invertir-plazas-garaje

La posibilidad de invertir en plazas de garaje se ha generalizado, sobre todo en pequeños inversores y en crowdfunding inmobiliario. ¿Realmente vale la pena? No te preocupes, aquí conocerás los pros y los contras.

Esta inversión se ha convertido en una opción interesante a medio y largo plazo. ¿La razón? A nadie se le escapa que en las grandes ciudades cada vez hay menos espacio para aparcar en la calle debido al trasiego comercial y a las políticas peatonalización de zonas urbanas.

“Las plazas de garaje urbanas ofrecen una alta rentabilidad y con perspectivas de demanda creciente.”

Pero no es oro todo lo que reluce, por lo que te conviene elegir bien para no tener problemas en el futuro. Estos datos que ofrecemos te permitirán sopesar si esta es la inversión que estás buscando o si te convienen otras posibilidades del mercado.

Ventajas de invertir en plazas de garaje

La primera ventaja de esta inversión radica en los ratios de rentabilidad. Una plaza de parking bien situada en Madrid o Barcelona te puede proporcionar una ganancia del 6 % anual, frente a, por ejemplo, un depósito a plazo fijo que ofrece un 2 %. Por otra parte, es fácil encontrar inquilino.

invertir-plazas-garaje

El segundo motivo importante para invertir en este activo es la perspectiva de revalorización. La demanda de plazas de parking en las ciudades va a aumentar porque el número de ellas gratuitas va a seguir reduciéndose. Tienes un activo que no perderá valor.

En tercer lugar, hay que indicar que invertir en plaza de parking es más barato que en un piso. Esta es una opción interesante para quien tiene un dinero sobrante que desea que le dé valor. Si has cobrado un seguro o tienes unos ahorros, te conviene.

Inconvenientes de hacerlo

El primer inconveniente que has de considerar es que las plazas de parking tienen unos gastos de comunidad y unos impuestos. Tienes que abonar la cuota que te corresponda, las derramas y el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles).

Por otra parte, el margen de ganancia varía, y mucho, en función del lugar que elijas. Una plaza de garaje en una zona periférica de la ciudad tiene un índice de rentabilidad mucho menor que en el centro de la ciudad. A veces, ni siquiera compensaría si lo comparásemos con un depósito a plazo fijo.

Los gastos de notaría son más caros, en proporción, si se los compara con los de la compra de un piso. Toma nota y recuerda que el notario puede cobrar hasta el 3 % del coste total de la transacción. Además, este profesional tiene una cuota fija independiente de lo que se pague por el precio de compra.

Como ya has podido adivinar, invertir en plazas de garaje se ha convertido en una posibilidad interesante para ganar dinero. Si eliges bien, es una opción que te compensará. ¡Suscríbete a nuestra newsletter para recibir más consejos sobre inversiones inmobiliarias!