miércoles, 30 septiembre, 2020
Inicio MANITAS

MANITAS

Cómo hacer una corona de Navidad para la puerta

0

Si aún no sabes cómo hacer una corona de Navidad, ¡sigue leyendo! Porque este es uno de los elementos decorativos más atractivos de estas fiestas. ¿Te animas a que uno de estos elementos marquen la diferencia en tu casa? 

La elaboración de coronas de Navidad como manualidades para hacer en casa es un plan muy divertido para estas fechas. No en vano, esta es una forma de implicar a toda tu familia en la decoración navideña. Ten en cuenta la cantidad de materiales naturales y artificiales que vas a utilizar ¡y listo!

Las coronas de Navidad para tu puerta se pueden hacer con multitud de materiales, desde cartón a papel, pasando por la lana.

Por otra parte, no está de más decir que este elemento sirve para cualquier puerta. Es igual si quieres decorar una habitación navideña o poner la corona en la entrada. Lo importante es que te sientas a gusto con este elemento que está cargado de simbolismo. 

Las hojas naturales más utilizadas

Puedes utilizar hojas naturales, bien como componente predominante o como complemento. La planta natural por antonomasia de la Navidad es el abeto y lo único que has de tener en cuenta es que dure lo suficiente antes de secarse. Las principales especies que se utilizan son Abies Nordmanniana, Abies Procera y Abies Balsamea.

Tienes dos opciones para hacer estas coronad navideñas como manualidades: la primera es utilizar un molde circular de alambre y construir con las ramas la composición; la segunda es hacerte con unas pocas ramas u hojas como complemento a una elaboración con materiales artificiales. 

Los materiales artificiales más usados

Hacer coronas navideñas con materiales artificiales responde a la mayor concienciación medioambiental y, también, al afán de romper con lo clásico. Si te apetece marcar la diferencia en tu casa, hay algunos materiales con los que fabricarla sin grandes dificultades.

Una buena opción es el reciclaje de materiales, como por ejemplo los tapones de corcho, el trapillo, los cartones o el papel. Las personas que busquen un toque más distinguido tienen la lana, el fieltro o la tela de arpillería. Finalmente, para los que quieran algo poco convencional, las bolas de Navidad son una posibilidad.

Ahora que ya sabes cómo hacer una corona de Navidad para la puerta, solo te falta ponerte manos a la obra. ¡Suscríbete a nuestra newsletterpara recibir más consejos para decorar tu casa!

Receta de cupcakes para hacer con los niños en casa

¿Sabías que existe un Día del Cupcake? El 15 de diciembre es el día en que se exaltan las virtudes de este postre tan delicioso. Aquí tienes una receta fácil de cupcakes para niños para que aprendáis todos juntos en casa a cocinar esta delicia. 

Es bueno que te tomes esto como lo que es, un juego. Por lo tanto, está prohibido vivirlo con presión y sí está permitido que os divirtáis durante el proceso. No en vano, esto está pensado para que disfrutéis en familia aprendiendo a cocinar y comer en casa. ¿Qué necesitas para preparar esta receta? Estos son los pasos a seguir.

Ingredientes

Lo primero, comprueba que en tu despensa tienes todos los ingredientes necesarios para preparar esta receta. Para hacer un cupcake necesitarás 500 gramos de mantequilla, leche, 4 huevos, sendas cucharadas de esencia de vainilla, polvo para hornear y dos tazas de harina. Para darle el toque final, puedes añadir ralladura de chocolate, limón y naranja

Sigue los pasos

Los cupcakes son deliciosos y puedes prepararlos con tus hijos como postre o merienda. ¡Les encantarán!

Mientras se precalienta el horno, puedes ordenar las tareas. Por un lado, puedes preparar el bol con mantequilla y azúcar y tus hijos encargarse de batir los huevos en otro bol para, después, unir todos los ingredientes y amasarlos. Recordad que hay que lavarse las manos antes y después de este paso. 

Finalmente, puedes echar los extractos de vainilla, levadura y esencia. Entonces habrá llegado el momento de añadir la leche, que puede ser entera o semidesnatada. Recuerda que hay que ir amasando poco a poco en cada paso para que la mezcla no se desligue.

receta-cupcakes-para-ninosEl último paso antes de meter la mezcla en el horno es elegir el molde. Sé imaginativo, hay multitud de posibilidades que gustarán a los peques de la casa con formas variadas. Te propongo que lo hables con ellos porque esta es una forma de promover la democracia en casa. Los cupcakes tienen que estar 20 minutos en el horno a 180 grados, preferentemente.

Pasar una tarde aprendiendo a preparar cupcakes para niños es un planazo para toda la familia. Y si quieres conocer más recetas para llevar a cabo con los peques,¡suscríbete a nuestra newsletter!

¿Cómo pintar una pared de ladrillo visto?

0

¿Estás pensando en una decoración de interior distinta para que tu casa marque la diferencia sobre las demás? Pintar el ladrillo visto interior es una alternativa económica, que nunca pasa de moda y que dará un toque distinto a tu hogar.

El ladrillo visto en interior es una opción de decoración vistosa, económica y muy duradera.

El ladrillo de interior es una alternativa si no quieres utilizar el gotelé o no te apetece empapelar, ni aunque sea con vinilo. Esta es una manera de dar un toque rústico sin que gastes mucho dinero y, además, tendrás pared durante muchos años porque es una técnica duradera.

¿No sabes cómo pintar ladrillos para que el resultado sea el que buscas? No te preocupes, te damos unos consejos para que proceso sea más fácil y para que lo puedas hacer tú. Seguro que quedas satisfecho con el resultado si sigues estas pautas. Esto servirá para decorar un salón u otra estancia de forma distinta.

Elige bien el material para que el resultado sea óptimo

La pintura para ladrillo visto que vas a usar es fundamental para que luego no tengas problemas. La mejor opción es decantarte por una pintura multisuperficie o con un esmalte acrílico al agua. ¿Por qué? Porque conseguirás el color que buscas manteniendo la textura de la pared, lo que redundará a la larga en que dure más tiempo. 

Ten claro desde el principio qué color vas a utilizar

La elección del color para tu pared es importante, más que nada porque no deberías cambiarlo cada dos por tres. Recuerda que este tipo de acción requiere de un cierto mantenimiento periódico y cambiar de color puede complicarte el trabajo y disparar los costes. Elijas el color que elijas, hazlo pensando a largo plazo.

pintar-ladrillo-visto

Evita que la pintura arrastre las texturas de la pared

Recuerda que esta técnica no es un gotelé. Precisamente, una de las ventajas de la pintura para ladrillos de interior es que dan una imagen mucho más natural, “como las de antes”. Para evitar que el aspecto quede tan artificial como el del gotelé, puedes utilizar un fijador que tienes que mezclar con agua para que se cree una película protectora.

Sigue unas pautas periódicas de mantenimiento

Esta técnica no es costosa, pero sí conviene que cada dos años le eches un vistazo y valores pasar una nueva mano de pintura para que la pared siga siendo brillante. Eso sí, debes tener en cuenta que esto no siempre es necesario y dependerá de las características de tu pared, de la pintura que compraste y de la humedad.

Como ves, pintar el ladrillo visto para la pared del salón y para otras estancias interiores es muy fácil si tienes en cuenta estos aspectos básicos. ¡Suscríbete a nuestra newsletterpara recibir más tips útiles de decoración para tu casa!

Recetas de sándwiches para niños para celebrar un cumpleaños en casa

0

Tú tampoco te vas a poder resisitir. Y lo sabes. Estas recetas sencillísimas para hacer sándwiches para niños también embaucarán a los padres que asistan a la fiesta de cumpleaños, eso seguro. Disfruta de ver la cara de pequeños y mayores saboreando estos sencillos bocados.

Sándwiches de manzana y cangrejo

Hazte con mayonesa, cangrejo, una manzana y un limón. Corta, pela y ralla la manzana y júntala en un bol con unos 75 gramos de cangrejo. Incorpora también un par de cucharadas de mayonesa y el zumo de medio limón.

Ponlo todo sobre un pan de molde al que previamente le hayas retirado la corteza (este truco se aplica a todos los sándwiches para el cumpleaños de los niños de los que vamos a hablar hoy). Ahora ponle la tapa y corta el sándwich en 4 trozos triangulares con una banderita.  El resultado será el protagonista de la fiesta, en serio. Y si te has propuesto hacerle una fiesta pirata a tu peque, ¡que la banderita sea de calavera!

Sándwiches sencillos de salmón

¿Sabes lo que es la tarama? Pues la mejor amiga de tus fiestas de cumpleaños para los peques. Al untarla sobre una tapa del pan con un trocito de salmón por encima, los peques van a alucinar. De veras. 

Lo más importante de tus sándwiches para niños en un cumpleaños infantil no es el trabajo que lleven, ¡sino lo llamativos que sean! 

Y si ya le echas unas gotitas de limón antes de cerrar el pan, ¡te aseguro que se van a volver locos! Como último toque, corta el sándwich en cuadraditos y ponles una banderita o algo divertido por encima. Tanto tú como ellos se van a enamorar de su sabor. 

Sándwiches de jamón con queso fresco

El jamón nunca falla en estos casos. Con untarle al pan un poco de queso fresco a las finas hierbas antes de colocar el jamón por encima, ya tienes la combinación de sabores perfecta para unos sándwiches divertidos para niños ideales para cumpleaños. 

Si quieres darles un toque un poco más cool a estos bocaditos, solo tienes que cortarlos con un molde que tenga forma redondeada (que también te vendrá genial si quieres hacer una decoración estilo emoji). A todos les parecerá que tus aperitivos resultan súper llamativos y, sobre todo, originales. 

Sándwiches de jamón con pesto

Esta receta es muy parecida a la anterior pero cambiando el queso fresco por un poco de pesto. ¡Así de sencillo! Pero para diferenciarlos puedes darles una forma diferente. Para ello, corta los sándwiches infantiles por la mitad de forma que queden dos rectángulos. Luego esos rectángulos córtalos en tres partes iguales. ¡Quedarán tres mini bocaditos súper monos!

Sándwiches de tomate y queso de cabra

Lo mejor se deja para el final. Y es que este irresistible bocado se convertirá, sin lugar a dudas, en uno de los sándwiches preferidos en cualquier fiesta infantil (también del tuyo, te avisamos). Comienza untando queso fresco de cabra en una de las tapas del pan. 

Luego aplica un poco de miel por toda la tapa y cuatro rodajitas de tomate que tengan un tamaño similar. Bien. Ahora solo tienes que colocar la otra tapa encima, cortar el sándwich en cuatro cuadraditos iguales (coincidiendo con las zonas en las que están los tomates) y… ¡listo! 

Ahora que ya conoces los 5 sándwiches para niños que triunfarán en un cumpleaños infantil (entre peques y no tan peques), ¿a qué esperas para degustarlos? Suscríbete a la newslettery comparte este artículo en tus redes sociales para que otros papás y mamás sepan con qué acertar en las fiestas de los más pequeños de la casa.

Manualidades con imanes para que los niños decoren la nevera

¿Qué es una nevera sin una buena decoración creada por las diestras manos de tus peques? Anímalos a llevar a cabo estas manualidades con imanes que quedarán fantásticas en tu cocina. Seguro que tú también terminas coloreando, pegando y… ¡pasándolo en grande!

Latas de té

Después de comprar algunos imanes para manualidades en cualquier tienda de decoración (este primer paso es común a todas las propuestas), busca por casa algunas latas pequeñas y bonitas. Las de té, por ejemplo, son perfectas. Pega los imanes en la parte trasera de las latas y… ¡a la nevera! Dentro puedes meter algunos lápices para que la lista de la compra siempre esté actualizada. 

Letras de revista

¿Tus niños están empezando a leer y escribir? Pues esta opción es perfecta para ellos. Solo hay que buscar letras bonitas en revistas, recortarlas y pegarlas en trocitos de madera.

Estas son solo algunas ideas de manualidades con imanes que puedes hacer con tus hijos. ¡Pero hay otras muchas!

Luego se incorpora en la parte trasera del taco de madera un imán y ¡ya está hecho! Lo de dejar mensajitos en la nevera será más divertido que nunca. ¡Por cierto! Puedes hacer lo mismo con las letras del Scrabble.

Minimaceteros

Si tienes botes pequeñitos por casa, ¡ahora solo tienes que aprender cómo hacer imanes para la nevera! Con solo pegar un imán en la parte de atrás y un poquito de tierra con una semilla de una planta pequeña dentro… ¡tendrás un jardín en miniatura en la nevera! También puedes conseguir el mismo resultado abriendo un hueco en los corchos de vino

manualidades-con-imanes

Piedras coloridas

Busca piedras bonitas (los típicos cantos redondeados de playa o de río son perfectos) junto a tus hijos. Al llegar a casa, usa pintura acrílica para crear bonitos dibujos sobre una de sus caras. En la otra, pega el imán y ¡disfruta del resultado!

Piezas Lego

No hay DIY más sencillo que este. Escoge varias piezas de Lego, pégales las láminas de imán para manualidades en la parte de atrás y crea las formas más divertidas sobre la puerta de la nevera. A ver qué se les ocurre a los renacuajos…

Pinzas de ropa

¿Quieres decorar con fotos la nevera? Solo tienes que pegar un imán tras una pinza de ropa, imprimir la foto que quieras y… ¡hecho! Comenta con los peques si quieren pintar las pinzas antes de pegarlas para que el conjunto quede más colorido. Los niños podrás utilizar esta manualidad para regalarle algo especial a los abuelos en su cumpleaños. 

Pompones

Como lo lees: pompones. A los niños les suelen encantar, por lo que con solo pegarles un imán en uno de sus lados tendrás una cocina mucho más divertida para ellos. Y si les pegas unos ojos móviles… ¡mejor aún!

¡Será por ideas! Seguro que después de estas propuestas sobre manualidades con imanes se te ocurren otras muchas junto a los peques. Comparte este artículo en tus redes socialespara que otros papás y mamás sepan lo fácil y divertido que es decorar la nevera junto a los niños.

Cómo hacer un marco de fotos original de forma muy sencilla

0

¿Qué hay más entrañable que una foto en formato físico? Si quieres incorporar unas cuantas como parte de la decoración de tu hogar, no pierdas detalle de estos consejos para aprender cómo hacer un marco de fotos. ¡Verás que quedan genial en tu salón!

Marcos a partir de portapapeles

Más fácil imposible. Reutiliza los portapapeles que utilizabas en el instituto o en el trabajo (si son de madera, mejor) y cuelga de ellos todas las fotos verticales que quieras. Utiliza la parte metálica para colgarlos de un tornillo y alucinarás con el mural retro y llamativo de tu pared.

Perchas a modo de marcos

Estas manualidades de marcos de fotos también son súper sencillas. Usa unas cuantas perchas de madera y cuelga de ellas, con la ayuda de las típicas pinzas para pantalones o faldas, las imágenes (también verticales en este caso) que quieras. Y si esto lo compaginas con un perchero de pie hecho con materiales reciclados, le darás un look muy natural y fresco a tu sala de estar.

Utiliza los restos de un cuadro

Con un poco de imaginación y muy poco dinero podrás hacer estos marcos de fotos caseros sin apenas esfuerzo. ¡Te lo aseguramos!

Si tienes un cuadro antiguo con marco de madera que vayas a tirar en un punto limpio, ¡salva el marco! Añade varios pares de clavos en los márgenes izquierdo y derecho. Intenta que cada par de clavos quede a la misma altura en ambos lados. ¿Por qué?

Pues porque luego engancharás de cada par un trocito de cordel y, de él, colgarás unas cuantas pinzas de las que usas al poner la ropa a secar. En cada una de ellas puedes poner una foto pequeña estilo Polaroid. ¡Te encantarán!

Recupera un marco antiguo

Para aprender cómo hacer marcos para fotos fáciles busca alguno viejo que n marco de foto que ya no pensabas usar por lo desgastado y descolorido que está, ¡aún puedes darle una nueva vida! Ten a mano un poco de cola blanca, unas tijeras, un pincel y ovillos de lana de diferentes colores.

Ahora solo tienes que envolver el marco en la lana justo después de pasarle una sutil capa de cola a la superficie. El resultado es muy llamativo y le habrás quitado el aspecto de trasto viejo de un plumazo.

Otra idea que puedes aplicar sobre un marco antiguo es pegar unos cuantos tapones de corcho. Así conseguirás un resultado muy singular que llamará la atención de todos tus invitados. ¡Sobre todo si son amantes del vino!

4 palos y un poco de cuerda

Como lo lees. Eso es lo único que te hace falta para crear manualidades de marcos de fotos originales. Ve al parque y recoge 4 palos de entre 1 y 2 cm de grosor y de la altura que quieras. Lo único que debes tener en cuenta es que, antes de ponerte manos a la obra, cada par de palos deben tener más o menos las mismas dimensiones.

Una vez que los tengas a mano, únelos a base de cordel, cola y clavos. Respecto a la imagen, puedes pegarla por la parte trasera de los palos o colgarla con una pinza de ropa (si los palos son lo suficientemente finos).

Ahora que ya sabes cómo hacer un marco de fotos original, ¿con cuál de estas ideas te quedas? Elige la que más te guste (o combina varias, ¿por qué no?) y verás lo cool que queda en tu salón o habitación. Y, recuerda, si quieres más trucos para decorar tu hogar de forma original, ¡suscríbete a nuestra newsletter!

Lasaña casera de carne: receta paso a paso ¡fácil y deliciosa!

0

Sana, fácil y absolutamente deliciosa. Así es la receta de lasaña casera que vamos a enseñarte a hacer hoy. Este plato italiano es más sencillo de preparar de lo que te imaginas. ¡De veras! Ponte tu gorro de chef y… ¡manos a la obra!

Ingredientes

-2 cebollas.
-1 vaso de tomate natural y otro de vino blanco.
-Nuez moscada.
-500 g de carne picada (cerdo y ternera).
-150 g de bacon.
-100 ml de aceite de oliva virgen extra.
-125 g de harina.
-100 g de queso rallado parmesano.
-2 pimientos rojos.
-Sal y pimienta (al gusto).
-1 l de leche entera.
-Un par de dientes de ajo.
-12 láminas de lasaña.
-125 g de mantequilla.
-Un par de zanahorias.

Cómo hacer lasaña casera

  1. Preparar el relleno

Pon el aceite de oliva en una cazuela y, cuando esté caliente, añade la cebolla (cortada en cuadraditos pequeños) y la zanahoria. Esta última puedes rallarla con el pelapatatas. Así los pedazos no quedarán demasiado grandes y se harán bien. Corta el pimiento rojo en daditos y añádelo también a la cazuela.

Cuando la mezcla esté doradita (aproximadamente en 15 minutos), echa sal y pimienta a la carne (al gusto) e incorpórala también a la cazuela. No olvides ir removiéndola para que se mezcle con el resto de ingredientes.

En unos 5 minutos, cuando la carne ya haya cambiado de color, añade el bacon cortado en cuadraditos, el vino blanco y el tomate natural y deja que todo se termine de cocinar bien mezclado durante 5 minutos más. Ahora reserva el relleno y… ¡a por la bechamel casera para la lasaña!

  1. Montar la bechamel

Pon la mantequilla en un cazo a fuego medio y deja que se derrita. Luego añade la harina y un poco de sal y deja que se cocine todo durante un par de minutos mientras vas removiendo. Ahora calienta la leche e incorpórala al cazo poco a poco mientras remueves. Por último, añade nuez moscada y deja que todo se cocine un par de minutos más.

Para hacer una lasaña casera necesitarás alrededor de una hora de preparación, pero el resultado… ¡merecerá la pena!

¡Hecho! ¿A que aprender cómo hacer una lasaña casera no te está resultando tan complicado? Hay muchos platos sencillos que, a prirori, pueden parecer complejos, pero todo es cuestión de práctica, ya verás.  

En este punto, reserva la bechamel y comienza con el siguiente paso, uno que, aunque muchos creen la mar de sencillo, puede complicarse. ¡No te confíes!

  1. Hacer las láminas de pasta

Aunque en las cajas de estas láminas puedes encontrarte unas sencillas instrucciones que te indiquen que con meterlas 15 minutos en agua caliente ya están listas, no te lo creas del todo. Los incautos que lo creen a pies juntillas pueden acabar con láminas rotas o pegadas.

Para evitarlo, comienza engrasando una fuente con ayuda de aceite de oliva y una brocha de silicona. Luego coloca encima las láminas que quepan y engrasa la parte superior de las mismas. Engrasa ambas caras de todas las láminas que vayas a utilizar y colócalas en la fuente.

Ahora añade agua templada hasta cubrir todas las láminas al menos un par de centímetros. Déjalas hidratarse durante unos 30 minutos y sácalas una a una con cuidado para colocarlas sobre un paño húmedo. Si sigues esta recomendación, puedes hacer este paso al principio para que las láminas se vayan hidratando mientras haces el relleno y la bechamel.

  1. Monta tu lasaña casera

¡Es el momento de dar forma a tu lasaña! En una fuente para horno coloca una capa de bechamel, luego otra de láminas y otra de carne. Repite este proceso las veces que quieras para hacer que este plato (perfecto para tupper) quede de la altura que quieras (o de la que te permita la fuente).

Recuerda que la última parte siempre debe estar compuesta por una capa de bechamel, otra de láminas, otra de bechamel y, por último, una de queso rallado parmesano.

Así la parte superior quedará perfectamente gratinada cuando la metas al horno.

  1. ¡Todo al horno!

Precalienta el horno durante unos 15 minutos a 200º C y luego mete la lasaña en la bandeja central durante 15 minutos más. Por último, súbela a la bandeja superior con el gratinador puesto durante unos 3 minutos para que el queso termine de dorarse.

¡Y listo! Ya tienes tu lasaña casera de carne preparada. Ahora sírvela y… ¡a comer! Seguro que ha quedado para chuparse los dedos. ¿Quieres más ideas sobre platos que creías que nunca ibas a poder cocinar en casa? Suscríbete a nuestra newsletter!y verás que las cenas en el comedor pueden ser tan deliciosas como en un restaurante.

Manualidades para abuelos que pueden hacer los niños como regalo

Un abuelo es una persona con plata en el pelo y oro en el corazón, según se dice. Y tú sabes que es verdad. Para devolverles un poco de todo lo bueno que le dan a tu hijo, ayuda al peque a hacer algunas de estas manualidades para abuelos.

Portarretratos personalizado

Comienza comprando un portarretratos de madera lisa en cualquier tienda de barrio. Ahora ayuda a tu hijo a pintar el marco del color que más le guste. Luego plantéale varias alternativas para seguir decorando el marco.

Puedes darle la opción de colorear (para luego pegar) unos macarrones o unas flores de tela. En caso de que el peque ya esté empezando a leer, podéis escribir entre ambos una frase bonita. Luego escoged una foto graciosa con los abuelos y metedla dentro del portarretratos. ¡Será un detalle precioso!

CD recopilatorio de mensajes

¿Tu niño es parlanchín? Genial, porque entonces has encontrado uno de los mejores regalos para abuelos en forma de manualidad. Y es que todo es poco para estas personas que, bien lo sabes, son pilares de la familia. Graba al enano saludando a sus yayos, contando chistes o un cuento que le guste mucho. ¡Lo que quieras!

Luego mete todos los audios en un CD y en la portada incorpora una foto en la que el niño esté con sus yayos. En la parte interior también puedes meter notas, dibujos o cualquier otro detalle que se te ocurra. Tus padres quedarán encantados y el peque lo pasará pipa ayudándote a montarlo todo.

Mantel hecho con dibujos

Lo importante de las manualidades para los abuelos es que estén repletas de recuerdos (como fotos o dibujos) y que se hagan con mucho cariño.

Utiliza los dibujos que el niño haya hecho de sus yayos y ponlos sobre una tela de mantel. Cuando tú y tu peque hayáis decidido la colocación de las hojas, pegadlas a la tela y poned un papel de plástico por encima. Por último, cosed los bordes (si es muy pequeño, mejor que este paso lo hagas tú). Os quedará genial.

Cajita de los recuerdos

No hay nada que resulte más enternecedor a una persona mayor que una cajita de recuerdos. Anima a tu hijo a que aproveche cualquier caja vieja (puede servir una de zapatos), la pinte y la decore a su antojo.

Luego decide con él los dibujos, las fotos junto a los yayos y demás recuerdos que vais a meter en el pequeño cofre. De hecho, este regalo podéis combinarlo con otras manualidades para el día de los abuelos de las que hemos hablado antes, como el CD, el portarretratos o el mantel. ¡Tus padres se llevarán una alegría enorme!

manualidades-para-abuelos

Taza con dibujos y mensaje

Compra tazas que sean completamente blancas y rotuladores especiales para pintar sobre vajilla. ¡El resto lo hará la imaginación del niño! Como única directriz, recuérdale que va a ser un regalo para los abuelos, por lo que puede pintarlos a ellos, dibujarles corazones y besos o, si ya saben escribir, dejarles una frase bonita.

¿Cuál de estos regalos DIY crees que elegirá hacer tu peque? ¡Todas son geniales! Y, si vivís cerca de ellos (lo que tiene muchas ventajas), podéis recopilar estas ideas para diferentes momentos del año (Navidad, cumpleaños, etc.).  

Lo que es evidente es que todas las manualidades para abuelos que haga tu hijo serán recibidas con mucha ilusión y cariño. Y si quieres más ideas sobre juegos y actividades para hacer con tu peque en casa, ¡solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter!

Ideas para pasar la noche de San Juan con los niños entretenidos en casa

Pura magia. Así es la noche más corta, la del 23 al 24 de junio. ¿Cómo vas a pasarla este año? Si vas a estar con tus peques, disfruta al máximo del magnetismo de esas pocas horas de oscuridad con estas ideas para pasarlo en grande durante la noche de San Juan con niños.

Organiza una auténtica fiesta

No tiene sentido si la pasas en casa viendo una peli. ¡Hay que hacer una fiesta! ¿Y acaso crees que con esos locos bajitos no se puede hacer un fiestorro? Sal al jardín o a la terraza para disfrutar de esta fantástica noche. O puedes organizar diferentes actividades para niños en San Juan para que tus hijos se entretengan y disfruten de esta fecha.

Antes de que llegue el atardecer, por ejemplo, puedes hacer plastilina comestible (sobre todo si hay niños pequeños que puedan metérsela en la boca) para luego pasar la noche haciendo muñecos y flores con este material. En cualquier caso, intenta que sea en exterior para poder ver las hogueras de las cercanías.

Todos con sus diademas de flores

Al pasar la noche de San Juan con niños descubrirás los encantos de las horas entre el anochecer del 23 y el amanecer del 24 de junio.

Esta es una noche perfecta para celebrar la llegada del verano y lucir todos una bonita diadema de flores en el pelo. Para ello puedes ir con tu peque a recoger algunas flores al jardín durante el día para luego atarlas a una diadema y lucir el resultado cuando caiga el sol. ¡Seguro que le encanta!

Juega con la luz en frascos mágicos

Consigue una iluminación súper bonita con estos juegos de San Juan para niños y decorando frascos de vidrio con pintura fosforescente. Para ello solo tendrás que coger algunos frascos de vidrio (de verdura, crema de cacao o cualquier otro uso) limpios, un pincel y las pinturas (que puedes encontrar en cualquier tienda de arte gráfico).

Introduce el pincel con un poco de pintura en el frasco y haz puntitos por toda la superficie interior. Intenta combinar varios colores para que quede mucho más bonito. De día parecerán simples botes con manchitas blancas sin mucha gracia, pero a la luz de la luna quedarán increíbles.

Acerca los frascos durante unos 30 segundos a una fuente de luz incandescente. Luego apaga las luces y… ¡que empiece la magia! Los botes iluminados serán como misteriosos faroles en medio de la oscuridad.

Experimenta con fuego y agua

San Juan es una fecha perfecta para dejarse llevar por los enigmas del fuego. Si tienes la suerte de poder acercarte a la playa con los peques para que disfruten de las hogueras (siempre vigilados y con todas las precauciones posibles), genial.

Pero en caso de que no puedas acercarte a la hoguera en la playa o en el pueblo, te aconsejamos que hagas tu propia minihoguera en casa. ¿Cómo? Muy sencillo. Solo tienes que encender unas cuantas velas, colocarlas en el suelo y poneros a bailar a su alrededor. ¡Y ya tienes la fiesta montada!

También puedes hacer experimentos con agua, perfectos para el momento final en el que ya vayas a apagar las velas. Se convertirán en la guinda de un bonito anochecer que jamás olvidarán. ¡Eso seguro!

Como ves, pasar la noche de San Juan con niños te hace redescubrir todo el encanto que esconden esas mágicas y breves horas de oscuridad. Comparte este artículo en tus redes sociales para enseñar a tus amigos que con los peques también se pueden organizar unas fiestas fenomenales.

10 recetas de tapas caseras para sorprender a tus invitados

0

¿Cena en tu piso con amigos? En tu mente solo tiene que sonar una palabra: ¡tapeo! Es la forma más sencilla y agradable de hacer que todos pasen un buen rato, coman bien y se queden satisfechos. Aquí tienes algunas tapas caseras para hacer en muy poquito tiempo y quedar como un rey.

Queso frito rebozado con pan

Las mejores tapas caseras no tienen por qué ser complicadas o requerir mucho tiempo. ¡Aquí tienes varios ejemplos!

¡Es súper fácil! Pasa los trocitos de queso de burgos o fresco por huevo, rebózalos en pan rallado y a la sartén. Sírvelos acompañados de mermelada de tomate o de frutos del bosque y, literalmente… ¡a chuparse los dedos!

Montadito de jamón y huevo

Corta una barra de pan en trozos y usa cada uno de ellos como base para crear una de las tapas para hacer en casa más fáciles. Unta mermelada de tomate, una loncha de jamón serrano y un huevo de codorniz encima. El contraste de sabores entre lo dulce y los salado te encantará. ¡Es imposible que no lo haga!

Tapa vegana con quinoa

Utiliza una hoja de cogollo en forma de cuchara y coloca encima un poco de quinoa, tomate y aguacate (frutas que, por cierto, se guardan fuera de la nevera) cortaditos en pedazos muy pequeños. Esta es una de las recetas más saludables y deliciosas que puedas preparar.

Patata rellena de ensaladilla

Pela las patatas y quítales la parte central para que quede en forma de cuchara. Rellena la parte interior de ensaladilla rusa y… voilà! Ya lo tienes, una de las tapas originales para hacer en casa perfecta para estos días de verano que ya comienzan.

Brochetas de gambas al ajillo

Esta sencilla receta (perfecta para singles que van a dar una fiesta en su hogar) es tan rápida de preparar como sabrosa. Fríe las gambas con bastante ajo y perejil e insértalas en palillos de barbacoa hasta hacer una auténtica brocheta. ¡Y ya está! Tus amigos quedarán encantados y sorprendidos.

Medallones de solomillo

Aunque a priori no lo parezca, esta cena de tapas en casa es muy sencilla de cocinar (y más fácil de devorar). Haz los medallones de solomillo con la salsa de carne que más te guste y luego, cuando estén dorados, sácalos de la sartén y pásalos por sésamo, como si quisieras rebozarlos. ¡Están geniales!

Chopitos o puntillitas fritas

A pesar de que creas que esta sea una de las recetas más sencillas, ¡no te confíes! Enharinar bien las puntillas (y con harina de calidad) puede ser todo un arte para que queden bien luego en el plato. También es importante que las eches a la sartén cuando el aceite esté muy caliente, no antes. Como puedes ver es una de las tapas para hacer en casa con el que hay que tener cierto cuidado.

Queso de cabra y sésamo

Otra receta simple pero muy sabrosa. Reboza unas bolitas de queso de cabra en miel y sésamo. Ponlas en la nevera y sírvelas frías. Están… impresionantes. De hecho, mucha gente los llama bombones de queso de cabra.

tapas-caseras

Rollitos de carpaccio de ternera

La delgada carne del carpaccio se presta a crear rollitos, saquitos y demás recipientes pequeños y comestibles para cocinar tapas en casa. En este caso vamos a envolver dátiles y hojas de rúcula a modo de rollito. La mezcla de sabores hará las delicias de tus comensales, ¡lo prometemos!

Langostinos empanados

Reboza langostinos en copos de maíz para que queden crujientes. Échalos en una sartén con aceite bien caliente y luego sácalos sobre papel de cocina para que se absorba un poco la grasa. Sírvelos con una salsa de soja y… ¡a devorar!

Como ves, para cocinar estas tapas caseras no necesitas grandes conocimientos culinarios. Con un poquito de cariño y ganas de hacer una buena reunión en casa, ¡es más que suficiente! Suscríbete a nuestra newslettery comparte este artículo con tus amigos para que se les vaya haciendo la boca agua.