denunciar-vecinos-ruidosos

No te dejan descansar y, literalmente, te ponen de los nervios. No tienes ni idea de por qué los del piso de encima (debajo, al lado, donde sea) hacen tanto ruido, pero lo hacen, es un hecho. Te explicamos cómo lidiar con este problema y los casos en los que puedes llegar a denunciar a los vecinos ruidosos.

Primeros pasos: Intentarlo por las buenas

Lo que hay que hacer en primer lugar siempre es hablar con la persona en cuestión. No te pedimos que entables una amistad en toda regla con ella, pero sí que mantengas una conversación educada, serena y tranquila sobre los problemas que te están ocasionando los ruidos. En muchos casos con este primer aviso es suficiente para que cese el estruendo.

En el supuesto de que tras hablar con la persona un par de veces no entre en razón, ponte en contacto con el presidente de la comunidad y coméntale el asunto. Él hablará con los responsables del molesto ruido e intentará hacerles entrar en razón. Si esta última vía tampoco da sus frutos, entonces pasaremos a denunciar a un vecino por ruido formalmente.

denunciar-vecinos-ruidosos

Siguiente paso: Denunciar a un vecino por ruido

Para llevar a cabo este trámite debes tener en cuenta que el ruido debe superar los límites permitidos por tu ayuntamiento en función de las horas. Esto se debe a que hay una cantidad de decibelios que por normativa no se deben sobrepasar en horario diurno y otra cantidad, menor, que no debe superarse en horario nocturno.

Para probar que ese número de decibelios se supera, tienes dos opciones. La primera es llamar a la policía local cuando veas que el ruido está en su pleno apogeo. Los agentes llevarán a cabo una medición y determinarán si el estruendo infringe la normativa. La segunda opción es contactar con un perito particular que lleve a cabo el mismo proceso.

Si estas mediciones oficiales determinan que el susodicho está haciendo más ruido del permitido, podrás presentar una denuncia por vía administrativa (en tu ayuntamiento), civil (si cabe la posibilidad de reclamar indemnización por daños) o penal (si se han generado graves problemas de salud a causa del ruido y puedes probarlo).

Si sois varios los afectados te aconsejamos que hagas una pequeña reunión o una fiesta en el jardín y aproveches para tratar el tema de forma conjunta.

También puedes compartir este post antes de denunciar a tus vecinos ruidosos y darles a entender así que hay alternativas a soportar el ruido. Sabemos que es una situación desagradable, por lo que ¡te deseamos mucha suerte!