fiesta-en-casa

No solo quieres que salga bien, quieres que sea increíble. Organizar una fiesta en casa que no sea ni un muermo ni un desmadre total es difícil. Pero con nuestra ayuda, lo conseguirás. Te damos todos los trucos para que tú y tus amigos lo paséis fenomenal… sin necesidad de que los vecinos llamen a la policía.

Decide el tipo de fiesta

Consejo primordial, indispensable, imprescindible y todos los adjetivos por el estilo que se te puedan ocurrir: piensa en una temática. Todo será más fácil. Desde encontrar los juegos y la música ideal hasta que los invitados lleguen con la ropa adecuada.

¿Y de qué, exactamente? Échale imaginación. ¿A tus amigos les gusta Harry Potter, la música de los años 80 o los juegos de mesa? Pues ya tienes temática. Busca canciones, disfraces y comida que sea acorde.

Cuidado con las invitaciones

Decide (con muuuucho cuidado) a quién vas a invitar y (con más cuidado aún) a quién no. En esta decisión tendrá mucho que ver el número de personas que quieras que tenga la fiesta. Si tienes un piso pequeño no puedes invitar a mucha gente o parecerá una mezcla entre un concierto y una lata de sardinas.

Si se trata de la inauguración de tu nuevo piso, debes saber algunas cosas antes de vivir solo. La primera de ellas es que, después de una fiesta en casa, te toca limpiar. Mucho y a solas. Intenta contener el número de invitados si no quieres pegarte el día siguiente entero en plan Cenicienta.

Ahora llega el momento de hacer las invitaciones. Puede parecer un paso sencillo. Pero no lo es. Debes contar en unas pocas líneas de qué es la fiesta de forma que lo entiendan todos y sepan cómo deben asistir. Un truco, usa imágenes que tengan que ver con la temática (para ponérselo aún más fácil y que no lleguen vestidos de la Spice Girls a un evento de los 60).

Solo un último detalle. Si envías las invitaciones por email o redes sociales, mejor que tengan el nombre de la persona que la va a recibir, ya que se comparten fácilmente por internet y al final tu casa puede convertirse en el Festival de Benicàssim.

fiesta-casa

Ahora… a armarlo todo

Ya tienes decidido el día, la hora, la temática y los invitados. Lo difícil está hecho. Ahora toca elegir la música, las actividades… Respecto a los menús para fiestas en casa que estás barajando, un consejo: no compres demasiada comida; siempre sobra y en cuanto a la bebida… mejor tenerla controlada para que no se te vaya de las manos. Lo más importante es que todos estos elementos estén relacionados entre sí y con la temática. Si quieres, puedes incluir algo de decoración en la casa para crear un ambiente más festivo.

Intenta que todo sea self-service, que si no te vas a pasar toda la noche sirviendo copas y dando de comer a la gente. Recuerda también definir un lugar donde poner bolsos y chaquetas para que no anden desperdigados por la casa.

¡Y a pasarlo bien! Ya lo único que te queda es compartir este artículo con aquellas personas que te vayan a echar una mano con la organización. Por cierto, si esa persona es tu pareja, está leyendo esto contigo y tiene sus cosas por tu habitación, es que ya se ha mudado contigo (y tú sin saberlo) y la fiesta en casa será conjunta. Es mucho mejor que organizarla a solas, te lo aseguramos.