lavadora-carga-frontal-o-superior

Todo en esta vida tiene su lado bueno…. y su lado no tan bueno. Tenerlos ambos en cuenta a la hora de tomar decisiones es básico para no arrepentirnos a posteriori. Te ayudamos a decidirte por una lavadora de carga superior o frontal para que escojas con conocimiento de causa después de explicarte las ventajas de cada una.

Antes de comenzar… ¿en qué se diferencian?

Puede que aún no tengas muy claras las características que distinguen a uno u otro tipo de electrodoméstico. Tranquilidad, no pasa nada. Aquí estamos para ayudarte a elegir bien, por lo que lo básico es que conozcas las diferencias.

Las lavadoras de carga superior son más estrechas y altas que las frontales, pero suelen tener menor capacidad.

En primer lugar, hablemos de lo obvio, la forma de carga: en una se incorpora la colada por la parte superior y la otra por la zona frontal. No hay ningún misterio. hay que tener en cuenta que la primera es algo más estrecha y alta que la segunda, que es un electrodoméstico más bajito y ancho.

Por último, la de carga frontal suele tener más programas de lavado que su homóloga de carga superior. Sin embargo, ¿cuántos has hecho en los últimos… dos años? En general, no hacen falta más de dos o tres.

Ventajas de una lavadora de carga superior

  • Comodidad en la carga: tanto meter como sacar la ropa de este sistema es mucho más cómodo que en las frontales. Esto se debe a que se realiza por la parte de arriba, por lo que no hay necesidad de agacharse.
  • Agregar prendas: podrás incorporar prendas en mitad del programa del lavado, cosa que no se puede hacer con las frontales. Para ello solo hay que parar un momento el proceso, abrir el tambor, meter la ropa y cerrar. ¡No tiene ciencia!
  • Ocupan menos: los minielectrodomésticos siempre vienen bien, sobre todo si tienes una cocina muy estrecha. En esos casos, la fórmula de incorporar las prendas por arriba desde un conducto más estrecho son perfectas.
  • Centrifugado más suave: esta parte del proceso de lavado suele ser menos ruidoso que en las de carga frontal (siempre y cuando ambas sean de la misma gama y año, claro está).

lavadora-carga-frontal-o-superior

Ventajas de una lavadora de carga frontal

  • Aprovechamiento del espacio: la superficie que queda sobre estos electrodomésticos puede utilizarse para colocar otros enseres. Mucha gente lo usa, de hecho, para incorporar encima la secadora (con una balda de madera en medio para no poner todo el peso de una sobre la otra).
  • Más programas: como comentábamos antes, estas lavadoras suelen tener un mayor número de posibilidades para tratar un sinfín de tejidos diferentes de forma específica.
  • Mayor capacidad: si en casa sois varios, tener un mayor espacio para incorporar prendas siempre es un punto a favor. De esta manera se hacen menos cantidad de lavadoras (siempre y cuando se llenen) y se ahorra agua y energía.
  • Más silenciosas: excepto en el centrifugado, el resto del proceso de lavado es en general algo menos ruidoso que en las de carga superior.

En definitiva, para aquellos que quieran decorar una cocina estrecha incorporando todos los electrodomésticos posibles, quizá pesen más las ventajas de una lavadora de carga superior vs las de carga frontal, mientras que para una familia numerosa en principio será mejor la segunda opción. ¿Tú con cuál te quedas? Comparte este artículo con esa persona con la que tienes que tomar la decisión. ¡Espero que al final estéis de acuerdo!