seguridad-hogar-ciberataques

Las viviendas cuentan cada vez con un mayor número de dispositivos conectados a internet: ordenadores, televisores, robots de cocina… Para aumentar la seguridad y proteger tu vivienda frente a los ciberataques, toma nota de nuestras 6 recomendaciones.

Para 2021 se espera que el número de aparatos online alcance los 28.000 millones. Además, el consumo de GB al mes en Europa Occidental pasará de 1,9 a 18. Estas son solo algunas de las previsiones que hace el Ericsson Mobility Report y que seguro que a más de uno dejarán con la boca abierta.

A pesar de este claro aumento en el consumo de Internet, la mayoría de los terminales que usamos a día de hoy, no han sido diseñados teniendo en cuenta la seguridad como uno de sus puntos de referencia. Por ejemplo: no cuentan con actualizaciones automáticas o permiten el uso de contraseñas de acceso débiles.

Echemos un vistazo por todos los dispositivos WiFi que encontramos en nuestra vivienda: móviles, ordenadores, televisores, relojes… Además, cada vez más neveras, robots de cocina, enchufes inteligentes….

Si todos son susceptibles de recibir ciberataques, ¿no deberíamos prestar más atención a su seguridad?

Consejos para proteger tus dispositivos WiFi

El hecho de que un aparato esté online, significa que alguien desde el exterior puede atacarlo, hacerse con su control, acceder a todos nuestros datos y hacer un uso indebido de ellos. Para aumentar la seguridad de tu “Smart Home” y protegerla frente a los ciberataques, toma toda de estos 6 consejos.

  • Cuidado con los wearables

    ¿Y qué son los wearables? Se trata de aquellos equipos conectados a la red que podemos llevar en nuestra ropa o complementos. Por ejemplo, las pulseras de actividad.

    Este tipo de objetivos incorporan ciertos sensores que permiten que el fabricante o terceras personas sepan dónde está el usuario en todo momento. El riesgo aumenta cuando compartimos esta información a tiempo real a través de nuestras redes sociales. Por ejemplo, los ladrones pueden aprovechar ese momento en el que salimos a correr para entrar a robar en nuestra vivienda.

    Compartir esta información a posteriori o no utilizar nuestro nombre real, son algunas de las recomendaciones que podemos poner en práctica para aumentar la seguridad de nuestros datos.

  • Uso de Contraseñas

    Con al menos 8 caracteres, mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales. Así debieran ser todas nuestras contraseñas. Además, no debemos usar una misma contraseña para varios aparatos. Tampoco emplear la misma contraseña durante más de 6 meses. Si no hacemos un uso correcto de nuestras contraseñas, nuestra información podría verse comprometida.

  • Cámaras en tus dispositivos

    seguridad-camaras-dispositivosAl igual que colgamos cortinas en nuestro salón para que el interior de nuestra vivienda no sea visto desde fuera, también deberíamos poner ‘cortinas’ a las cámaras que inundan nuestro hogar.

Por ejemplo, tapa con cinta adhesiva la cámara de tu ordenador cuando no la estés utilizando. Así, evitarás que terceras personas puedan hacerse con su control, grabar o difundir todo lo que estás haciendo.

  • Política de privacidad

    Esa gran parrafada que debemos aceptar, por ejemplo, para podernos descargar ciertas aplicaciones en nuestro móvil o en cualquiera de nuestros equipos conectados a WiFi.

    Según la Agencia Española de Protección de Datos, es imprescindible revisar la política de privacidad (aunque resulte un poco aburrido). De esta manera, conoceremos a quién estamos otorgando nuestros datos y qué uso van a hacer de ellos.

  • Compras online

    Si recurrimos a las tiendas online para realizar nuestras compras, debemos asegurarnos de que el sitio web sea de confianza. Para ello, es aconsejable revisar bien la página, leer su política de privacidad y buscar la razón social de la empresa. También debemos revisar los comentarios que hacen otros usuarios.

    Las compras online ya no son algo único de nuestro ordenador o nuestro móvil. Actualmente existen neveras con conexión a Internet que nos permiten realizar nuestra compra semanal sin movernos de la cocina.

  • Copias de seguridad frecuentes

    Pero si ya hemos sido víctimas de algún tipo de ataque, es importante disponer de copias de seguridad que nos permitan tener acceso a la información perdida. Puede que en un primer momento nos dé pereza realizarlas de forma recurrente, pero si algún día sufrimos un ataque, esta información nos será sumamente útil.

Aunque en ocasiones resulte imposible prevenir un ciberataque, poniendo nuestras 6 recomendaciones en práctica conseguiremos proteger nuestros dispositivos conectados WiFi y ponérselo un poco más difícil a los temidos ladrones informáticos.

Si quieres recibir estas y otras recomendaciones en tu email, suscríbete a nuestra newsletter y sé el primero en recibir todos nuestros artículos.

Html code here! Replace this with any non empty text and that's it.