ejercicios-casa-ninos

¡Moverse es vivir! Pero si para los adultos esto es cierto, para los más peques, más aún. La actividad física es un aspecto fundamental para el desarrollo físico y mental de tus hijos. Aquí tienes algunos de los ejercicios en casa para niños que podrás hacer durante unos minutos al día y fomentar así el gusto por el deporte.

Mejora la rapidez y coordinación

¿Quién no lo ha pasado en grande de pequeño jugando a la comba? Pues, además de divertido, es realmente saludable para el corazón, ya que es una forma rápida de aumentar las pulsaciones y quemar calorías. Así que, aunque en este post nos estemos centrando en la gimnasia para niños en casa, ¡apúntate si quieres! Así puedes hacer pequeñas competiciones con tu hijo para ver quién aguanta más saltos sin tropezar con la cuerda o quién sabe hacer más cruces.

Además de fomentar su capacidad aeróbica, con esta actividad también estarás promoviendo su velocidad de reacción y su coordinación. Como ves, aunque parezca muy sencilla, ¡es muy completa!

Aumenta su equilibrio cuerpo-mente

Si quieres un ejercicio que, además de mejorar la salud de tu pequeño, también le aporte estabilidad mental y equilibrio (tanto físico como emocional), puedes practicar con él algunas posturas de yoga. Un buen ejemplo es la del árbol, para la que hay que apoyar un pie sobre el muslo y levantar las manos. Ir cambiando el apoyo entre un pie y otro requiere equilibrio, tono muscular y control de la respiración, aspectos muy positivos para los más intranquilos.

Por otra parte, hay que destacar que el yoga durante la infancia aumenta la flexibilidad de los menores y su capacidad de concentración. De hecho, esta rutina de ejercicios para niños en casa puede ser especialmente beneficiosa para los que están aprendiendo a concentrarse y estudiar en casa.

A bailar con el juego de la silla

Aunque este juego sea más típico de fiestas o grandes reuniones familiares, ¿se necesitan muchas excusas para llevarlo a cabo? Es divertido, entretenido y mantiene a tus hijos activos y en movimiento y además es uno de los ejercicios perfectos para hacer en casa y que adelgaces tú y los niños.

Por si nunca lo has jugado, se trata de bailar alrededor de unas sillas hasta que se pare la música. Cuando esto sucede, es necesario sentarse rápidamente, pero como hay una silla menos que jugadores, siempre hay uno que se queda de pie y, en consecuencia, pierde. Asegúrate de que las sillas son resistentes antes de comenzar para garantizar la seguridad de tus hijos… ¡y la tuya propia!

La mascota es el mejor gimnasio

Uno de los grandes beneficios de tener perro en casa es que el niño ya tiene un peludo entrenador personal a su disposición. Con nuestros amigos de 4 patas se puede jugar al pillapilla, a tirar la pelota en el jardín y ver quién llega antes (si el cuadrúpedo o el pequeño bípedo) o, incluso, bailar. ¡Sí, sí, bailar! De hecho, no te podrás creer lo contento que se pondrá el perro al veros mover el esqueleto. ¡Le encantará participar con saltitos y ladridos de alegría!

Como ves, estos son solo algunos de los ejercicios en casa para niños que pueden practicar. Pon a volar tu creatividad y elige aquellos que vayan mejor con tu familia. Y si lo que quieres son más ideas sobre las actividades que puedes hacer con tu peque en casa para pasároslo en grande, ¡suscríbete a nuestra newsletter!