dormitorio-animal-print

Rugen, muerden y corren a velocidades de vértigo. Los animales salvajes nos fascinan. Por eso la tendencia de tener un dormitorio animal print cada vez está más extendida entre los amantes de los grandes mamíferos. Deja que tu habitación adquiera su potente personalidad con estos trucos. ¿Tienes tu cámara a mano? ¡Comienza el safari!

A los pies de la cama

¿Tienes el típico banco para ponerte los zapatos a los pies de la cama? Pues tapízalo con una tela que imite la piel de una cebra y ya tienes preparada tu habitación animal print. ¿Con solo un elemento? Sí, porque con este estilo de decoración debes tener mucho cuidado de no sobrecargar o parecer estridente.

En originales cabeceros

Decorar los cabeceros de la cama puede ser todo un arte. Pero, en este caso, ¡se trata de un arte bastante sencillo! En caso de que sea un cabecero completamente liso, solo tendrás que incorporar un vinilo con la forma que más te guste. Si es acolchado, tapízalo con una tela que emule la piel de una jirafa o un tigre. ¡Te quedará genial!

Una alfombra salvaje

Para decorar tu habitación animal print y que quede elegante, nunca mezcles dos formas de piel distintas ni incorpores más de un elemento con ese estampado.

Hay muchas que imitan las líneas blancas y negras de una cebra o los lunares de un guepardo. ¡Y quedan genial! Hazte con una que sobresalga por los lados de la cama en tu habitación (o en la de invitados) y tendrás un estilo mucho más salvaje en la estancia en cuestión de segundos.

Cojines estilo safari

Si la funda del nórdico es de un color claro, puedes aprovechar para incorporar un pequeño acento de estampado animal en los cojines. De hecho, ese tipo de combinación blanco-salvaje suele quedar genial tanto en el dormitorio como en el salón.

Cuadros diferentes

Otro recurso es que si el resto del cuarto no cuenta con grandes estridencias o formas geométricas, puedes poner en la pared un conjunto de cuadros con fotografías de pieles animales. Te aconsejamos la combinación tigre-guepardo-cebra-jirafa. Si pones rectángulos con fotografías de esas 4 pieles una al lado de otra, verás que el conjunto queda muy llamativo (bueno, en realidad el adjetivo adecuado sería bestial).

¿A que es fácil? Con estos elementos podrás transformar tu habitación en un dormitorio animal print que imite la piel de tu gran mamífero favorito. Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos también saquen su lado más salvaje en la decoración de su hogar.