invertir-en-vivienda

Para vivir o para obtener rentabilidad. Se puede invertir en vivienda por distintas razones, pero, en cualquier caso, hay que valorar  una serie de aspectos para evitar sustos, sorpresas y malas decisiones. Aquí tienes algunos de los consejos clave para que la operación sea todo un éxito.

Analizar el precio y la revalorización

Aunque somos conscientes de que el precio es la variable principal al decantarnos por un inmueble u otro, hay que tener, también, una visión de futuro. Es decir, además de la casa o piso en sí, hay que estudiar con detenimiento la zona en la que está emplazado, sobre todo para invertir en pisos para alquilar. En tal caso, otro dato a tener en cuenta es la tributación que hay que pagar por la segunda vivienda, que se sumará a los gastos derivados de la adquisición.

Invertir en casas no más del 40% del sueldo

La tasa de esfuerzo que se dedique al pago del piso o casa no debe superar el 40% del sueldo del comprador. Si así fuera, se correría el grave riesgo de llevar a cabo impagos en el futuro, por lo que incluso las entidades bancarias pondrán reticencias a la hora de brindar la hipoteca. Es por ello que la que es considerada mejor edad para comprar está entre los 30 y 35 años, cuando ya se ha llegado a una cierta estabilidad económica.

Examinar la hipoteca más conveniente

¿Tipo fijo o variable? Aunque los créditos que se conceden a tipo fijo están en alza (actualmente ya suponen un tercio de la contratación total), los variables siguen siendo muy jugosos para los compradores. No obstante, aunque el Banco Central Europeo ha dicho que, en caso necesario, mantendrá el tipo de interés oficial al 0%, el escenario puede cambiar. De hecho, la OCU afirma que una estimación algo más realista ronda una subida del 2%.

Impuestos y otros gastos por la compra de vivienda

Antes de adquirir una nueva casa hay que ser consciente del importe de más que vamos a tener que pagar por los impuestos. Por ejemplo, hay que prever que a la compra de vivienda nueva se aplica un 10% de IVA (para aquellos de segunda mano se paga el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que va del 6 al 11%) o que aproximadamente el 1% de Impuesto de Actos Jurídicos Documentados se cobrará aparte. 

Al invertir en vivienda para alquilar también hay que considerar otros gastos recurrentes que pueden afectar a la rentabilidad futura del inmueble. Algunos de ellos son el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (que en caso de alquiler generalmente lo sigue pagando el casero) o los gastos de comunidad.

Valorar la opción de una vivienda a reformar

Adquirir una casa a reformar puede tener grandes ventajas, tanto si se compra para vivir como para alquilar. Además de brindarte la posibilidad de diseñar un nuevo hogar completamente a tu medida, estos inmuebles suelen ser bastante más baratos que los nuevos o acabados de reformar. Pidiendo presupuesto a diferentes profesionales para saber aproximadamente cuánto costaría la obra, te darás cuenta de que sale muy rentable respecto a viviendas ya preparadas para entrar a vivir.

Tener siempre un buen colchón (por si acaso)

invertir-en-viviendaAdemás de lo que debes guardar para los impuestos, es conveniente tener un pequeño colchón al invertir en pisos, pues hay circunstancias en las que el gasto es mayor. Estos desembolsos se producen sobre todo en la contratación de notarios, abogados, escrituración… Así, también viene bien tener un remanente para otros gastos imprevistos, como en los que se debe arreglar algún aspecto de la vivienda.

Estudiar a fondo la zona y el piso

Antes de firmar un contrato de compra es imprescindible examinar minuciosamente el estado del inmueble. Para ello, incluso puedes contratar a profesionales para que te asesoren, pues este aspecto es de los más importantes. Por otra parte, no olvides analizar la zona en profundidad (incluso puedes preguntar a los vecinos) para tener una visión lo más certera posible sobre la revalorización a medio y largo plazo del inmueble.

Observar y elegir sin prisas… pero sin pausa

Tan malo es dejar pasar una muy buena oportunidad como comprar el primer piso que veamos a buen precio. En una decisión de tal importancia es tan imprescindible ser cautos a la hora de elegir como ser medianamente rápidos al dar con una buena oferta.

Después de conocer estos pequeños trucos para invertir en vivienda sin arrepentirte después, una última cuestión: no olvides revisar el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 para saber si puedes beneficiarte de alguna de sus ayudas. Y si lo que quieres es estar siempre a la última del sector y conocer todos los detalles para comprar tu casa, ¡no dejes de suscribirte a nuestra newsletter!