house-sitting

¿Y si en tus viajes el alojamiento te saliera gratis? Sí, sí, como lo lees: GRA-TIS. Si quieres saber cómo conseguirlo, no te pierdas este post sobre house sitting. La nueva tendencia low cost donde tanto propietarios como viajeros salen ganando.

¿Qué es house sitting?

El concepto es muy sencillo. Ponte en situación: tú quieres conocer una nueva ciudad sin pagar hotel, hostal o albergue y, por otro lado, hay personas que se van de vacaciones varios días y no quieren dejar la casa sola durante tanto tiempo. Os ponéis en contacto y decidís colaborar. Tú cuidarás de la casa en ausencia de sus legítimos propietarios y, a cambio, te puedes alojar gratis durante esos días. Una simbiosis perfecta.

Eso te permitirá realizar viajes muy diferentes (¿quién dice que no puedas saber por unos días lo que es vivir en un barco?) y a muy buen precio, pues solo tendrás que encargarte del billete de ida y vuelta y de la comida.

¿Cómo funciona?

Tanto los owners (propietarios) como los sitters (cuidadores) se ponen en contacto a través de diferentes webs especializadas. Los primeros reflejan en la plataforma los días que necesitan a un cuidador. Luego analizan los perfiles de los viajeros que solicitan serlo. Se decantan por uno. Se ponen en contacto con él para decirle todo lo que debe tener en cuenta a la hora de cuidar su casa y… ¡listo! Se llega a un acuerdo basado en la confianza mutua y ambas partes salen ganando.

En ocasiones los owners no solo buscan personas que cuiden de su casa por miedo a los ladrones o para mantener la piscina en condiciones hasta su vuelta, sino también para cuidar de mascotas y plantas. Sabemos que los viajes en ocasiones pueden ser muy estresantes para nuestros cuadrúpedos amigos. Por ello es aconsejable dejarlos en casa con alguien de confianza siempre que se pueda. Y para ello… ¿qué mejor que recurrir al sistema de house sitting?

¿Cuánto cuesta realmente?

La mayoría de las webs del sector cobran un precio anual a los viajeros. Sin embargo, merece muchísimo la pena abonar entre 20 y 90€ al año (en función de los servicios que se presten y del país en el que trabaje la plataforma) si te quedas más de tres noches al año fuera de casa por este sistema.

Generalmente, para los propietarios es gratis, por lo que si estás pensando en dejar tu casa a una persona de confianza (puedes buscar a alguien que ya tenga buenas valoraciones) para que cuide de tu jardín y tu perro, solo tienes que elegir entre los candidatos que se pondrán en contacto contigo.

house-sitting

En cualquier caso, seas owner o sitter, este sistema de colaboración beneficia a ambos. Si eres viajero, puedes visitar diferentes países con la comodidad de un hogar sin tener que llevar una casa rodante a cuestas. Y si eres dueño de una vivienda, estarás seguro de que los ladrones no le echarán el ojo al creerla desocupada en verano.

Si alguien te va a acompañar en la aventura de viajar a otro país y tenéis plan low cost, comparte este post con ella y apuntaos a la tendencia house sitting. ¡Seguro que luego sois la envidia de todos vuestros amigos!