distribucion-cocina

Planificar cómo distribuir la cocina puede facilitar mucho la vida. Para lograr comodidad, se necesita pensar cómo ubicar las áreas de trabajo y el mobiliario. El objetivo será aprovechar el espacio de modo que sea fácil moverse y que resulte práctica la tarea.

¿Cómo distribuir una cocina?

Los expertos en diseños de cocinas opinan que las áreas que integran el “triángulo de trabajo” deben estar cerca y sin obstáculos para moverse de una a otra.

¿Cuáles son estas áreas?

1- Área de lavado y fregadero. Allí se ubica una encimera con espacio para el lavavajillas.

2- Área de preparación. Es el sector destinado a la elaboración de los alimentos. La encimera puede venir hecha de fábrica o puedes cambiarla para mejorar el espacio o la decoración.

3- Área de cocción. Estará equipada con microondas, placa de cocina y horno.

A estas tres se agrega una cuarta área que puede estar en el mismo espacio físico o en uno contiguo.

4- Área de frigorífico y  almacenamiento.  Es la zona del refrigerador y de los muebles para guardar los alimentos.

Es preciso prever que cada área debe contar con los elementos necesarios para las tareas: tomacorrientes, agua, sistemas de gas, etc.

distribucion-cocina

Distribución de cocinas: Diferentes diseños

Con papel y lápiz en mano, el punto de partida será dibujar la forma de la cocina. Luego se irán ubicando las áreas de trabajo. Entonces se distribuirá todo el equipamiento, incluidos los muebles y electrodomésticos. De este modo, se podrá prever el mejor lugar para cada cosa.

Las formas más frecuentes de los ambientes de cocina son:

    • Cocina en L . Facilita la cercanía de las áreas de trabajo.
    • Cocina en U. Si la cocina es pequeña, el espacio entre los tramos paralelos deberá permanecer libre para que el desplazamiento sea fluido. Si es de mayores dimensiones, se puede incorporar una mesa central, un desayunador.
    • Cocina en línea. Es el diseño más sencillo. Se encuentra en apartamentos o casas pequeñas.  Todo se ubica sobre una pared, pues no tiene esquinas. Es una opción cómoda si la pared tiene una longitud razonable.
    • Cocina con isla. Es ideal para cocinas amplias. En ellas se ubica un módulo central, una mesa, por ejemplo. A su alrededor debe quedar un espacio de libre circulación de alrededor de un metro y medio de ancho.  Esta isla central puede destinarse a cualquiera de las áreas de trabajo. También es útil como desayunador o para el almuerzo.

    La opinión de la persona que cocinará es fundamental. Nadie mejor que ella conoce los movimientos que exigirá la tarea y podrá establecer la distribución que más se adecúe a su modalidad de trabajo.

Maximiza el espacio: Distribución de una cocina pequeña

Colocar ganchos para poner utensilios. Cacerolas, cuchillos, cucharas de madera colgados en paredes o techo economizarán espacio en los cajones y armarios.

Agregar estantes a las alacenas.  Esto permitirá aumentar la capacidad de los armarios.

Guardar en cajas lo que no se usa con frecuencia. Generalmente hay algunos utensilios y electrodomésticos que se usan poco. Lo mejor es ponerlos en cajas y ubicarlos sobre los armarios.

Disponer de una mesa plegable. Ocupa poco lugar y es muy útil.

Utilizar el espacio de las paredes. Hay alacenas y estanterías aéreas que se colocan en las paredes y que permiten liberar espacio sobre el piso. Las puertas corredizas también permiten ganar espacio.

El tamaño no es una excusa para tener una cocina práctica en la que la actividad sea agradable y cómoda. Solo se necesita pensar un poco y animarse a innovar. ¡Y no solo en la cocina! Decídete a cambiar también la decoración del baño o el salón. Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos cientos de ideas con las que poner tu casa a punto.