disfraces-carnaval-caseros

Lo vas a petar. O, por lo menos, va a ser difícil que te copien la idea. Demuestra que eres una persona creativa y original sustituyendo la visita a la tienda por el DIY. Seguro que estos disfraces de carnaval caseros te van a motivar lo suficiente como para que lo único que te apetezca comprar sea pegamento y goma eva en cantidades industriales.

Los disfraces caseros de carnaval más originales

  • Quesito:

¡Sencillísimo! Papel plata, cartón, un DIN A4, pegamento, rotuladores y un poquito de destreza pictórica. Eso es lo único que necesitas para convertirte en un quesito andante. Corta y une los cartones en forma de porción de quesito (dejando un hueco en la parte superior para sacar la cabeza), fórralo con el papel de aluminio y pega sobre él en la parte delantera el dibujo de tu marca de quesitos favorita. ¡Y ya está! Como toque final, si quieres puedes hacerte con una peluca color plata para mimetizarte con el traje.

  • Desayuno americano:

Este es el último disfraz de comida que te proponemos. Prometido. Ve a por goma eva. Solo tienes que cortar un círculo amarillo sobre una base amorfa blanca para tener un huevo frito. Luego utiliza tiras onduladas de goma eva blanca y roja para hacer el bacon. Hazte unos tirantes donde unir y luego colgarte toda esta falsa comilona sobre ropa negra. ¡Hecho!

disfraces-carnaval-caseros

  • Tamagochi:

Si eras niño en los 90, es imposible que no cuidases en algún momento de tu tamagochi. Ahora te toca volver loca en tu fiesta a toda una generación llevando uno enorme colgado del pecho. Causarás sensación con uno de los mejores disfraces caseros de carnaval que podrían existir.

En primer lugar, busca ropa rosada (camiseta, leggins, peluca,…). Luego recorta goma eva del mismo color en forma de huevo de unos 50 cm de alto. Corta otro igual que te servirá para la parte posterior del traje (a este último no hace falta que le hagas nada más).

Ahora recorta un trozo de goma eva de color amarillo con cuyos bordes tengan forma de triángulos irregulares. Intenta que este nuevo pedazo de goma eva sea del tamaño perfecto para ocupar toda la parte central del huevo rosa que antes hemos recortado. Pégalo sobre él y luego recorta tres círculos azules de unos 3 cm de radio y pégalos en la parte inferior del huevo rosa (serán los botones).

Ahora solo te queda recortar un pedazo cuadrado de bolsa de basura verde turquesa, pegarlo sobre el trozo amarillo y dibujar sobre él un dibujito de tamagochi (con cacota y moscas incluido). Recuerda que se hace en base a cuadraditos negros a modo de píxeles. Busca en internet un modelo y demuestra tu capacidad para plagiar otros disfraces fáciles para carnaval similares.

Hazle dos huequitos a la parte superior de la goma eva rosa (tanto delantera como trasera) para hacerte una especie de tirantes con los que engancharte este noventero atuendo.

  • Loca de los gatos:

Un vestido viejo (rollo abuela), una peluca rizada de pelo gris (alborótala un poco), unos zapatos antiguos estilo oficina y 6 ó 7 peluches de gatos. ¡Y ya lo tienes! Cose los peluches a distintas zonas del vestido y estarás hecha toda una loca de los gatos.

Es lógico que tengas predilección por las cosas DIY. El orgullo que se siente ante los amigos al decir “estas macetas de corcho las hice yo” o al recibir un elogio sobre la lámpara casera que montaste con materiales reciclados es todo un premio. Pero cuando encima tus logros te convierten en el alma de la fiesta, te vienes muy, muy arriba. Disfruta haciendo estos disfraces de carnaval caseros y del jolgorio de estas fiestas.

No te vamos a pedir que compartas este artículo por si alguien te pilla la idea. Lo entendemos. Pero sí que te vamos a aconsejar que te suscribas a nuestra newsletter para que te enviemos nuevas, originales y molonas ideas DIY a ti antes que a nadie.