limpiar-sarten-quemada

Le puede pasar a cualquiera. Un despiste y… ¡hala! Ya tienes que ponerte a limpiar una sartén quemada. Pero, ¿cómo hacerlo sin dañar la superficie? Aquí tienes 3 métodos, explicados paso a paso, para dejarla como nueva.

Bicarbonato, vinagre y agua

1. Llena de agua y vinagre la sartén: incorpora el líquido hasta que cubra toda la zona que tiene marcas de quemaduras. La proporción de agua y vinagre debe ser 1/1. Cuando tengas el recipiente lleno, ponlo al fuego y llévalo a ebullición durante 10 minutos.

2. Añade bicarbonato: pasados los 10 minutos, retira la mezcla de agua y vinagre del fuego y añade dos cucharadas de bicarbonato (los mismos ingredientes te pueden servir para limpiar la bañera). Verás que enseguida comienzan a aparecer burbujas que te ayudarán a quitar lo quemado de una sartén antiadherente.

3. Frota con cuidado: una vez que la sartén se enfríe, retira el contenido y usa agua caliente y jabón para frotar el fondo con una esponja de plástico. Si las marcas persisten, usa un poco de pasta hecha a base de agua y bicarbonato y déjala actuar durante 15 minutos sobre las zonas más conflictivas.

Detergente para platos y agua

1. Llénala con agua y jabón: para limpiar sartenes quemadas por fuera el ingrediente básico siempre será (por lo menos antes de probar otras opciones) el agua caliente. Llena el recipiente para que cubra todas las zonas oscuras, añade unas gotas de detergente para platos y remueve la mezcla.

2. Lleva la mezcla a ebullición: pon a hervir durante unos 10 minutos la mezcla  de jabón y agua que habías preparado en la sartén. Después de este período, déjala enfriar por completo antes de pasar al siguiente paso. 

Si tienes que limpiar una sartén quemada que sea antiadherente, mejor utiliza los dos primeros métodos que te proponemos. 

3. Limpia la sartén una última vez: tira la mezcla de agua y jabón que hay en el cacharro y vuelve a limpiar con agua caliente y detergente las zonas que aún estén un poco ennegrecidas. Utiliza siempre una esponja que no dañe la superficie. 

limpiar-sarten-quemada

Limpiador para hornos

1. Abre las ventanas y usa guantes: antes de comenzar con esta tercera fórmula para quitar la grasa quemada de una sartén, asegúrate de que estás en un lugar ventilado y ponte unos guantes de goma. Los limpiadores de hornos emiten algunos gases muy fuertes y nunca está de más protegerte. 

2. Revisa que tu sartén no sea antiadherente: confirma que el recipiente no posea un revestimiento antiadherente si vas a utilizar este método de limpieza, ya que el limpiador de horno puede dañar gravemente la capa protectora. 

3. Aplica el limpiador de hornos: una vez que hayas llevado a cabo los dos pasos anteriores, ha llegado el momento de aplicar el producto. Déjalo actuar sobre las partes quemadas al menos media hora. Pero siempre debe ser en una zona exterior (o al menos en el alféizar de una ventana) y con la tapa puesta. 

4. Pásale una esponja: después de esa media hora que has dejado reposar el spray, enjuaga bien la sartén con la ayuda de una esponja hasta que no quede ningún tipo de residuo, ni de restos quemados ni del propio limpiador de hornos. 

¿Qué método vas a utilizar para limpiar tu sartén quemada? Verás que con cualquiera de los tres el recipiente quedará como nuevo. Y si quieres más trucos caseros (como el de limpiar el espejo del baño para que quede reluciente), recuerda: ¡solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter!