que otros papás y mamás puedan ayudar a sus hijos a tener su habitación soñada de caballos alados.

Ideas de decoración con copos de nieve para el cuarto de los niños

La decoración con copos de nieve es una opción divertida para cambiar el look de la habitación de los peques en invierno. ¿Quieres que el cuarto de tus hijos esté adaptado a esta época del año? Sigue leyendo, te damos algunas claves para conseguirlo. 

La decoración con nieve en los cuartos infantiles se puede ubicar en el cabecero de la cama, el techo, las ventanas o las paredes.

La decoración con nieve queda bien en cualquier estancia, desde el salón a la cocina. Eso sí, es cierto que en el cuarto de los más pequeños se crea una atmósfera especial y, lo que es mejor, ¡a ellos les encanta! Estas alternativas pueden ser útiles para que consigas el efecto deseado en habitaciones infantiles.

Techo nevado

El techo nevado se puede conseguir mediante el sistema de pegar unos hilos a los que se añaden unos adornos de tela o papel con forma de copos de nieve. Lo que sí conviene es que los acabados sean buenos y parecidos entre sí. Puedes, también, introducir un elemento luminoso para dar más realismo.

Guirnaldas de nieve

Las guirnaldas de nieve son elementos fáciles de colocar en cualquier parte de la habitación. Además, quedan especialmente bien en las paredes de una habitación infantil.

Puedes utilizar papel, cartón o tela, según lo que más te interese y tus preferencias. Te recomendamos una distribución estratégica para que les saques el máximo partido. 

Lámparas de nieve

Una lámpara que imite copos de nieve (o un muñeco) se puede instalar en el cuarto de los niños, tanto como elemento auxiliar como central. De hecho, incluso puedes combinar varias de ellas.

Nieve en el cabecero de la cama

Una de las opciones que más va a gustar a los peques es introducir copos de nieve para decorar el cabecero de la cama. La mejor alternativa es optar por elementos de tela porque van a ser más duraderos. Así conseguirás una habitación de cuento.

Siluetas en las ventanas

Las siluetas o patrones en las ventanas se han asociado a la Navidad, pero se pueden aplicar en cualquier momento. Puedes dibujar adornos de copo de nieve u otras estampas típicas de esta estación para dar un ambiente invernal a la habitación de tus hijos. ¡El resultado seguro que les encanta!

La decoración con copos de nieve es una opción fantástica para dar ese toque invernal a la habitación de tus hijos.¡Suscríbete a nuestra newsletterpara conocer más ideas!

Ideas de decoración navideña infantil para el cuarto de tus hijos

0

La decoración navideña infantil tiene que hacer volar la imaginación. A los pequeños les gustan los detalles más desenfadados y que evoquen personajes imaginarios (que, para ellos, no lo son tanto). Por eso estas ideas seguro que gustan, así que toma nota.

Las ideas de decoración navideña llegan a todas las estancias de la casa. ¡Y a todas las edades! Y adaptada a los niños puede enviar un doble mensaje. Es importante que sea bonita y que les guste, sí, pero también lo es que sea sostenible. Esta es una manera de contribuir a que, desde pequeños, tus hijos se conciencien con el consumo responsable. 

La decoración de Navidad para niños puede ser variada e ilusionante, incluyendo personajes icónicos y materiales sostenibles.

Los adornos navideños pueden ser de varios tipos y utilizar materiales diversos. Estas propuestas permiten, sin muchas dificultades, diseñar algo específico para los más pequeños de la casa ¡y sin mucho esfuerzo!

Un pequeño mural

Hacer un pequeño mural es una de esas propuestas que nunca fallan. Para completar  esta decoración navideña para niños puedes utilizar una superficie base y pegar algunas figuras. El vinilo es otra posibilidad, pero lleva más tiempo. Esta fórmula es interesante si tu hijo es fan de Papá Noel, los Reyes Magos o algún otro personaje asociado a estas fiestas. 

Miniárbol o corona Navideña

El miniárbol natural es una opción si lo que quieres es que este no se limite a tu habitación. Otra posibilidad interesante como complemento es la corona de Navidad en puertas, ventanas y armarios. Puedes optar por materiales naturales o artificiales, incluso de reciclaje como el papel o cartón.

Pesebre casero

El belén o pesebre, como representación del nacimiento de Jesús, es una opción que nunca falla. Igual puedes darte una vuelta por los mercadillos típicos de estas fechas y elegir distintos adornos de Navidad infantiles o construirlos tú mismo con cartón. La nieve artificial le dará un toque de realismo.  Piensa, eso sí, que ha de llamar la atención de tus hijos. 

Cortina de estrellas LED

Las luces de Navidad son un recurso recurrente, pero puedes aprovechar los formatos LED para crear una cortina de estrellas. Puedes incluir otros elementos típicos como dromedarios, reyes o Papá Noel. El resultado será una composición de ensueño que, seguro, va a gustar a los pequeños de la casa.

La decoración navideña infantil es una buena oportunidad para ilusionar a los más pequeños con estas fiestas. ¡Suscríbete a nuestra newsletterpara conocer más opciones de decoración de temporada!

Habitaciones de princesas que vas a querer copiar para tu hija

0

Fuerte, valiente y libre. Pero también princesa. Así es tu hija. Si quieres decorar su cuarto con un toque de ensueño, hay varias opciones de habitaciones de princesas. Este estilo nunca pasa de moda y, si sabes elegir, seguro que gusta.

Y es que este tipo de decoración es un recurso que no suele fallar con niñas porque gusta a padres, madres e hijas. Lo primero que tienes que saber es que hay que mantener una coherencia cromática, puesto que los colores imperantes son el blanco o el rosa. Además, hay que hay que adaptar la habitación a la edad de tu hija.

Mobiliario adecuado

No hay que engañarse, en estos casos la habitación de princesa será para mucho más que descansar. Es imprescindible que tengas un buen colchón, pero también un mobiliario a la altura y una buena decoración. Estos elementos son útiles para que la habitación sea el fortín de tu hija como lugar descanso, estudio y juego.

Según los gustos de tu hija

Las habitaciones de princesas para niñas han de respetar una coherencia cromática y estar adaptadas a la edad de tu hija.

Los diseños que se proponen son variantes para distintos estilos, en función de los gustos y la edad. Si puedes, no dejes de preguntar a la protagonista que, seguro, te puede dar claves prácticas. A veces sorprende hasta qué punto los más pequeños saben más que nosotros.

Con un diseño acogedor

Una habitación acogedora se consigue utilizando diseño textil para las alfombras y cortinas. La cama nido con un dosel contribuirá a ahondar en esta sensación de comodidad y de estar “en casa”. Recuerda que estos dormitorios de princesas serán el espacio privado de tu hija.

De estilo retro

Hay quien dirá que un cuarto de este estilo es, per se, retro, pero no tiene por qué ser necesariamente así. Si quieres dar un toque de elegancia y de historia a la estancia, puedes incluir una cama con dosel de cuento de hadas

Un lugar donde jugar

Un dormitorio de princesa es un lugar para dormir, pero también para jugar.

Una gran alfombra con peluches y juguetes convertirán este lugar en el preferido de la casa para tu hija. 

Cuarto de estudio

Esta decoración no está reñida con el estudio, sobre todo a partir de los 8-10 años, momento en que las tareas académicas tienen más peso. Un escritorio funcional será el complemento perfecto

Un mural de princesas

El mural es una opción rompedora que, seguro, gustará a tu hija. Un vinilo con las princesas de Disney preferidas de tu hija será algo novedoso y no muy caro.

Como puedes ver, complacer a tu hija con habitaciones de princesas es fácil. Suscríbete a nuestra newslettersi quieres recibir más sugerencias de decoración.

Ideas para organizar el cambiador del bebé y tenerlo todo a mano

Y llegó la alegría de la casa. Ahora ya sabes qué esperar cuando estás (o más bien estabas) esperando. Traer una criaturita al mundo es una de las experiencias más enriquecedoras que puede vivir una persona. Pero, una vez en casa, puede sobrevenirte esta duda: ¿cómo organizar el cambiador del bebé?

No te preocupes, aquí te vamos a enseñar a cómo preparar correctamente este mueble y así tener todo a mano. Por que como comprenderás, es importante mantener un orden y una serie de rutinas a la hora de cambiar a un bebé. Y ese orden pasa por ubicar cada producto en el sitio correcto. Así que, de primeras, te aconsejamos contar con un mueble con cuatro cajones.

Primer cajón: productos de higiene

Es de cajón (y nunca mejor dicho): lo más importante son las toallitas, bastoncillos, polvos de talco, colonias, baberos, geles, cremas y pañales. Un consejo: antes de ponerte manos a la obra, es preferible haber sacado todo lo que vayas a necesitar, así no tienes que soltar las manos del bebé (cuidado con los accidentes por caídas).

Segundo cajón: ropa interior

Aquí puedes incluir toda la ropita que va por dentro o la indicada para andar por casa (guiño, guiño), como leotardos, cubrepañales, pijamas, bodis y calcetines. Es decir, incluye en este cambiador organizador todo aquello con lo que tu bebé esté más cómodo.

Tercer cajón: toallas de baño

El cambiador del bebé es de los muebles más importantes del dormitorio. Si quieres que la hora del cambio de pañal no sea un dolor de cabeza, organiza correctamente los espacios.

A pesar de que en muchos hogares las toallas se guardan en un cajón común, es preferible ubicar las del baño para el bebé en este mueble.

¿La razón? Las toallas de bebé suelen ser más suaves y esponjosas (no olvides que tienen la piel más delicada que los adultos), así que mejor sepáralas para evitar confusiones.

Cuarto cajón: la ropa del día a día

Sí, está muy abajo. Pero, a no ser que el mueble sea enorme y haya mucho sitio en cada compartimento, no queda de otra que poner la ropita del bebé aquí. Pero, ¿qué incluir en esta zona? Pantalones, patucos, polainas y jerseys. Las camisas, camisetas y chaquetitas las puedes colgar en perchas, así no se arrugan.

Añade un organizador en el cambiador del bebé

Si con todo el lío que supone preparar la llegada de un bebé a casa no has podido hacerte con un cambiador lo bastante grande, no te preocupes.

Puedes incorporar un organizador para el cambiador del bebé que te permitirá tener todo lo necesario a mano.

Son como unas estanterías de tela que se cuelgan a un lado del cambiador, donde puedes incluir los productos más básicos que necesita tu bebé: pañales, cremas, toallitas… Si no te convence, no pasa nada, existen más alternativas, como las cómodas-cambiador, que ofrecen incluso más espacio (y así no es necesario que compres tantos muebles).

Ahora ya tienes más claro cómo organizar el cambiador del bebé, ¿verdad que sí? Pues a poner en práctica lo que acabas de aprender. Y si quieres que te demos muchos más consejos sobre tu (nueva) vida hogareña con el peque, recuerda¡suscribirte a nuestra newsletter!

Decoración pirata para la fiesta infantil de tus peques

0

Con diez cañones por banda, viento en popa, a toda vela… ¿Ese ha sido el primer poema que tus peques han aprendido en el cole? Pues, si tanto les gusta, prepárales un cumpleaños como si fueran bucaneros con estas ideas de decoración pirata infantil. ¡Seguro que les encanta!

Comienza por las invitaciones

Mete unas cuantas hojas del tamaño que elijas (A5 o A6 será perfecto para las invitaciones) en una bandeja e impregna cada una de ellas con café frío. Mientras estén mojados, corta con los dedos los márgenes para que queden irregulares. 

Cuida los detalles de la decoración de un cumpleaños pirata. Las invitaciones, las paredes, la comida con temática bucanera y… ¡tendrás una fiesta al estilo Barbanegra!

Luego seca el papel y… ¡ya tienes un auténtico pergamino! Ahora dibuja en él una calavera o algunas pistas para que sepan cómo llegar a casa, la fecha y, lo más importante… ¡que es una fiesta pirata! Así los niños vendrán vestidos con atuendo acorde a la temática. 

Paredes estilo pirata

Utiliza cartulinas negras, recórtalas en forma de bandera y pega dibujos de calaveras que recortes en hojas blancas. Incorpora un palo en uno de los lados y cuélgalas de la pared. ¡Ya lo tienes! Hay otras muchas opciones para la decoración de las paredes para la fiesta pirata: banderas rojas y blancas, guirnaldas que puedes comprar en cualquier tienda de decoración, un photocall con parches, calaveras y pañuelos… ¡Lo que quieras!

Mesa convertida en barco

Coge dos palos de escoba y amárralos con cordel para que queden en cruz. Luego recorta tela roja de la misma medida que el palo que quede en horizontal, hazle algunos agujeritos en la parte superior y ayúdate de ellos para amarrarla al palo, también con cordel. 

Recoge un poco la tela con cordel amarrado al palo para que no caiga por completo sobre la mesa y, además, para que dé más sensación de vela. Ahora apoya el palo que está en vertical dentro de un pequeño cubo con decoración de piratas para niños y pégalo al fondo. Ahora llena el cubo de perlas, monedas y coronas de juguete y utiliza el resultado como un gracioso centro de mesa. ¡Quedará súper piratesco! 

Comida para bucaneros

Haz pinchitos de fruta con banderitas de calavera o con miniespaditas. También puedes hacer pulpos con salchichas partiéndolas desde la mitad hacia abajo hasta crear 8 patas y haciendo dos hendiduras en cada una a modo de ojos. Recuerda cortarlas siempre antes de meterlas en el agua hirviendo o en la sartén. ¡Verás cómo se van abriendo! 

Otra opción para la decoración de la fiesta pirata infantil con la comida es crear sándwiches con forma de barco (utiliza una loncha de queso y dos trocitos de zanahoria a modo de vela y palos respectivamente) o de calavera (ayudándote de aceitunas negras para los ojos, la nariz y la boca).

Y, por supuesto, ¡la tarta! Ayúdate del azúcar glas (que también viene genial para las decoraciones emoji), de los colorantes alimentarios y de tu imaginación para hacer una tarta estilo calavera o barco pirata. Recuerda siempre incorporar una bandera con un palito y… ¡el resultado será espectacular! 

Entretenimiento pirata

¿Qué mejor que una buena búsqueda del tesoro para una fiesta con esta temática? Esconde algunos de los regalos y crea un mapa con pistas para que los niños tengan que ir encontrándolos por toda la casa. Verás que se convertirá en un juego súper divertido y que los peques se creerán verdaderos bucaneros. 

Bueno pues ahora… ¡solo queda ponerse manos a la obra! Seguro que tu decoración pirata causa sensación y, sobre todo, alucina a los peques. ¿Quieres más ideas (como la de apostar por la decoración Mary Poppins) para hacer de las fiestas de tus hijos todo un acontecimiento para ellos? Pues solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter.

Ideas de decoración sobre Mary Poppins para una fiesta infantil

“Con un poco de azúcar…”. Seguro que sabes terminar la frase y que, en tu cabeza, ya estás tarareando la canción. ¿Por qué no haces que tus hijos también disfruten con la conocida niñera creando una decoración estilo Mary Poppins para la fiesta de su cumple? ¡Seguro que les chifla!

Sombreros con florecitas

Monta una zona de actividades en la que los peques hagan sus propios sombreritos con flores. Para ello solo tienes que comprar unos cuantos sombreros negros y unas flores de plástico. Con un poco de cola y cinta negra (para tapar las manchas de pegamento que puedan quedar), seguro que les sale genial.

Paraguas por todas partes

Con unos aperitivos en forma de paraguas, una guirnalda de cometas y unos sombreros con flores, tendrás una decoración estilo Mary Poppins que a los peques les encantará.

Incorpora paraguas por toda la fiesta: colgados de las sillas, en la pared de la habitación, en los percheros, en el paragüero…

Y si a alguno de ellos le puedes poner la característica cabeza de pájaro, seguro que los niños alucinarán.

Aperitivos de la película

¿Conoces los quesitos Babybel? Pues si los cortas por la mitad y les pones una pajita pequeña en la parte que queda plana, ¡tachán! De repente aparece un pequeño aperitivo en forma de paraguas que a los peques les encantará.

Guirnaldas de cometas

La decoración a lo Mary Poppins no estaría bien acabada sin una bonita guirnalda hecha de cometas. Haz que tus hijos participen, que seguro que les entusiasma. También la puedes combinar estas guirnaldas con un poco de decoración musical, pues, al fin y al cabo, las canciones de la película son míticas.

Decoración con toque british

No hay personaje que represente mejor el saber estar y el porte británico que Mary Poppins. Así que dale un toque inglés a la fiesta con sillones orejeros (si tienes por casa), baúles y un juego para servir el té a las 5 en punto.

Incorpora estos 5 trucos de decoración a lo Mary Poppins y deja que los niños dejen volar su imaginación… ¡agarrados a un paraguas! Comparte este artículo con otros papás y mamás que quieran darle un estilo supercalifrajilisticoespialidoso a la fiesta de sus hijos.

Decoración emoji para celebrar el cumpleaños de tu hijo

Admitámoslo, a veces un emoticono vale más que mil palabras. Estas caritas amarillas que llegaron a nuestras vidas hace ya dos décadas (cómo pasa el tiempo…) vuelven locos a lo niños. Así que… ¿qué mejor que una auténtica decoración emoji para su cumple? Aquí tienes algunas ideas que seguro que les encantan.

Photocall estilo emoji

Solo necesitas dibujar las expresiones que quieras sobre cartulina amarilla, recortarlas en círculo y pegarlas a un palo plano de madera de unos 20 cm. ¡Y ya lo tienes! Los peques lo pasarán en grande haciéndose fotos con las graciosas caritas amarillas. Además, reconócelo: lo pasarás tan bien tú como tus hijos. ¿Acaso te vas a resistir a sacarte una foto con los ojos en forma de corazón?

Emoticonos comestibles

Si ya te enseñamos a hacer una tarta de chuches, ¿por qué no unas galletas con carita? Recúbrelas de fondant amarillo y te darán la opción de incorporar una auténtica decoración de cumpleaños de emoji para la mesa. Y si quieres que los niños se lo pasen pipa también puedes jugar a hacer emoticonos… singulares, como el de la caca.

Para una verdadera decoración emoji, crea un photocall, pon caritas en las paredes y pinta unos globos amarillos.

Para ello solo tienes que hacerte con una manga pastelera y hacer un copete de trufa o chocolate, ponerle unos ojos comestibles y meterlo rápidamente en el frío. Conociendo a los peques… ¡se morirán de la risa!

Caritas en las paredes

Este es el paso clave para toda decoración con caritas. Cuando empiezan a llegar los niños y las ven colgadas en las paredes… ¡ya empieza la fiesta! Para conseguirlo, hazte con un poco de cartón y goma eva de color amarillo y negro (también puedes usar otros colores en función de los emojis que vayas a preparar).

Procura que las circunferencias de cartón sean un poco más pequeñas (aproximadamente 1 cm) que las de la goma eva, ya que así podrás pegarlas por detrás y no se verá el cartón. Recuerda también utilizar masilla adhesiva de quita y pon para no dejar marca en las paredes cuando las retires.

decoracion-emoji

Clásicos globos amarillos

¿Qué hay más sencillo que pintar sobre unos globos amarillos para decorar un cumple? Pero intenta que sean biodegradables, que así echas una mano al planeta mientras enseñas a los niños que hay que respetar el entorno a través del reciclaje y la reducción del uso del plástico.

Ya sabes todo lo que necesitas sobre la decoración emoji para cumpleaños. Ahora solo te queda… ¡ponerte manos a la obra! Seguro que a tus peques les encanta. Y si quieres más ideas para pasarlo genial con tus hijos en casa, ¡suscríbete a nuestra newsletter!

Decoración de fútbol para la habitación de un forofo

El delantero corre con la pelota pegada a las piernas, hace una vaselina al portero y… ¡GOOOOOOL! Si no hay un sonido que emocione tanto a tus hijos como los gritos tras un gol, que su habitación tenga una decoración de fútbol les parecerá todo un regalazo. Convierte su cuarto en el refugio de sus sueños con estos trucos.

Moqueta verde imitando césped

¿Imaginas que tu hijo entre a su habitación… como si lo hiciera en un verdadero estadio de fútbol? Si en casa tienes moqueta, usa una de color verde en su dormitorio para imitar el césped. Si no tienes moqueta, ¡no pasa nada! Con comprar una alfombra verde para la zona de juegos o el rincón de lectura será suficiente.  

Puff de pelota de fútbol

En la decoración de fútbol de una habitación infantil no pueden faltar un puff en forma de pelota y un vinilo de algún jugador.

¡No puede faltar! Este es, sin duda alguna, el elemento más significativo del mundo deportivo. Además, no solo se puede poner en el cuarto, pues en el salón también se puede usar como trono predilecto del rey de la casa.

decoracion-futbol

Vinilos decorativos de fútbol

¿Y si a todo esto… le sumas una perspectiva impresionante del estadio en una de las paredes del cuarto? Crea una puerta de entrada a un mundo de gradas, gritos de ánimo y vuvuzelas con un enorme vinilo que posea la perspectiva de uno de los laterales de la grada. Cuando lo vea… ¡le va a encantar! Además, este es un truco perfecto para que las habitaciones infantiles pequeñas parezcan más amplias.

Sus ídolos en las paredes

¿En la habitación de qué aficionado al fútbol podría faltar un póster de sus ídolos? Pues si quieres un poquito más allá siempre puedes hacerte con un vinilo de ese jugador que le fascina y pegarlo a la puerta o al armario.

¿Imaginas una combinación de toda esta decoración de fútbol en un mismo dormitorio? Alfombras verdes, un vinilo del estadio al fondo, puffs imitando a pelotas y los jugadores saliendo de las puertas. ¡Un auténtico éxtasis deportivo!  Y si quieres más ideas decorativas para que tu peque alucine, ¡suscríbete a nuestra newsletter!

El mejor colchón para niños: recomendaciones para su descanso

Si el descanso es importante para todos a cualquier edad, más lo es cuando aún se está formando el cuerpo del futuro adulto. Por eso, elegir el mejor colchón para niños es imprescindible para su desarrollo. Sigue estos consejos y seguro que aciertas.

Cuál es el mejor colchón para niños según su edad

De 0 a 2 años

En esta etapa el descanso es vital para el pequeño, ya que se pasa una buena parte del día durmiendo para que su cuerpo se vaya formando. Los colchones más o menos firmes, que garanticen la comodidad del bebé y, sobre todo, que sean antiasfixia, son perfectos para esta edad.

Durante los primeros meses de vida, escoger una almohada adecuada (de hecho, en muchos casos la mejor alternativa es no poner almohada hasta los 2 años) y un colchón que evite la muerte súbita es fundamental para garantizar la seguridad del recién nacido.

Es interesante también apostar por los colchones transpirables, ya que evitan que el niño sude por la noche y luego se resfríe. Además, aquellos hipoalergénicos y que impiden la aparición de la plagiocefalia o síndrome de la cabeza plana son perfectos para los bebés.

Otro de los aspectos clave que debes tener en cuenta antes de decidir qué colchón es mejor para los niños es que sean desenfundables. En esta fase (y también en los años siguientes, aunque en menor medida) es muy común que el bebé tenga pequeños escapes por la noche. En consecuencia, tener la posibilidad de cambiar rápidamente la funda es un plus de comodidad.

De 2 a 9 años

Teniendo en cuenta que a estas edades los pequeños todavía duermen más horas que los adultos (entre 9 y 12), son ideales los colchones que tienen una firmeza media y son transpirables. Por otra parte, muchos tienen la opción de traer dos caras, una para el invierno, más suave e hipoalergénica, y otra para verano, con una mayor transpiración.

Durante este período te aconsejamos que el colchón también sea desenfundable, ya que aún pueden darse pequeños escapes durante la noche. Y s le quieres incorporar un protector extra para garantizar al máximo su vida útil, mejor que mejor.

El colchón de un bebé debe ser antiasfixia; antes de los 9 años, que sea transpirable y desenfundable: y, a partir de ahí, prevé que va a dar el estirón.

Teniendo en cuenta que un colchón de calidad dura aproximadamente unos 10 años, te aconsejamos que, por una cuestión de ahorro y de salud, no escatimes en este gasto. Hay muchos viscoelásticos que podrás encontrar a un precio más que razonable y que ayudarán al normal desarrollo de tu hijo.

colchon-ninos

Más de 9 años

A partir de esta edad en general ya se deben analizar más o menos los mismos factores que para un adulto. Con un pequeño matiz, pues durante los siguientes años el menor va a ganar en estatura y en peso. Por ello, la talla del colchón debe ser la adecuada para el tiempo de desarrollo físico que le queda a tu hijo.

En resumidas cuentas, antes de los 2 años valora el bienestar del recién nacido tanto en el colchón como en la forma de vestir la cuna, hasta los 9 sigue apostando por que sea transpirable y desenfundable y, a partir de esa edad ten en cuenta que… ¡va a pegar el estirón!

Cuidar, educar y velar por el desarrollo de un nuevo ser humano es tan complejo como enriquecedor. Al fin y al cabo, se está formando una nueva persona. ¿No te parece emocionante? Más allá de conocer cuál es el mejor colchón para niños descubre muchos más consejos sobre cómo ayudar a tu peque en la aventura de su propio crecimiento en el hogar suscribiéndote a nuestra newsletter.