impuestos-compra-vivienda

Al comprar un inmueble tienes que valorar los gastos asociados a la primera parte de la operación. Una buena parte de ellos son impuestos. ¿Cuáles son y qué porcentaje del precio total tienes que pagar? Te explicamos todos los impuestos al comprar una vivienda que tendrás que asumir y cuáles se aplican en cada caso.

IVA

Al finalizar las obras de rehabilitación o construcción el promotor hará la entrega de la vivienda al comprador. Así como del consiguiente certificado de fin de obra. En estos casos es el comprador el que asumirá de forma íntegra el famoso Impuesto sobre el Valor Añadido.

¿Y qué porcentaje supone? Con carácter general se aplica un 10%, incluidos todos los anexos o garajes que vendan de forma conjunta. Sin embargo, no estarían incluidos si el número de plazas de garaje es mayor a 2.

Para viviendas que tienen algún tipo de régimen de protección el IVA que se aplica solo es del 4%.

ITP

En caso de que estés pensando en comprar una vivienda de segunda mano, se te aplicará el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. El porcentaje a aplicar en estos casos es del 6% o el 10% (según la comunidad autónoma) sobre el precio de la escritura pública de compraventa.

AJD

Tanto si compras una casa sujeta a IVA como a ITP, el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados es necesario. El porcentaje del AJD está entre el 0,5% y el 1,5% (en función de la comunidad autónoma) del precio del inmueble.

Este impuesto grava los testimonios notariales, las actas y las escrituras del inmueble (recuerda que debes conocer cuánto cuesta escriturar una vivienda para valorar los gastos asociados) a través de dos tipos de cuotas: una fija y otra variable. En los casos en los que se tenga que pagar ITP, solo se aplicará la cuota fija. Mientras que las compras sujetas a IVA tendrán que pagar también la variable.

impuestos-compra-vivienda

Plusvalía municipal

Los terrenos donde se emplaza una vivienda aumentan su valor conforme pasa el tiempo. Por tanto, el vendedor debe pagar ese incremento del valor durante los años en que ha sido propietario del inmueble hasta un máximo de 20 años (una vez transcurrido este plazo ya no existe la obligación de pagar el impuesto).

En muchas ocasiones se llega a un acuerdo entre vendedor y comprador para sufragar este gasto impositivo. No obstante, en cualquier caso la obligación y la notificación de pago siempre será para el vendedor.

IBI

El famoso Impuesto de Bienes Inmuebles se cobra el 1 de enero de cada año a la persona que sea titular de la vivienda en esa fecha. Asegúrate siempre antes de comprar que el vendedor esté al día en los pagos.

El IBI se calcula en función del valor catastral de la vivienda y es diferente según los ayuntamientos. Sin embargo, en general varía entre el 0,4% y el 1%, siendo el valor más alto el que se aplica para vivir en ciudades como Madrid o Barcelona.

Sabes que esta información sobre impuestos al comprar una vivienda es imprescindible antes de tomar una decisión tan importante como adquirir un nuevo hogar. Seguro que conoces a alguien que la necesita. Comparte este artículo y échale una mano.