entablar-amistad

Acabas de llegar a un nuevo barrio y aún no conoces a nadie. Además, sabemos que los comienzos son complicados. Camiones de mudanzas, cajas por aquí y por allá, viajes al anterior piso para recoger cosas… Y para llevar mejor todo este caos, ¿qué mejor que entablar amistad con tus nuevos vecinos? Te damos algunos trucos para conseguirlo.

El primer contacto es importante

Las primeras impresiones son súper importantes en todo tipo de relaciones. Saluda siempre y procura ser amable. Si se da la ocasión, entabla una pequeña conversación para ir conociendo a las personas que viven cerca de ti. Preséntate, pregunta cómo funcionan algunos aspectos del barrio y bríndate a prestar ayuda en lo que los demás necesiten. De esta forma, seguro que tus nuevos vecinos también se ofrecen a echarte una mano para instalarte.

Participa en actividades comunes

Participa todo lo que puedas en la actividades de la comunidad, sobre todo al principio. De esta manera te darás a conocer y podrás hacer amigos. Además, si tienes niños en casa puedes animarlos a intervenir en las actividades infantiles y deportivas de la zona para que vayan conociendo gente. Las fechas especiales como Halloween o Navidad serán momentos perfectos para contribuir en los eventos que organice la comunidad.

Entabla amistad siendo proactivo

Si quieres poner en práctica tus conocimientos sobre cómo entablar una amistad, organiza una fiesta en tu jardín para inaugurar tu nueva casa y darte a conocer entre tus nuevos vecinos. También puedes invitarles a tomar un café con la excusa de que te expliquen algún aspecto de la zona, como la calidad de los colegios o cuáles son los gimnasios cercanos. Por otra parte, intenta ayudar todo lo que puedas en cuando veas la oportunidad. Como en los casos en los que hay que cuidar del perro una tarde o subir la compra.

Ten respeto, ante todo

Si montas una fiesta con música a todo volumen el primer día que llegues al barrio, te conseguir amigos entre tus vecinos será realmente difícil. Generar ruido es una de las formas más sencillas de fomentar la enemistad entre las personas que viven cerca de tu casa. Para evitarlo, procura llevar a cabo aquellas actividades que hagan ruido (como cortar el césped, pasar la aspiradora o utilizar el secador del pelo) en momentos en los que nadie esté descansando.

En cuanto a las fiestas, las puedes organizar sin ningún tipo de problema, pero siempre cuidando algunos aspectos como el horario en los que vas a poner la música o la cantidad de gente que va a venir. Avisa siempre a tus vecinos antes de hacer la fiesta y baja el tono de la misma cuando caiga la noche. Además, invítales a tomar un refrigerio para conocerles mejor.

Como ves, no te decimos que te vayas a una cohousing, únicamente que seas amable y cumplas ciertas normas de cortesía para entablar amistad con ellos. Solo con eso ya tendrás a la mitad del vecindario encantado de que te hayas mudado allí. Y recuerda, si quieres más consejos para vivir mejor en tu propio barrio, ¡solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter!