habitaciones-de-princesas

Fuerte, valiente y libre. Pero también princesa. Así es tu hija. Si quieres decorar su cuarto con un toque de ensueño, hay varias opciones de habitaciones de princesas. Este estilo nunca pasa de moda y, si sabes elegir, seguro que gusta.

Y es que este tipo de decoración es un recurso que no suele fallar con niñas porque gusta a padres, madres e hijas. Lo primero que tienes que saber es que hay que mantener una coherencia cromática, puesto que los colores imperantes son el blanco o el rosa. Además, hay que hay que adaptar la habitación a la edad de tu hija.

Mobiliario adecuado

No hay que engañarse, en estos casos la habitación de princesa será para mucho más que descansar. Es imprescindible que tengas un buen colchón, pero también un mobiliario a la altura y una buena decoración. Estos elementos son útiles para que la habitación sea el fortín de tu hija como lugar descanso, estudio y juego.

Según los gustos de tu hija

Las habitaciones de princesas para niñas han de respetar una coherencia cromática y estar adaptadas a la edad de tu hija.

Los diseños que se proponen son variantes para distintos estilos, en función de los gustos y la edad. Si puedes, no dejes de preguntar a la protagonista que, seguro, te puede dar claves prácticas. A veces sorprende hasta qué punto los más pequeños saben más que nosotros.

Con un diseño acogedor

Una habitación acogedora se consigue utilizando diseño textil para las alfombras y cortinas. La cama nido con un dosel contribuirá a ahondar en esta sensación de comodidad y de estar “en casa”. Recuerda que estos dormitorios de princesas serán el espacio privado de tu hija.

De estilo retro

Hay quien dirá que un cuarto de este estilo es, per se, retro, pero no tiene por qué ser necesariamente así. Si quieres dar un toque de elegancia y de historia a la estancia, puedes incluir una cama con dosel de cuento de hadas

Un lugar donde jugar

Un dormitorio de princesa es un lugar para dormir, pero también para jugar.

Una gran alfombra con peluches y juguetes convertirán este lugar en el preferido de la casa para tu hija. 

Cuarto de estudio

Esta decoración no está reñida con el estudio, sobre todo a partir de los 8-10 años, momento en que las tareas académicas tienen más peso. Un escritorio funcional será el complemento perfecto

Un mural de princesas

El mural es una opción rompedora que, seguro, gustará a tu hija. Un vinilo con las princesas de Disney preferidas de tu hija será algo novedoso y no muy caro.

Como puedes ver, complacer a tu hija con habitaciones de princesas es fácil. Suscríbete a nuestra newslettersi quieres recibir más sugerencias de decoración.