habitaciones-infantiles-compartidas

Cuando en una casa no hay mucho espacio, los niños aprenden desde bien chiquititos a compartir el poco que tienen. Sin embargo, organizar habitaciones infantiles compartidas pequeñas para que cada uno tenga su zona de juego y estudio puede resultar complicado.

Te damos algunas ideas sobre cómo estructurar el cuarto para que todos (ya sean dos o más) estén cómodos y no se peleen por un huequito en la mesa de noche.

Habitaciones infantiles dobles

  • Camas en L

Esta forma de organizar las camas permite seguir manteniendo un espacio central por el que moverse libremente y jugar. Utiliza la parte inferior de ambas camas para incorporar diferentes zonas de almacenamiento. De hecho, una de ellas la puedes poner más alta que la otra para incorporar más cajones debajo. Quien duerma en ella se puede subir por una pequeña escalerita a los pies de la cama.

  • Enfrentados

En el caso de las habitaciones infantiles dobles con poco espacio y alargadas, utiliza una de las paredes para meter las camas una enfrentada a la otra. Para aprovechar al máximo el espacio puedes hacer que compartan una misma mesita de noche a los pies de ambos colchones.

  • Pseudoliteras

Esta forma de organización de la habitación de los hermanos es una mezcla de las dos anteriores. Porque aunque las camas están realmente enfrentadas, una está por encima de la otra, como en las camas en L. De esta forma se consigue un enorme espacio de almacenamiento y los niños, aunque realmente estén en literas, pueden verse el uno a otro desde sus respectivas camas.

habitaciones-infantiles-compartidas-pequenas

Habitación para tres niños

  • Litera y cama

Las habitaciones infantiles compartidas para tres hermanos pueden parecer difíciles de organizar, ¡pero no lo es tanto! Pon una litera en una esquina del dormitorio y una cama en la esquina enfrentada. Utiliza la esquina vacía que queda para incorporar una zona de estudio y lo demás… ¡para jugar!

  • Tres en línea

Apoya los cabeceros de las tres camas sobre una misma pared (la más alargada) y sepáralas unas de otras con las mesillas de noche. Utiliza el otro lado para incorporar escritorios y muebles para almacenaje.

  • En tres niveles

Si no tienes mucho espacio y necesitas meter a tres niños en el cuarto, incorpora una litera bajo la cama inferior. Podrás guardar en ese hueco la plataforma para un tercer colchón. Así tendrás una zona de juegos durante el día que por la noche estará ocupada por un pequeño durmiente.

En cuanto a la decoración del cuarto. Elijas la distribución que elijas, incluso en habitaciones para 4 niños, puedes ayudarte de los juguetes que les gustan para definir el estilo. Por ejemplo, puedes hacer un tipi al más puro estilo indio para que tus hijos jueguen como locos y, a la vez, para decorar su dormitorio de forma divertida. También puedes utilizar las lámpara quitamiedos de los niños como elemento decorativo.

¿Tu familia crece y necesitas algunos trucos para gestionar a tanto renacuajo? Suscríbete a nuestra newsletter y te daremos los consejos para organizar habitaciones infantiles compartidas pequeñas y otras grandes soluciones para familias grandes.