jardin-para-perros

Son nuestros mejores amigos y les queremos muchísimo. De hecho, amoldamos diferentes zonas de nuestro hogar para que vivan con comodidad a nuestro lado. Así que… ¿cómo no íbamos a adaptar la zona exterior para crear un jardín para perros? Aquí tienes algunos trucos para conseguirlo.

Cuidado con las plantas tóxicas

Mucha gente no sabe que algunas plantas de jardín son realmente tóxicas para los perros, como las calas, los narcisos o las azaleas.

Nuestros cuadrúpedos amigos no se llevan bien con algunas plantas, sobre todo si las ingieren por error o curiosidad. Por eso es mejor alejar de ellos los tulipanes, jacintos, adelfas, narcisos, calas o azaleas. En caso de que ya las tengas en el jardín en el momento en el que adoptas a tu nueva mascota, intenta que no tenga un fácil acceso a ellas.

Valla el jardín, el huerto y las flores

Fuera de las fronteras de tu jardín, el perro puede perderse o sufrir algún tipo de accidente. Por ello te recomendamos que valles la zona de manera que tu mascota, por muy escapista que sea, no pueda salir solo de tu jardín.

Por otra parte, y si quieres aprender cómo mantener un jardín con perros, debes enseñarle desde cachorro las zonas en las que no debe estar, como los rosales o el espacio en el que has plantado un pequeño huerto. Pero, en caso de que no lo termine de entender muy bien, mejor que también incorpores una valla.

Evita los suelos con astillas

Muchos paisajistas utilizan superficies como la viruta o las cortezas para evitar la aparición de malas hierbas o delimitar espacios. En estos casos, quizá el jardín no esté preparado para perros, ya que las astillas se le pueden clavar entre las almohadillas de las patas y la viruta se les puede enredar en el pelo.

Para hacer un jardín donde hay perros y conseguir el mismo efecto, decántate mejor por las piedras. Encontrarás de todos los tamaños y diversas tonalidades en cualquier tienda de jardinería. Además, resultan fantásticas para delimitar los espacios en el exterior.

Además, recuerda que, si tienes hijos (la convivencia entre niños y estos animales tiene muchos beneficios), usando piedras redondeadas también evitarás que, al jugar en el jardín con el perro, se claven astillas en las manitas.

Agua tanto dentro como fuera

Aunque tu peluda mascota pase solo una parte del día en el jardín (muchos perros entran y salen de la vivienda cuando quieren a través de una abertura en la puerta adaptada a su tamaño), siempre debes dejarle a su disposición un cacharro con agua en el jardín. De esta forma, podrá saciar su sed tanto si se encuentra fuera como dentro de tu hogar.

Recuerda que durante los meses de más calor debes estar especialmente al tanto de las necesidades de hidratación de tu perrete. En verano no solo debes cuidar de que tu mascota tenga acceso constante a agua limpia y fresca, sino que también debes cuidar su melenita y recortarla un poco.

jardin-para-perros

Incorpora una zona de sombra

Como recalcamos en el punto anterior, aunque tu perrete suela dormir dentro de casa, acondiciona un espacio para que pueda protegerse del sol cuando quiera estar al aire libre. Para ello puedes hacerte con una caseta tradicional (recuerda mantener su higiene todas las semanas) o crear una zona de porche.

¿A que no es tan difícil acondicionar tu jardín para perros? Solo hay que tener en cuenta un par de detalles y tanto tú como él lo pasaréis en grande jugando a la pelota al aire libre.Comparte este artículo en tus redes socialespara que tus amigos, así como sus respectivas mascotas, disfruten del exterior de su hogar.