manualidades-hojas-secas

¿Quién no hizo manualidades con hojas secas de otoño cuando era pequeño? Pues seguro que tus peques quieren pasárselo igual de bien que lo hacías tú. Aquí tienes algunas ideas para tener un rato súper divertido tanto al aire libre como en casa.

Un divertidísimo muñequito otoñal

Utilizad piñas, bellotas, y florecillas que encontréis por el suelo del parque para hacer un verdadero superhéroe del otoño. Pegad como base en el papel una hoja del tamaño suficiente como para que luego parezca la capa del muñeco. Luego agregad un poquito de cola y pega una piña alargada que haga de cuerpo, una bellota que haga de cabeza y dos ramitas pequeñas con flores secas en los extremos que hagan de brazos.

Como toque final, incorporad dos ojos móviles en la parte de la cara, una hoja rodeando el cuello (de alguna manera se tendrá que mantener la capa) y ya podréis presentar en sociedad a Superotoño, el nuevo superhéroe de la ciudad. Pegadlo en la lámpara quitamiedos de la habitación de los peques y tened claro que, a partir de ahora, él será el encargado de proteger el sueño de los que duerman en esa habitación.

Pintadas y estampadas en un papel

¡Súper sencillo! Esta actividad es perfecta para hacerla con los más peques. Sal al parque a recoger las hojas de árbol para tus manualidades que encontréis por el suelo y volved a casa cuando tengáis un buen puñado. Ahora coloreadlas con cualquier pintura líquida que tengáis por casa para luego estamparlas en un papel en blanco. ¡Será un bonito elemento decorativo para el rincón de lectura de los niños!

manualidades-hojas-secas

Trabajos manuales con hojas estilo collage

Esta actividad es muy sencilla, pero… ¡hay que echarle mucha imaginación! Y seguro que a los peques les sobra. Según las formas de las hojas que cojáis del parque, podéis combinarlas con pequeños dibujos para hacer figuras. Por ejemplo, dos que se parezcan entre sí pueden servir, al pegarlas enfrentadas en su base y dejando un hueco alargado entre ellas, como alas de una mariposa. Solo debéis dibujar en medio el delgado cuerpo con una pequeña cabecita con antenas al final y… ¡ya lo tenéis!

De la misma manera, una hoja muy redondeada puede servir como caparazón de una tortuga (solo habría que dibujar la cabeza y las patitas) o una alargada puede ser el ala de una paloma (si dibujáis el cuerpo y el pico). ¡Seguro que se os ocurren otras muchas combinaciones!

Con estas sencillas manualidades con hojas secas para niños seguro que ya tenéis entretenimiento para rato. Pero si queréis saber más actividades para hacer juntos (como hacer el reloj casero para aprender la hora), ¡no olvidéis suscribiros (bueno, tú, que seguramente tu peque no lo haga…) a nuestra newsletter!