lampara-quitamiedos

Uno de los miedos en los niños es el que genera la oscuridad. Los pequeños asocian la falta de luz con la soledad y el desamparo y eso les causa temor. Por eso no quieren dormir y se van a la habitación de sus padres en la noche. Una lámpara quitamiedos es una solución para que los niños se sientan tranquilos en su dormitorio.

¿Qué es una lámpara quitamiedos?

Es un foco de luz que actúa como un punto de referencia para el niño. Permanece encendido durante toda la noche. Cuando el pequeño se despierta o antes de dormirse, percibe esta luz nocturna como una luz protectora y se tranquiliza. Le permite reconocer el lugar en el que está y los objetos que lo pueblan.

Existen dispositivos con múltiples diseños que se adaptan a diferentes estilos de decoración del dormitorio infantil y al gusto y costumbres de los niños. Lo importante es que una lámpara quitamiedos para bebé emita un velo de luz ambiental tenue y difusa.

Algunas tienen incorporados sensores de movimiento. Solo se encienden cuando el niño se mueve. Hay que pensar bien la ubicación para que el sensor realmente funcione.

La tecnología led es la más reomendada. El tipo de luz y el reducido consumo convierte al led en un buen aliado.

lampara-quitamiedos

Estilos de lámparas quitamiedos para bebés

-De mesa. Se ubica sobre la mesa de noche o sobre la cómoda. Las fabrican con formas variadas que responden a los más diversos intereses como la lámpara quitamiedos de nube. Las más populares son las de personajes de cuentos o de dibujitos.

-Portátiles. Funcionan con baterías. Tiene la ventaja de que el niño la puede llevar consigo en caso de que se levante para ir al baño, por ejemplo. Son pequeñas, livianas y de materiales irrompibles. La forma se adapta también a las manos pequeñas de los niños.

-Con proyector. Entretiene mucho a los niños especialmente cuando les cuesta dormirse o cuando se desvelan durante las noches. Proyecta formas diferentes sobre el techo o sobre la pared. Se trata de formas relajantes y divertidas.

-Peluches y muñecos. Si al niño le gusta dormir abrazado a un peluche o a un muñeco, esta es una buena opción. El juguete encierra una luz que se enciende cuando el niño lo abraza.

-Guirnaldas en la cabecera de la cama. Se trata de una guirnalda que se ubica sobre la cabecera de la cama del niño. De ella cuelgan las pequeñas luces. Las hay de variados diseños que van desde globitos de luz hasta otros más elaborados con formas de animales.

-De pie o apliques de pared. Más tradicionales, cumplen bien con su función. En la actualidad, se fabrican con formas infantiles adecuadas al equipamiento de un cuarto para niños.

Lámparas quitamiedos para niños: Más que una luz

Si el niño es miedoso y se instala una lámpara quitamiedos en la oscuridad, es conveniente acompañarla de un poco de fantasía. Si el papá o la mamá le explican al niño que esa luz vencerá todos sus miedos, seguramente así será.

De este modo, una forma de hada, será “el hada de los sueños” que protege al niño. Un superhéroe se volverá la compañía nocturna que brinda seguridad.